Archivo de la etiqueta: José Martí

José Martí: De su palabra en un 28 de enero

Por: Rosario Fernández –  Delegación de Periodistas Jubilados en La Habana

Mientras el júbilo de los cubanos es manifiesto en los medios de comunicación, la  curiosidad e insaciable deseo de adentrarse en el verbo martiano, me llevó a la Sección Constante, de “La Opinión Nacional” de Caracas,  el 28 de enero de 1882, cuando cumplía 29 años.[singlepic id=295 w=320 h=240 float=right]

Y es que el Martí nuestro y de América, posiblemente sin pensar en sí mismo se adentraba en lo otros, con su envidiable capacidad  de resaltar virtudes y expresar críticas.

De aquel  28 de enero, seleccioné algunos párrafos, que propongo a los lectores, como otra manera de recordar al insigne periodista un día de sus cumpleaños, lejos de La Habana donde vio por primera vez la luz:

“-Están en el Japón  en lucha abierta el budismo y el cristianismo. Como éste, amparado por el rey, gana terreno, acuden los budistas a todos los medios que pueden asegurar la permanencia de los japoneses en su antigua fe. A semejanza de lo que hacen los misioneros evangelistas en la capital de México…

…Al barón de Haymerié, que acaba de dejar vacante con su muerte la Presidencia de Ministros de Austria , y que fue notabilísima persona por su ingenio, por su lealtad y por una honradez tan acrisolada que el Emperador ha tenido que hacerse cargo de la educación de sus hijos….

…Los hermosos libros de Fernán Caballero, tan consoladores, y tan sanos y tan sabrosos de leer, y tanto más adecuados a figurar en el costurero  y en el velador de nuestras damas que las desconcertadas novelas de Pérez Escrich…

…. Francisca Hodgson Burnet es nombre que debe conservarse porque se hará ilustre. Entre los ingleses lo es y, que consumieron en pocos días 30 000 ejemplares de una de sus novelas.  Se asemeja a Fernán Caballero, como a Dickens, en el sincero amor con que ve a las clases pobres, en la vehemencia y verdad de sus emociones, en su complacencia en pintar cuadros populares y en su hábito de adornar de dotes la virtud a sus protagonistas.

… Como para aturdir el ruido de los dolores de la patria, están imprimiendo libros las prensas limeñas…Uno de los más recientes es un libro de poesías, en dos volúmenes: se llama “Clamores del Occidente” y el autor lleva un nombre conocido: Numa Pompilio Llona. Se distingue… por la sonoridad de sus versos, la osadía de sus concepciones y una especie de forzada sublimidad con que pinta la verdadera vibración poética a sus fantasías”.

Así era nuestro José Martí, sin haber llegado a la tercera década, cuando derramaba su hermosa prosa, para ensalzar o criticar desde periódicos de la época. La paciente obra investigativa, de sus estudiosos nos ha regalado  a lo largo del pasado siglo y este que comienza la fuente de inspiración de poetas pintores y patriotas.

Las Obras Completas nos ofrecen  ampliamente la cultura martiana, para aquellos cubanos, que desde los primeros grados de la enseñanza, aprenden a escribir José Martí y que a lo largo de sus vidas lo acompañarán, en nuestro país o fuera de Cuba -lamentablemente algunos que se marcharon, aún utilizan su verso para arremeter contra la tierra que parió al  Héroe y a  ellos mismos- aunque espero que  un día esos mismos se inspiren en la palabra martiana para felicitar el cumpleaños que niños, adultos y personas de la tercera edad, cada 28 de enero recuerdan  en simples versos: “Cultivo una rosa blanca, en julio como en enero, para el amigo sincero que me da su mano franca y para el cruel que me arranca el corazón con que vivo, cardos ni oruga cultivo, cultivo la rosa blanca..” para Darnos las manos, eso espera el José Martí nacido en su pequeña isla gigante el 28 de enero de 1853.

CONQUISTAREMOS TODA LA JUSTICIA

Por:  José Prado Laballós – Delegación Periodistas jubilados en La Habana[singlepic id=265 w=320 h=240 float=right]

Recientemente tuve el privilegio de escuchar a una adolescente de noveno grado explicar cómo se apropio de Martí. Y lo exponía con una sencillez conmovedora.

Todos los días-dijo- cuando apenas contaba cinco años de edad, pasaba, de la mano de mi padre, por un parque, en cuyo centro de elevaba una estatua sobre un alto pedestal y siempre me llamaba la atención. Un día le pregunté a mi padre: ¿ quién es ese hombre que está ahí arriba? Y él me respondió: ´Es José Martí, un gran patriota que luchó toda su vida por la independencia de Cuba. Debes quererlo y honrarlo, ¨porque se afirma un pueblo que honra a sus héroes´.

Poco después, cuando aprendí a leer, me interesaban especialmente todas las historias en que era protagonista nuestro ´Héroe Nacional´.

Un 28 de enero, fecha del natalicio de Martí, escribí una extensa composición sobre el ideario martiano. Tuve que leer mucho sobre él ¨ Apóstol¨ de nuestra independencia, y me maravillaba su extraordinaria capacidad como maestro, poeta, periodista, diplomático y patriota. Supe que fue representante diplomático de un país sudamericano, corresponsal de un periódico argentino y maestro de una nación centroamericana, donde lo llamaban ´Doctor Torrente¨, pues era como un torrente su prédica por la independencia de todo el mundo. Porque para él ¨ Patria es humanidad ¨. Sigue leyendo

A medio siglo de la Campaña de Alfabetización en Cuba

Crónicas

Por: José Prado Lavallós

[singlepic id=217 w=320 h=240 float=left] En este año 2011 se cumple medio siglo de la Campaña de Alfabetización que convirtió a Cuba en el primer territorio de América libre de analfabetismo.

La educación, que es la savia que nutre el alma de los pueblos, ha sido tarea cardinal de la Revolución Cubana desde sus inicios, consciente de que no puede ser libre y fuerte un pueblo ignorante.

Por algo los gobiernos oligárquicos y sus tutores, las potencias colonialistas e imperialistas, mantienen en la ignorancia a los pueblos para explotarlos y dominarlos.

Durante la Campaña de Alfabetización, efectuada en solo un año, fueron alfabetizados en Cuba todos sus iletrados, que eran unos novecientos mil. Pero no se detuvo ahí la labor educativa de la Revolución. Se crearon entonces miles de escuelas y centros escolares y se incorporaron a las aulas los recién alfabetizados y otros que sabían leer y escribir, pero no habían podido continuar asistiendo a la escuela.

No se hizo esperar el fruto de esa siembra de ideas y escuelas. Solo 17 años después, en 1978, el número de estudiantes en todos los niveles se había elevado, de 701 mil 612 en 1958, a un millón 922 mil, y la cantidad de estudiantes de nivel medio había crecido, de 88 mil en 1958 a un millón 043 mil.

Hoy más de un millón de cubanos poseen títulos universitarios y el nivel medio  de la población cubana rebasa el noveno grado.

Entretanto, decenas de miles de especialistas, utilizando el método Yo sí puedo han alfabetizado a más de dos millones de latinoamericanos. Cumplimos así el mandato martiano de que todo hombre al nacer tiene el derecho de que se le eduque, y después el deber de contribuir a la ecuación de los demás.

La Revolución Cubana ha tenido en el ideario de nuestro Héroe Nacional, José Martí, una guía insuperable para elevar la educación y la cultura del pueblo cubano y promoverlas y apoyarlas en otras naciones del mundo

Cito a continuación algunos de los conceptos de Martí sobre la educación, la escuela y el maestro, expresados hace más de un siglo, pero que conservan su vigencia

…un pueblo instruido será siempre libre y fuerte

…El pueblo más feliz es el que tiene mejor educados a sus hijos.

…La enseñanza es, ante todo, una obra de infinito amor.

…No fructifica la educación si no es continua y constante.

…Saber leer es saber andar, saber escribir es saber ascender.

…La escuela es una fragua de espíritus

…Hombres recogerá quien siembre escuelas.

…La ignorancia hace bárbaros a los hombres.

Siempre el mismo enemigo

Por Pedro Meluzá López

Un pensamiento cardinal prevalece en los principales forjadores de la independencia cubana, desde Yara en 1868 hasta nuestros días.

En aquellos años del siglo XIX el enemigo era la metrópoli española, aunque ya se vislumbraba que el principal peligro lo constituían Estados Unidos y su entonces en ciernes imperialismo.

Hoy no existe el colonialismo hispano, pero el adversario sigue siendo “el norte revuelto y brutal que nos desprecia”, como lo calificó José Martí.

Fue el Padre de la Patria Carlos Manuel de Céspedes, de los primeros en alertarnos acerca de los vecinos sajones, cuando dos años después del inicio de la Guerra de los Diez años señaló que “el secreto” de la política de Estados Unidos “es apoderarse de Cuba”.

En julio de 1896, el Titán de Bronce Antonio Maceo escribía a un coronel mambí amigo: “Tampoco espero nada de los americanos; todo debemos fijarlo en nuestros esfuerzos; mejor es subir o caer sin ayuda que contraer deudas de gratitud con un vecino tan poderoso”.

Más adelante, en ese año le confesaría a un amigo que el triunfo independentista “traería aparejada la felicidad del país, si se alcanza sin la intervención extranjera”.

El “norte revuelto y brutal” del que alertó Martí vuelve a inscribirse, ya en la manigua cubana,  en el testamento político del Héroe Nacional, en mayo de 1895:

“…ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país y por mi deber—puesto que lo entiendo y tengo ánimos con que realizarlo—de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extienda por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América. Cuanto hice hasta hoy, y haré, es para eso.” Sigue leyendo

El éxito está en el camino

Por Berta Reinoso Fotos: Sergio Abel

[singlepic id=196 w=150 h=150 float=left]Una periodista  destacada en el sector, me comentó en la ceremonia donde fui condecorada con la Distinción Félix Elmuza, “me sorprendí cuando te vi, pensé que hacía mucho habías recibido esta Distinción” y solamente respondí, “no la tenía”, pero en mi mente pensaba que como la lluvia tardía, llegó a nuestras vidas este homenaje de la Unión de Periodistas de Cuba a trece profesionales miembros del Grupo Asesor de la UPEC, por la labor sostenida y relevante durante muchos años en el sector.

Como la lluvia tardía que da vigor a las plantas, así la recibimos. Fue una tarde de bienestar para nuestras vidas, de verdadero júbilo y emoción,  y damos gracias al Grupo Asesor o Grupo de Jubilados de la UPEC , porque ha marcado un estilo de vida exitoso, y envuelve a cada miembro en un continuo aprovechar las circunstancias, las oportunidades, para darle a conocer a cada integrante su sentido de pertenencia a un grupo profesional. Sigue leyendo