Archivo de la etiqueta: provocaciones militares de Estados Unidos contra Norcorea

ANTÍDOTO NORCOREANO PARA LA GUERRA YANQUI

Por Manuel E. Yepe – Delegación de Periodistas Jubilados en La Habana – Cuba
Exclusivo para el diario POR ESTO! de Mérida, México. http://manuelyepe.wordpress.com/

La República Popular Democrática de Corea, Corea del Norte o Corea Comunista es uno de los blancos más sistemáticos de la propaganda peyorativa e injuriosa que acometen los medios que, a escala global controla el capitalismo.
Pero la RPDC no ha sucumbido nunca a las intimidaciones de Washington y esto le ha generado admiración,  por el hecho mismo de su supervivencia, y solidaridad, por la valentía con que enfrenta tanta propaganda en su contra en todo el mundo.bomba
Pyongyang jamás ha dado muestras de flaquear ante tamañas amenazas y, por el contrario, hasta se ha atrevido a desarrollar un reducido arsenal de armas nucleares para defenderse en caso de que Estados Unidos intente afirmar su dominio lanzando otra guerra como la que
llevó a cabo en los años cincuenta.
A raíz de las más recientes provocaciones militares de Estados Unidos contra Norcorea y la habitual firmeza de las respuestas de ésta, el periodista norteamericano Mike Whitney ha publicado un enjundioso artículo en la revista digital Counterpunch recordando que “Washington nunca ha hecho esfuerzo alguno por ocultar su desprecio por Corea del
Norte en los 64 años transcurridos desde que terminó la guerra y, en cambio, ha hecho todo lo posible para castigar, humillar y causar dolor en el país comunista”.
Washington ha sometido a la RPDC a la inanición, ha impedido que su gobierno tenga acceso a mercados y a capital extranjero, estranguló su economía con paralizantes sanciones económicas y hasta le ha instalado sistemas de misiles letales y bases militares  en la puerta de su propia casa.
Las negociaciones no tienen lugar –observa Whitney– porque Washington se niega a sentarse con un país que considera inferior.  Ahora, Estados Unidos ha acudido a China para solicitarle que transmita a Norcorea, a modo de ultimátum, una oferta que partiría del abandono de su programa nuclear, con la ilusoria esperanza de que Pyongyang Sigue leyendo