Archivo de la etiqueta: Curiosidades

EL HISTORICO CINISMO IMPERIALISTA

Por:  José Prado Laballós Miembro de la Delegación de Periodistas Jubilados en La Habana

[singlepic id=259 w=320 h=240 float=right]

El presidente norteamericano, Barack Obama, anunció recientemente que Estados Unidos se retira de Iraq y que lo hace “con la cabeza en alto”, es decir, con satisfacción y orgullo.

¿De qué siente satisfacción, de los cien mil o más civiles muertos por los soldados estadounidenses? ¿De los cinco mil jóvenes norteamericanos que regresaron de la guerra en ataúdes? ¿O de los enormes destrozos causados en ese país árabe?.

Nadie puede olvidar que esa guerra, iniciada hace una década por el entonces presidente, George W. Bush, se libró sobre la mentira de que Iraq poseía armas de destrucción masiva.

A nadie deben extrañar las declaraciones de Obama. La mentira, el cinismo, la prepotencia, la hipocresía, la intromisión en los asuntos internos de otros países y la guerra han sido las características fundamentales de la política exterior de Estados Unidos desde su constitución en república, en 1776.

No había transcurrido una década de ese acontecimiento cuando en 1785 uno de los fundadores que después fue presidente, John Quincy Adams, proclamó la llamada Doctrina del Destino Manifiesto, según la cual Estados Unidos “había sido escogido por la Providencia para dirigir el mundo”. Sigue leyendo

Aún 18 TERRITORIOS están COLONIZADOS

Por:  Pedro Meluzá López – miembro Delegación Periodistas Jubilados en La Habana[singlepic id=263 w=200 h=130 float=left]

En pleno siglo XXI y a más de 50 años de la descolonización proclamada a bombo y platillo por la Asamblea General de Naciones Unidas, 18 territorios aún permanecen bajo el yugo colonial.

Esta lentitud de progresos en materia de descolonización es un reflejo de la falta de voluntad política para la plena aplicación de la resolución 1514 de la ONU aprobada el 14 de diciembre de 1960 y que postulaba el derecho de libre determinación y la necesidad de poner fin “rápida e incondicionalmente al colonialismo”. Ochenta países la alcanzaron, 16 de Africa en ese propio año,  pero…

¿Cuáles son esos territorios que siguen aún sin independencia?

Nombre UbicaciónNación colonial
AnguilaCaribeGran Bretaña
Bermudas
GibraltarAtlántico
GuamPacíficoEstados Unidos
Islas CaimánCaribeGran Bretaña
Islas MalvinasSuramérica
Islas Turcas y CaicosCaribe
Islas Vírgenes Británicas
Islas VírgenesEstados Unidos
MonserratGran Bretaña
Nueva CaledoniaOceaníaFrancia
PitcairnGran Bretaña
Puerto RicoCaribeEstados Unidos
PalestinaOriente medioIsrael-EE.UU
Sahara OccidentalÁfrica norteMarruecos
SamoaPacíficoEstados Unidos
Santa ElenaAtlánticoGran Bretaña
TokelauOceanía

Como se aprecia, el imperio británico ocupa 11 de los 18 territorios, seguido por Norteamérica con cuatro. Ocho están ubicados en el Mar Caribe.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, reconoció recientemente que la organización está en deuda. Según versión de BBC Mundo, el funcionario manifestó:

“Aún quedan territorios no autónomos en el programa de Naciones Unidas. (Hasta que) su condición política no se resuelva satisfactoriamente, los ideales de la Declaración de la Asamblea General sobre Descolonización seguirán sin cumplirse”.

Instituyen oficialmente religión bantú en Cuba

Por Ismael Tantaw

La religiosidad en Cuba es un tema que atrapa no solo a los estudiosos, nacionales y foráneos, de nuestras raíces, las raíces del cubano, sino a todo hombre que defiende [singlepic id=218 w=113 h=185 float=left]lo que lo identifica como individuo perteneciente a una etnia, a un grupo humano. La que le aportaron sus ancestros.

Me acuerdo de nuestro Poeta Nacional, Nicolás Guillén, quien con sapiencia y corazón nos recuerda en su memorable Balada de los dos abuelos, el blanco y el negro, cada cual con su acervo, su carga cultural, lo que somos hoy gracias a esa combinación que fortalece nuestra esencia espiritual.

Comienzo con estas palabras mi comentario porque me dio pie para hacerlo lo que escuché en la sede de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) cuando un hombre, quizás de poco más de sesenta años, afirmaba “será constituida oficialmente la Asociación Religiosa Bantú de Cuba” o lo que es lo mismo Mpungo Wuari.

Lo dijo con esa euforia que contagia y que provoca la pregunta, la indagación. Quien así se expresaba resultó ser quien sería presidente de la mencionada asociación religiosa, Aldo Durares Román, un cubano sencillo, descendiente bantú, cuya responsabilidad le da la categoría de Tatandy, es decir, de Rey en lengua de esa etnia.

El bantú, segundo grupo en importancia de los cultos de origen africano en Cuba, vivió estrechamente con los de otras etnias, particularmente con los yorubas y lucumíes. Presencia cultural extendida en la comunidad de pueblos del África oriental, central y austral cuyos primeros asentamientos en nuestra Isla tienen lugar a partir de la segunda mitad del siglo dieciocho.

Como religión de origen africano forma parte del amplio espectro de la religiosidad popular generada por hombres y mujeres que siglos atrás fueron traídos como esclavos y pertenecían a la amplia familia africana de los pueblos de lengua bantú.

Estuvimos allí, en la sede de la Casa de África, en La Habana Vieja, donde tuvo lugar el acto constitutivo de la institución o nuevo espacio de participación social al amparo de las regulaciones constitucionales en el que pueden unirse todos los religiosos de origen bantú (paleros, espiritistas, santeros, entre otros) y por qué no, conocer más acerca de nuestro abuelo negro.

Nuestro Idioma – Bantuísmos

Por: José Prado Lavallós

Se sabe que el español que hablamos en Cuba abundan los anglicismos, los galicismos y los [singlepic id=194 w=133 h=160 float=right]cubanismos, pero seguramente muchas personas no sepan que también existen bantuísmos (de origen bantú, africano).

En el Diccionario de bantuísmos, elaborado por Gema Valdés y Myddri Leyva, se registran nada menos que 263 palabras de origen bantú que se emplean en Cuba. Desde “ampanga”, que es la primera, hasta “zunzún”, que es la última en la lista.

Veamos el siguiente párrafo:

El viejo “cañengo” de la “cachimba”cogió su “bongó” y formó una “cumbancha”, donde no faltaron la “conga”, el “changuí” y el “guaguancó”. Un niño “bitogo” y un amigo suyo que está en la “fuácata”, soltaron la “gandinga” bailando, hasta que se formó el “titingó”.

Todas las palabras entrecomilladas , once, son bantuísmos de uso frecuente en Cuba.

En próxima ocasión me referiré a nuevos bantuísmos, no tan frecuentes, con sus correspondientes significados. Todos estos términos están extraidos de la iluastrativa obra arriba mencionada, que fue patrocinada por el Instituto de Investigación cultural Juan Marinello.

Tres vicios del idioma: como, para nada y la autopregunta

DEL LENGUAJE

José Prado Laballós

Hoy me voy a referir a tres vicios del idioma que se han puesto de moda en nuestros medios: como, para nada y la autopregunta

Ya se ha generalizado el uso innecesario de la preposición como:

Cristina Fernández fue elegida como presidenta de la argentina.

Caridad Suárez fue seleccionada como Vanguardia Nacional.

Ese como sobra y, además, crea alguna confusión.

En nuestro idioma existe una palabra muy corta y contundente para negar: NO. No se por qué nos empeñamos en sustituirla por para nada:

En cuanto a la autopregunta, ponga atención y verá frecuentemente que el orador se autopregunta algo. Ejemplo:

Estoy seguro de que resolveremos ese problema, ¿Por qué digo esto? Porque tenemos la voluntad para hacerlo. Suprima la pregunta y verá que queda mejor.

CURIOSIDADES.

La palabra oía, del verbo oír, tiene tres sílabas: o-í-a.

Diversos usos de la palabra si:

Si llegas tarde no te esperaré.

Si, no te esperé porque llegaste tarde.

Cuando volvió en sí no reconoció a nadie.

Si, es la séptima nota musical.

Tomó el dulce para sí.

La Huella de los AFRICANOS

Por: Alberto Pozo Hernández – Ilustración Blanquito

Todavía hoy existen confusiones y dudas acerca de las etnias y procedencia de los grupos africanos traídos a Cuba como esclavos. Como eran adquiridos por los negreros en ciertos puntos de concentración o factorías en las cosas del llamado Continente Negro, los denominaban según el punto geográfico en  que se  encontraban enclavadas.

[singlepic id=188 w=638 h=296 float=center]Los “buscadores de esclavos seguían la inviolable regla de mezclar los grupos aunque sus dialectos fueran diferentes o, incluso, tuvieran rivalidades los unos con los otros. Mejor: el objetivo era impedir la unidad”.

Con el paso del tiempo, muchos procedían de segundos viajes, de puertos de embarque en el continente americano. Y a todo lo anterior se unía la carencia de informaciones consecutivas y fiables. Razones existían para la no confiabilidad y la duda. Sigue leyendo

Desde el principio LOS ARABES

Por: Alberto Pozo Hernández – Ilustración Raúl García Valdés[singlepic id=186 w=387 h=523 float=right]

Conjuntamente con otros invasores españoles de la América, que sucedieron a los viajes de Colón, llegaron innumerables árabes, dentro de ello a Cuba, huyéndole, después de vencidos en la Península, a la terrible Inquisición. Trajeron sus ciencias y su cultura, muy superiores a las de sus vencedores españoles. Y ello se reflejó en todas las especialidades de las ciencias y las artes, sobre todo en ese híbrido que es la arquitectura. Recorrer el Centro Histórico de la también llamada Habana Vieja, está reflejada en los palacios y grandes construcciones restaurados.

Los árabes, Andalucía y su reflejo en Cuba

Al fijarnos en la arquitectura de los palacios habaneros restaurados, en sus patios interiores, en sus balconaduras, en sus arcos… sentimos el reflejo de Andalucía, de sus ciudades, como Córdoba y Granada… donde la huella árabe marca lo imperecedero de sus construcciones. Igual ocurre en el Centro Histórico de la Habana, y en las ciudades del interior. En Cienfuegos, por ejemplo, el Palacio del Valle; en Manzanillo, en su inigualable glorieta de su parque central, y así en cada una de nuestras primeras poblaciones.

La Huella de los Andaluces (II)

“ANDALUCES”
POCO A POCO SE IMPUSIERON OTRAS REGIONES…CARACTERISTICAS PERMANENTES EN CUBA

Por Alberto Pozo – Ilustración Blanquito
Tres viajes más comandó Cristóbal Colón, y siempre la mayoría fue andaluza.[singlepic id=179 w=409 h=600 float=right]
Aún en el siguiente siglo, el XVII, los andaluces compartieron con los canarios el 70% de los emigrantes hacia Cuba. Los isleños siguieron acentuando su presencia en pos de las abundantes tierras feraces que tanto escaseaban en Canarias, alcanzando en el siglo XVIII el 46% de los arribantes a Cuba, mientras los andaluces se relegaban al segundo lugar, con el 24% de los llegados a estas tierras.
A partir del siglo XIX, va descendiendo aún más su presencia, con el 12%, ocupando los canarios definitivamente el primer lugar, con el 32%, seguidos de los asturianos y gallegos, con el 12%, iniciando, los catalanes su ascenso, con el 10%.
A partir de mediados del siglo XIX, el poder español eliminó las trabas legales que afectaban a las regiones periféricas para emigrar, lo que invirtió la situación. Sigue leyendo

La Huella de los Andaluces (I)

“LA ANDALUZA”

Por Alberto Pozo – Ilustración Blanquito
El hecho de ser Palos de Moguer, puerto de Andalucía, el punto de partida de Cristóbal Colón para su [singlepic id=180 w=443 h=400 float=right]viaje hacia los países de las especias, permitió a los andaluces mostrar una temprana ventaja numérica en la expedición.
Por tanto, en los inicios de la presencia española en Cuba, constituyeron el primer grupo de inmigrantes durante todo el siglo XVI, con más de la tercera parte de los expedicionarios.
Pero si agregáramos todo el sur y centro de España (Extremadura, Castilla la Nueva, Castilla la Vieja y León), en cifras redondas alcanza el 80 por ciento. Nos podemos percatar que la España periférica (gallegos, asturianos, vascos, catalanes) apenas está presente en los primeros tiempos del Descubrimiento.
¿Por qué esta  mayoría andaluza? Obedeció a circunstancias históricas. Cuando el proyecto de Cristóbal Colón fue rechazado por la corona portuguesa (1483), el futuro almirante decidió presentarse ante la corte de Francia.Sin embargo, se dirigió primero a Huelva, ciudad de Andalucía, ciudad donde vivía la hermana de su fallecida esposa, para dejarla al cuidado de su hijo, Diego.
A su paso por la villa de Palos se alojó en el convento de la Rábida, donde su prior, Juan Pérez, simpatizó con la idea de Colón de llegar al Asia navegando al oeste. ¡Y dio la casualidad que gozaba de la distinción de la reina Isabel la Católica por haber sido su  confesor! Sigue leyendo

La Huella de los Castellanos II

Su trascendencia en Cuba… Presencia cualitativa

Por Alberto Pozo – Ilustración Blanquito
En el segundo lugar en emigración, después de los andaluces, en el primer período de la conquista, ya en el segundo período, de 1701 a 1800, el porcentaje sólo fue el 6,77 por ciento, muy bajo en general y, sobre todo, comparado con Islas Canarias (45,71%), Andalucía, (23,82%) y Galicia, (7,36), datos según fuentes constituidas por archivos parroquiales. Sin embargo, en el período [singlepic id=181 w=310 h=500 float=left]1801-1900 subió ligeramente al 12, 3%.
Al fundarse la república neocolonial, atraídos por las inversiones norteamericanas (el mito del paraíso), vino un aluvión de españoles, más de medio millón, que cesó al surgir la crisis mundial de 1929. Pero los grupos mayoritarios fueron gallegos, asturianos, catalanes, vascos y canarios.
Entonces, de acuerdo con las cifras de inmigración ¿no tuvo trascendencia Castilla en la colonia cubana? El peculiar modo de producción castellana se manifestó en Cuba mediante la identificación de la riqueza por la posesión de tierras y de acuerdo con la procedencia social, aunque adecuado a las nuevas condiciones geográficas e históricas.
Desde el punto de vista jurídico, las leyes se dictaban en Castilla. Sigue leyendo

La Huella de los Castellanos (I)

Por Alberto Pozo – Ilustración Blanquito
“Yo entro a la empresa por mi corona de Castilla, y empeñaré [singlepic id=182 w=339 h=400 float=right] mis joyas para levantar los fondos necesarios”. Así respondió Isabel la Católica a su marido, el rey Fernando de Aragón, cuando él se negó a apoyar el proyecto de Cristóbal Colón de llegar al Asia, más propiamente a la tierra de las especias. En realidad, en esos momentos, Fernando centraba su atención en la conquista de Italia.
Pero cuando se efectuaba esa reunión con el futuro Almirante de la Mar Océana, ya había ocurrido un hecho trascendental y peligroso  para la aspirada hegemonía española en el mundo: los portugueses habían llegado al cabo de Buena Esperanza, en el cono sur de África,  y tal conquista les abría el camino a la tierra añorada.
Europa estaba desbancada en esos tiempos, el oro y la plata se les había ido en el pago de las especies a manos infieles. Y es que la pimienta, el clavo, la nuez moscada, el jengibre, la canela… le daban un sentido especial a la alimentación transformando el acto biológico, monótono, en el placer de comer. Sigue leyendo

La Huella de los Aborígenes

Por Alberto Pozo – Ilustración Blanquito
Las últimas investigaciones plantean que los primeros aborígenes en Cuba llegaron desde la Florida, hace unos 12 mil años, aprovechando la última congelación o glaciación que hizo descender las aguas en no menos de cien metros, en el Caribe, uniendo prácticamente La Florida, Las Bahamas y Cuba. Eran los mismos mongoloides que llegaron a la América por la península de Bering y fueron descendiendo hasta toda la América.[singlepic id=183 w=248 h=330 float=left]
Posteriormente, hace unos 4 mil 500 años, y ya el mar subido a la misma altura de hoy, arribaron a Cuba oleadas del mismo tipo mongoloide desde las hoy Nicaragua, Honduras y Venezuela. Y hacia el año 600 de nuestra era, saltando de isla en isla de las Antillas Menores, hicieron su aparición los taínos, procedentes de la Amazonía. Sus últimas oleadas llegaron apenas unas pocas decenas de años antes de Cristóbal Colón. Primero en Banes, después en Mayarí y posteriormente avanzando hacia el occidente, los taínos fueron, para su desgracia, sorprendidos en 1510 por las huestes conquistadoras de Diego Velázquez.
Se plantea que, más o menos, se extinguieron (eran primitivamente unos 100 mil)  debido al exceso de trabajo a que los sometían los españoles,  a las enfermedades traídas por los invasores, Sigue leyendo

Nuestro Idioma (I)

Por José Prado Lavallós

El español es nuestro idioma y también el idioma nacional de numerosos países, sobre todo en América Latina. Forma parte de nuestra identidad y es un importante factor de unidad de lo que Martí llamó Nuestra América. Los países, no obstante,vtienen ciertas [singlepic id=173 w=167 h=167 float=right]formas de expresarse, y aún regiones de una misma nación lo hacen de maneras diferentes.

Por otra parte, existen, y siempre han existido, pecualiares maneras de hablar de los jóvenes que no son del dominio de las demás personas.

Linguistas, sociólogos y otros defensores de la pureza del idioma español no se alarman por eso.

No soy un especialista del tema, pero como ejerzo el periodismo desde hace muchos aós, y, por lo tanto, mi instrumento de trabajo es el idioma, tengo opiniones al respecto.

La primera es que el español es un idioma tan rico que siempre se pueden encontrar palabras adecuadas para que todos nos entendamos:

jóvenes y viejos, cubanos o no. Está claro que el idioma es algo vivo y en constante lucha entre el conservadurismo y el creativismo. Los grandes cambios sociales y los prodigiosos avances científicos y técnicos enriquecen y modifican el lenguaje de los pueblos.

Mucho se discute acerca de lo que debe considerarse un leguaje correcto. Para algunos es lo que resulte comunicativo, que cualquiera puede entender. Si un intelectual en la conversación solo emplea palabras que no son de uso común (cultas) no podemos decir que sea incorrecto su lenguaje, pero no lo entenderán sus interlocutores de más bajo nivel cultural. Y lo mismo ocurre a la inversa, cuando se emplean palabras de la jerga popular. (Continuará… en proximas ediciones)

Nuestro Idioma (II)

Por José Prado Lavallós
Regreso a mi primera opinión: ni hiperculto ni populachero. Siempre habrá palabras para expresar ideas de manera comprensible para todos, sin perjuicio de qie maticemos el discurso con expresiones [singlepic id=172 w=212 h=131 float=left]típicas del ambiente en que se desenvuelven los interlocutores. No se trata de que proscribamos el uso de palabras que comenzaron siendo regionalismos y con el tiempo terminaron por imponerse. Lo que considero inaceptable es que a palabras del idioma que existen desde hace mucho tiempo se les atribuya un significado que no tienen. Y eso es lo que está aconteciendo en nuestros medios de comunicación.
Para nadie es un secreto la influencia que ejerce la televisión en el leguaje cotidiano. Basta ver cómo se multiplica el empleo incorrecto de palabras que se escucharon por primera vez en la tv.
Un ejemplo: a alguien se le ocurrió un día decir jornada en lugar de día, que no es igual, y poco después vemos que se emplea con ese significado en todas partes.Una fornada puede tener varios días (Jornada Camilo Che) y un día puede tener más de una jornada (jornada de la mañana, de la tarde, de la noche). En consecuencia hemos escuchado expresiones como las citadas a continuación: “Impresionante jornada de crímenes en Bagdad”,”Felicitaciones a fulano en su jornada de cumpleaños”, en las que el término se usó de manera incorrecta.
Les prometo que continuaremos con notas dirigidas a mejorar el empleo de nuestro rico Idioma.

Y ME HICE PERIODISTA

Por:  José Prado Laballós

Pienso que mi interés por el periodismo surgió cuando yo contaba solo nueve años de edad, y por las calles de Guantánamo “voceaba” el periódico “Adelante”, que creo que se editaba en Camagüey, así como las revistas “Bohemia” y “Carteles”.

Años después, cuando estudiaba en la Escuela Normal para Maestros de La Habana (1938-42) elaboraba un periodiquito mecanografiado donde contaba incidentes divertidos que habían tenido como protagonistas a estudiantes del aula.

Ya graduado de maestro, cuando comencé a laborar en una escuela estatal de La Habana (1946) fundé con los alumnos de sexto grado un “periódico”
con informaciones escolares que un padre nos reproducía en mimeógrafo y yo era el editorialista. Los distribuíamos entre estudiantes y maestros de varias escuelas cercanas.

No fue hasta 1950 que pude ingresar en la Escuela Profesional de Periodismo Manuel Márquez Sterling”, donde además de recibir las clases teóricas, imprimíamos un tabloide semanal con todas las secciones de los periódicos de entonces. Me costó mucho trabajo graduarme (1954) no solo porque disponía de poco tiempo para estudiar, sino porque a los profesores, que eran muy competentes en general, no les interesaba que se graduaran muchos periodistas, que después podrían ser sus competidores.

La censura establecida por la tiranía de Fulgencio Batista impidió que ejerciera la profesión. Sólo después de 1959 pude hacerlo sistemáticamente. Por cierto, los primeros 26 años lo hice en Prensa Latina y Radio Habana Cuba, que como sabemos, transmiten para el exterior. Por eso, hasta que en los últimos cinco años de mi vida laboral ejercí el periodismo en Trabajadores, era más conocido fuera que dentro de Cuba.

El “entierro” del Diario de la Marina

Por: José Prado Lavallós

 El pasado 12 de mayo se cumplieron 50 años de un singular acto relacionado con nuestra profesión: “el entierro simbólico de El Diario de la Marina”  durante una concentración popular de más de 100 000 personas en la  escalinata universitaria y sus alrededores.

 Fundado en el siglo XIX por una reaccionaria familia española, era una  especie de vocero del gran capital y por ser defensor de todas las  causas impopulares se granjeó el odio del pueblo. Una de sus más  abyectas publicaciones fue un editorial en que festejaba la muerte en combate de Antonio Maceo. Se decía entonces que El Diario de la Marina era el único mal que había durado más de 100 años.

 Después del triunfo de la Revolución mantuvo la misma línea editorial y publicaba en sus páginas comentarios y noticias contra las leyes de beneficio popular. Como no podían oponerse a esa publicación, los trabajadores del periódico, mayoritariamente revolucionarios, inventaron la (coletilla), nota que colocaban al pie de los comentarios expresando su oposición a lo publicado por la dirección del periódico.

 En los primeros meses de 1960 los dueños de El Diario de la Marina abandonaron el país y sus modernos equipos quedarn en manos de los trabajadores revolucionarios.

Curiosidades periodísticas

Por: José Prado Lavallós

 En mi vida profesional leí muchos titulares de periódicos muy curiosos y pies de foto muy ingeniosos.

 He aquí algunos.

 EN CUBA:

 • En venta “Mujeres”
            desde mañana (claro, la revista “Mujeres” )

 • Carnetizados todos
    los cederistas  (todos tienen carné)

 EN BRASIL:

 • Mató a su madre sin razón (¿existe alguna?)

 • Fluminense ganó, pero perdió
 (el equipo de fútbol ganó el partido pero no anotó los goles necesarios para ganar el campeonato)

 • Le dieron 60 puñaladas,
 pero sola una era mortal (¡menos mal!)

 • El Presidente en Pelotas
 (Pelotas es una ciudad del país)

 EN MÉXICO:
 • Recibió ALM a JK en la AMB (Adolfo López Mateos, Juselino Kubitchek y Asociación México-Brasil)

El director de un reaccionario periódico de Río de Janeiro le pidió a uno de sus periodistas (que era izquierdista) que pusiera en su sección algo a favor del régimen taiwanés y contra la República Popular China y el periodista cumplió así la orientación:

 Publicó una foto de la isla con el siguiente pie: esta es la isla de Taiwán, donde 12 millones de patriotas combaten a 1 100 millones de traidores.

En la misma página de un periódico francés publicaron una noticia con una foto del Primer Ministro de un país vecino, y otra información sobre la llegada de un circo con la foto de un elefante que con una gran brocha se enjabonaba la cara. Por uno de esos “empastelamientos”,   que lamentablemente ocurren algunas veces, los pies de las fotos se cambiaron, lo que motivó una airada protesta del Primer Ministro y la exigencia de una rectificación. Al día siguiente el periódico publicó la siguiente aclaración: por un lamentable error ayer se cambiaron los pies de la página 8. Aclaramos que el elefante es el de la foto de la derecha.

CURIOSIDADES – Portada de un santoral impreso atesorado por la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí

[singlepic id=97 w=504 h=239 float=center]

Por: Rosario Fernández<!–[if gte mso 9]> Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4 <![endif]–><!–[if gte mso 9]> <![endif]–>

Por considerarlo una  curiosidad que atesora la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí,  les presentamos la portada de  un santoral impreso  cuya marca tipográfica del colofón, confirma  su realización por Georgi Coci y de su procedencia, la ciudad española de Zaragoza.
La Investigadora Agregada Olga Vega, refiere que  se trata de un libro arcaico porque ha sido producido en el período inmediatamente posterior al de los incunables, o sea, el comprendido entre los años  1501 y 1525, recibiendo la denominación de incunable porque sus características son similares a las de los primeros impresos en el Siglo XV.

Si vienes por la Biblioteca, puedes interesarte en más datos sobre esta curiosidad, también la revista digital Librínsula de la propia Biblioteca ofrece otros detalles del santoral.

El Arroz Congrí es Haitiano

Por: Alberto Pozo

El sabroso Arroz Congrí, del que tanto gustamos los cubanos, es de procedencia haitiana. Proviene de la unión de las palabras “congo e ritz”. Lo de congo porque así llamaban a un tipo de arroz que ellos cultivaban. Y lo de ritz que significa arroz.

Lo introdujeron en la zona oriental del país cuando algunos haitianos como esclavos aún de colonos franceses que huían de la Revolución Haitiana hacia las montañas alrededor de Santiago de Cuba, comenzaron a cocinarlo en nuestra tierra.