Archivo de la etiqueta: Culturales

En el Centro Histórico de La Habana: México, orquídeas, Habana Radio y “La Luz”

Por Eduardo Yasells
Fotos:  Lourdes M. Serra

La cita inicial de los periodistas jubilados de la delegación Grupo Asesor de la UPEC en el mes de mayo, un mes dedicado a las flores y a las madres, fue en la Casa de México o del Benefactor Benito Juárez, en la esquina de Obrapía y Mercaderes, vivienda colonial del siglo XVIII restaurada e inaugurada en 1988 por la Oficina del Historiador de la Ciudad para divulgar la historia y la cultura de ese país; está ubicada en el denominado por los especialistas “Cinturón de Oro” de La Habana Vieja. [singlepic id=219 w=207 h=259 float=right]

Las colegas eran la gran mayoría, pues con toda intención se les invitó por celebrarse,  el segundo domingo de mayo, el Día de las Madres, instituido en el pasado siglo en Cuba por el periodista Víctor Muñoz Riera (1873-1922).

Tras un desayuno criollo servido a las 9 a.m., la persona dedicada a recibirnos nos mostró en el típico patio interior un gran mural, obra de cinco jóvenes mexicanos que resumieron plásticamente el arte y tradiciones de ese país.

De la planta alta salían voces de niños y niñas, pues a esa hora sesionaba un aula museo con alumnos de una escuela primaria cercana. También en los altos hay salas de exposiciones transitorias de la cultura mexicana de todos los tiempos y la biblioteca Adolfo Reyes.

[singlepic id=221 w=285 h=196 float=left] Feliz coincidencia de nuestra visita con la   inauguración de la Segunda  Exposición Nacional de Orquídeas, en el patio central y las amplias galerías de la Casa, bajo los auspicios de la Oficina del  Historiador de la Ciudad y la Sociedad Botánica de Cuba: una rica variedad de esta flor que con sus colores y perfume rindió también homenaje a las madres presentes, las que tuvieron la oportunidad de participar en una encuesta sobre la especie de su preferencia. Sigue leyendo

Instituyen oficialmente religión bantú en Cuba

Por Ismael Tantaw

La religiosidad en Cuba es un tema que atrapa no solo a los estudiosos, nacionales y foráneos, de nuestras raíces, las raíces del cubano, sino a todo hombre que defiende [singlepic id=218 w=113 h=185 float=left]lo que lo identifica como individuo perteneciente a una etnia, a un grupo humano. La que le aportaron sus ancestros.

Me acuerdo de nuestro Poeta Nacional, Nicolás Guillén, quien con sapiencia y corazón nos recuerda en su memorable Balada de los dos abuelos, el blanco y el negro, cada cual con su acervo, su carga cultural, lo que somos hoy gracias a esa combinación que fortalece nuestra esencia espiritual.

Comienzo con estas palabras mi comentario porque me dio pie para hacerlo lo que escuché en la sede de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) cuando un hombre, quizás de poco más de sesenta años, afirmaba “será constituida oficialmente la Asociación Religiosa Bantú de Cuba” o lo que es lo mismo Mpungo Wuari.

Lo dijo con esa euforia que contagia y que provoca la pregunta, la indagación. Quien así se expresaba resultó ser quien sería presidente de la mencionada asociación religiosa, Aldo Durares Román, un cubano sencillo, descendiente bantú, cuya responsabilidad le da la categoría de Tatandy, es decir, de Rey en lengua de esa etnia.

El bantú, segundo grupo en importancia de los cultos de origen africano en Cuba, vivió estrechamente con los de otras etnias, particularmente con los yorubas y lucumíes. Presencia cultural extendida en la comunidad de pueblos del África oriental, central y austral cuyos primeros asentamientos en nuestra Isla tienen lugar a partir de la segunda mitad del siglo dieciocho.

Como religión de origen africano forma parte del amplio espectro de la religiosidad popular generada por hombres y mujeres que siglos atrás fueron traídos como esclavos y pertenecían a la amplia familia africana de los pueblos de lengua bantú.

Estuvimos allí, en la sede de la Casa de África, en La Habana Vieja, donde tuvo lugar el acto constitutivo de la institución o nuevo espacio de participación social al amparo de las regulaciones constitucionales en el que pueden unirse todos los religiosos de origen bantú (paleros, espiritistas, santeros, entre otros) y por qué no, conocer más acerca de nuestro abuelo negro.

La Huella de los AFRICANOS

Por: Alberto Pozo Hernández – Ilustración Blanquito

Todavía hoy existen confusiones y dudas acerca de las etnias y procedencia de los grupos africanos traídos a Cuba como esclavos. Como eran adquiridos por los negreros en ciertos puntos de concentración o factorías en las cosas del llamado Continente Negro, los denominaban según el punto geográfico en  que se  encontraban enclavadas.

[singlepic id=188 w=638 h=296 float=center]Los “buscadores de esclavos seguían la inviolable regla de mezclar los grupos aunque sus dialectos fueran diferentes o, incluso, tuvieran rivalidades los unos con los otros. Mejor: el objetivo era impedir la unidad”.

Con el paso del tiempo, muchos procedían de segundos viajes, de puertos de embarque en el continente americano. Y a todo lo anterior se unía la carencia de informaciones consecutivas y fiables. Razones existían para la no confiabilidad y la duda. Sigue leyendo

Desde el principio LOS ARABES

Por: Alberto Pozo Hernández – Ilustración Raúl García Valdés[singlepic id=186 w=387 h=523 float=right]

Conjuntamente con otros invasores españoles de la América, que sucedieron a los viajes de Colón, llegaron innumerables árabes, dentro de ello a Cuba, huyéndole, después de vencidos en la Península, a la terrible Inquisición. Trajeron sus ciencias y su cultura, muy superiores a las de sus vencedores españoles. Y ello se reflejó en todas las especialidades de las ciencias y las artes, sobre todo en ese híbrido que es la arquitectura. Recorrer el Centro Histórico de la también llamada Habana Vieja, está reflejada en los palacios y grandes construcciones restaurados.

Los árabes, Andalucía y su reflejo en Cuba

Al fijarnos en la arquitectura de los palacios habaneros restaurados, en sus patios interiores, en sus balconaduras, en sus arcos… sentimos el reflejo de Andalucía, de sus ciudades, como Córdoba y Granada… donde la huella árabe marca lo imperecedero de sus construcciones. Igual ocurre en el Centro Histórico de la Habana, y en las ciudades del interior. En Cienfuegos, por ejemplo, el Palacio del Valle; en Manzanillo, en su inigualable glorieta de su parque central, y así en cada una de nuestras primeras poblaciones.

La Huella de los Andaluces (II)

“ANDALUCES”
POCO A POCO SE IMPUSIERON OTRAS REGIONES…CARACTERISTICAS PERMANENTES EN CUBA

Por Alberto Pozo – Ilustración Blanquito
Tres viajes más comandó Cristóbal Colón, y siempre la mayoría fue andaluza.[singlepic id=179 w=409 h=600 float=right]
Aún en el siguiente siglo, el XVII, los andaluces compartieron con los canarios el 70% de los emigrantes hacia Cuba. Los isleños siguieron acentuando su presencia en pos de las abundantes tierras feraces que tanto escaseaban en Canarias, alcanzando en el siglo XVIII el 46% de los arribantes a Cuba, mientras los andaluces se relegaban al segundo lugar, con el 24% de los llegados a estas tierras.
A partir del siglo XIX, va descendiendo aún más su presencia, con el 12%, ocupando los canarios definitivamente el primer lugar, con el 32%, seguidos de los asturianos y gallegos, con el 12%, iniciando, los catalanes su ascenso, con el 10%.
A partir de mediados del siglo XIX, el poder español eliminó las trabas legales que afectaban a las regiones periféricas para emigrar, lo que invirtió la situación. Sigue leyendo

La Huella de los Andaluces (I)

“LA ANDALUZA”

Por Alberto Pozo – Ilustración Blanquito
El hecho de ser Palos de Moguer, puerto de Andalucía, el punto de partida de Cristóbal Colón para su [singlepic id=180 w=443 h=400 float=right]viaje hacia los países de las especias, permitió a los andaluces mostrar una temprana ventaja numérica en la expedición.
Por tanto, en los inicios de la presencia española en Cuba, constituyeron el primer grupo de inmigrantes durante todo el siglo XVI, con más de la tercera parte de los expedicionarios.
Pero si agregáramos todo el sur y centro de España (Extremadura, Castilla la Nueva, Castilla la Vieja y León), en cifras redondas alcanza el 80 por ciento. Nos podemos percatar que la España periférica (gallegos, asturianos, vascos, catalanes) apenas está presente en los primeros tiempos del Descubrimiento.
¿Por qué esta  mayoría andaluza? Obedeció a circunstancias históricas. Cuando el proyecto de Cristóbal Colón fue rechazado por la corona portuguesa (1483), el futuro almirante decidió presentarse ante la corte de Francia.Sin embargo, se dirigió primero a Huelva, ciudad de Andalucía, ciudad donde vivía la hermana de su fallecida esposa, para dejarla al cuidado de su hijo, Diego.
A su paso por la villa de Palos se alojó en el convento de la Rábida, donde su prior, Juan Pérez, simpatizó con la idea de Colón de llegar al Asia navegando al oeste. ¡Y dio la casualidad que gozaba de la distinción de la reina Isabel la Católica por haber sido su  confesor! Sigue leyendo

La Huella de los Castellanos II

Su trascendencia en Cuba… Presencia cualitativa

Por Alberto Pozo – Ilustración Blanquito
En el segundo lugar en emigración, después de los andaluces, en el primer período de la conquista, ya en el segundo período, de 1701 a 1800, el porcentaje sólo fue el 6,77 por ciento, muy bajo en general y, sobre todo, comparado con Islas Canarias (45,71%), Andalucía, (23,82%) y Galicia, (7,36), datos según fuentes constituidas por archivos parroquiales. Sin embargo, en el período [singlepic id=181 w=310 h=500 float=left]1801-1900 subió ligeramente al 12, 3%.
Al fundarse la república neocolonial, atraídos por las inversiones norteamericanas (el mito del paraíso), vino un aluvión de españoles, más de medio millón, que cesó al surgir la crisis mundial de 1929. Pero los grupos mayoritarios fueron gallegos, asturianos, catalanes, vascos y canarios.
Entonces, de acuerdo con las cifras de inmigración ¿no tuvo trascendencia Castilla en la colonia cubana? El peculiar modo de producción castellana se manifestó en Cuba mediante la identificación de la riqueza por la posesión de tierras y de acuerdo con la procedencia social, aunque adecuado a las nuevas condiciones geográficas e históricas.
Desde el punto de vista jurídico, las leyes se dictaban en Castilla. Sigue leyendo

La Huella de los Castellanos (I)

Por Alberto Pozo – Ilustración Blanquito
“Yo entro a la empresa por mi corona de Castilla, y empeñaré [singlepic id=182 w=339 h=400 float=right] mis joyas para levantar los fondos necesarios”. Así respondió Isabel la Católica a su marido, el rey Fernando de Aragón, cuando él se negó a apoyar el proyecto de Cristóbal Colón de llegar al Asia, más propiamente a la tierra de las especias. En realidad, en esos momentos, Fernando centraba su atención en la conquista de Italia.
Pero cuando se efectuaba esa reunión con el futuro Almirante de la Mar Océana, ya había ocurrido un hecho trascendental y peligroso  para la aspirada hegemonía española en el mundo: los portugueses habían llegado al cabo de Buena Esperanza, en el cono sur de África,  y tal conquista les abría el camino a la tierra añorada.
Europa estaba desbancada en esos tiempos, el oro y la plata se les había ido en el pago de las especies a manos infieles. Y es que la pimienta, el clavo, la nuez moscada, el jengibre, la canela… le daban un sentido especial a la alimentación transformando el acto biológico, monótono, en el placer de comer. Sigue leyendo

La Huella de los Aborígenes

Por Alberto Pozo – Ilustración Blanquito
Las últimas investigaciones plantean que los primeros aborígenes en Cuba llegaron desde la Florida, hace unos 12 mil años, aprovechando la última congelación o glaciación que hizo descender las aguas en no menos de cien metros, en el Caribe, uniendo prácticamente La Florida, Las Bahamas y Cuba. Eran los mismos mongoloides que llegaron a la América por la península de Bering y fueron descendiendo hasta toda la América.[singlepic id=183 w=248 h=330 float=left]
Posteriormente, hace unos 4 mil 500 años, y ya el mar subido a la misma altura de hoy, arribaron a Cuba oleadas del mismo tipo mongoloide desde las hoy Nicaragua, Honduras y Venezuela. Y hacia el año 600 de nuestra era, saltando de isla en isla de las Antillas Menores, hicieron su aparición los taínos, procedentes de la Amazonía. Sus últimas oleadas llegaron apenas unas pocas decenas de años antes de Cristóbal Colón. Primero en Banes, después en Mayarí y posteriormente avanzando hacia el occidente, los taínos fueron, para su desgracia, sorprendidos en 1510 por las huestes conquistadoras de Diego Velázquez.
Se plantea que, más o menos, se extinguieron (eran primitivamente unos 100 mil)  debido al exceso de trabajo a que los sometían los españoles,  a las enfermedades traídas por los invasores, Sigue leyendo

“Imágenes de los aborígenes del Caribe, de sus descendientes mestizados y culturas”

Curso libre y de postgrado

Enviado por: Lohania Aruca

[singlepic id=117 w=320 h=240 float=right]El Aula EXPLORACIONES SOBRE LA RUTA DE LOS PUEBLOS Y  CULTURAS ABORÍGENES y AUTÓCTONAS DEL CARIBE de la Cátedra de Estudios del Caribe, Universidad de La Habana, con el auspicio del Grupo de Trabajo Permanente Expediciones, Exploraciones y Viajeros en el Caribe, el Centro de Estudios del Caribe de Casa de las Américas, el Instituto Cubano de Antropología y la Sociedad Civil Patrimonio, Comunidad y Medio Ambiente de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, ofrece un  curso libre y de postgrado en torno a las imágenes de los pueblos aborígenes del Caribe, de sus descendientes mestizados y de sus culturas, desde una perspectiva cultural y  multidisplinaria.

Objetivos centrales

  1. Ampliar y profundizar en los conocimientos acerca de la primera raíz del pueblo y la cultura cubanos, los pueblos aborígenes de procedencia aruaca, y de sus descendientes mestizados.
  2. Facilitar el intercambio de información en torno al tema que se propone entre todos los profesionales que participen en el curso.

Sigue leyendo

Otro 20 de octubre en la Cultura Nacional de Cuba

Por Rosario Fernández [singlepic id=135 w=280 h=200 float=right]

Imágenes Fuente: Cuba sí y Zunzun

Desde las estrofas y la música cantada por quienes llamaban al combate en las tierras del oriente isleño nacía un  himno invitación  a ser contemplados por una patria que enorgullece a los cubanos.

Quienes amen a su país en cualquier lugar que se encuentren dentro o fuera del territorio que lo vio nacer, este  día podrán evocar en sus mentes la efemérides del 20 de octubre de 1868 cuando en la primera tierra liberada de Cuba se entonaron las estrofas del que sería hasta hoy y por siempre nuestro Himno Nacional a partir de las estrofas escritas por el patriota Pedro Figueredo [singlepic id=134 w=260 h=180 float=left]Cisneros, a quien los cubanos hemos conocido siempre como Perucho Figueredo.

Y… 112 años después por el Decreto Ley 74 de 1980 firmado por el Comandante en Jefe Fidel Castro, se estableció como Día de la Cultura Nacional aquél  de combate, poesía y música, pues quedará en nuestra historia  Sigue leyendo

Eladio Rivadulla Martínez PREMIO NACIONAL DE DISEÑO 2009 – POR LA OBRA DE TODA LA VIDA

por Eduardo Yasells

Hacía una semana Rivadulla había cumplido 86 años[singlepic id=61 w=207 h=250 float=right] de edad  (nació el 20 de mayo de 1923) cuando recibió el máximo reconocimiento que otorga el Estado cubano a la obra de nuestros profesionales del Diseño. Se le entregó en ocasión del XXV aniversario del Instituto Superior de Diseño Industrial.

[singlepic id=62 w=328 h=250 float=left]El premio lo califica iniciador de la gráfica revolucionaria el mismo Primero de Enero de 1959.  ¿Por qué?

Rivadulla evoca.
-Esa madrugada un amigo de la generación del centenario de Martí me despertó para decirme que el tirano Batista había huido. Con la emoción y la alegría de la noticia me surgió la creación del diseño de un cartel  como homenaje al líder de la revolución triunfante.

¿Lo dio a conocer ese mismo día?

-Sí. Imprimí cien ejemplares en serigrafía artística con dos colores simbólicos, rojo y negro, sobre fondo blanco en formatos de 71 y 92 cm que que obsequié a vecinos míos. Sigue leyendo