Archivo de la etiqueta: Crónicas

Un prolongado y sentido aplauso despidió al querido profesional que, como expresó Martín Pulido, es un hasta siempre

Tras las notas del Himno Nacional, el vicepresidente primero de la UPEC, José A. Martín Pulido, pronunció las palabras de despedida de duelo de Julio García Luis, Premio Nacional de Periodismo José Martí por la obra de la vida, ante su tumba  en la Necrópolis de Colón.

PALABRAS DEL VICEPRESIDENTE DE LA UPEC [singlepic id=290 w=320 h=240 float=right]

Las cuartillas de despedida a Julio García Luis, este valioso compañero, gran ser humano y brillante periodista revolucionario, las podríamos escribir hoy a cientos de manos, uniendo en un solo torrente de cariño, las múltiples anécdotas, los consejos y enseñanzas, y los recuerdos de tantos momentos que muchos de nosotros pasamos junto a él en las redacciones, en las aulas de la Facultad y del Instituto, en las oficinas del Consejo de Estado, del Partido y de la UPEC, en los campos y en las fábricas de Cuba y en disímiles latitudes del mundo donde lo llevó la pasión del periodismo.
Su otra pasión, la del magisterio, la disfrutó amplia y versátilmente, desde sus andares como Maestro Rural y Maestro Voluntario, hasta su ejercicio como profesor adjunto y Decano por doce años en la Facultad de Comunicación Social de la Universidad de La Habana. De su labor investigativa y docente salieron varios libros y textos básicos para la profesión. Fue tutor y oponente de tesis, conferencista y panelista, y los muchachos de su tiempo en la Facultad le recuerdan como un perenne participante en todas las convocatorias. Horas antes de su sorpresivo deceso en la tarde de ayer, Julito andaba en faenas del tribunal de grado científico superior universitario.
Los colegas que en fecha reciente alcanzaron el Doctorado en Ciencias de la Comunicación, nunca olvidarán el impulso de Julio García y su alegría al verlos titulados y listos para brindar sus conocimientos, como él hizo, para ayudar a formar al relevo y seguir capacitando a los ya veteranos. Su propia tesis de Doctorado es un valioso estudio reflexivo y propositivo sobre las complejidades del ejercicio del periodismo en el socialismo y la Revolución. Sobre este tema escribió un libro cuya lectura algún día nos lo traerá batallando de nuevo.
En los difíciles tiempos del Período Especial, desde el semanario Trabajadores, opinó con maestría y aplomo sobre agudos asuntos, radiografió los Parlamentos Obreros y escribió decenas de columnas de opinión con la misma letra diáfana, profunda y militante con la que durante veinte años se desempeñara como editorialista del periódico Granma y cronista de más de cincuenta viajes del Comandante en Jefe.
Fue de los periodistas cuyo estilo y agudeza descriptiva el lector reconocía y agradecía, aunque se obviara el crédito, y eso él lo asumía con una modestia y una humildad tremendas.
En medio de lo que él llamó un punto de giro en su vida laboral, una jubilación en nada parecida al retiro, Julito recibió en marzo del 2011 el Premio Nacional de Periodismo “José Martí”, por la obra de la vida. Sigue leyendo

EL HISTORICO CINISMO IMPERIALISTA

Por:  José Prado Laballós Miembro de la Delegación de Periodistas Jubilados en La Habana

[singlepic id=259 w=320 h=240 float=right]

El presidente norteamericano, Barack Obama, anunció recientemente que Estados Unidos se retira de Iraq y que lo hace “con la cabeza en alto”, es decir, con satisfacción y orgullo.

¿De qué siente satisfacción, de los cien mil o más civiles muertos por los soldados estadounidenses? ¿De los cinco mil jóvenes norteamericanos que regresaron de la guerra en ataúdes? ¿O de los enormes destrozos causados en ese país árabe?.

Nadie puede olvidar que esa guerra, iniciada hace una década por el entonces presidente, George W. Bush, se libró sobre la mentira de que Iraq poseía armas de destrucción masiva.

A nadie deben extrañar las declaraciones de Obama. La mentira, el cinismo, la prepotencia, la hipocresía, la intromisión en los asuntos internos de otros países y la guerra han sido las características fundamentales de la política exterior de Estados Unidos desde su constitución en república, en 1776.

No había transcurrido una década de ese acontecimiento cuando en 1785 uno de los fundadores que después fue presidente, John Quincy Adams, proclamó la llamada Doctrina del Destino Manifiesto, según la cual Estados Unidos “había sido escogido por la Providencia para dirigir el mundo”. Sigue leyendo

CONQUISTAREMOS TODA LA JUSTICIA

Por:  José Prado Laballós – Delegación Periodistas jubilados en La Habana[singlepic id=265 w=320 h=240 float=right]

Recientemente tuve el privilegio de escuchar a una adolescente de noveno grado explicar cómo se apropio de Martí. Y lo exponía con una sencillez conmovedora.

Todos los días-dijo- cuando apenas contaba cinco años de edad, pasaba, de la mano de mi padre, por un parque, en cuyo centro de elevaba una estatua sobre un alto pedestal y siempre me llamaba la atención. Un día le pregunté a mi padre: ¿ quién es ese hombre que está ahí arriba? Y él me respondió: ´Es José Martí, un gran patriota que luchó toda su vida por la independencia de Cuba. Debes quererlo y honrarlo, ¨porque se afirma un pueblo que honra a sus héroes´.

Poco después, cuando aprendí a leer, me interesaban especialmente todas las historias en que era protagonista nuestro ´Héroe Nacional´.

Un 28 de enero, fecha del natalicio de Martí, escribí una extensa composición sobre el ideario martiano. Tuve que leer mucho sobre él ¨ Apóstol¨ de nuestra independencia, y me maravillaba su extraordinaria capacidad como maestro, poeta, periodista, diplomático y patriota. Supe que fue representante diplomático de un país sudamericano, corresponsal de un periódico argentino y maestro de una nación centroamericana, donde lo llamaban ´Doctor Torrente¨, pues era como un torrente su prédica por la independencia de todo el mundo. Porque para él ¨ Patria es humanidad ¨. Sigue leyendo

Fiesta de los Periodista Jubilados en La Habana…

Por Nancy Núñez Pírez y Fotos de  Lourdes M. Serra – Delegación de Periodistas Jubilados en La Habana

Actividad por el 53 Aniversario de la Revolución

[singlepic id=275 w=300 h=220 float=left]

Cualquier ocasión es siempre propicia  para reencontrarse con viejos colegas y amigos que durante años compartimos  el ejercicio de la profesión y que hicieron felices nuestros años mozos y , por qué no, los de la plena madurez.

Hoy, transcurridas varias décadas, ya menos jóvenes,  pero con  ímpetu incalculable que nos ha dado la experiencia y el amor incondicional  con el que trabajamos durante decenas de años – y  que en la actualidad  muchos de nosotros continuamos haciéndolo-,  divulgando  y defendiendo  la obra de la Revolución, en diferentes medios de prensa de nuestra Plaza Sitiada, se nos ofreció la oportunidad de poder reencontrarnos , relajados y felices, con   un nutrido grupo de compatriotas  muchos de los cuales   no  veíamos desde hacía ya un buen tiempo.

[singlepic id=272 w=300 h=220 float=right]Gracias a la iniciativa de la Delegación de Periodistas Jubilados en la Habana de la UPEC de organizar un encuentro de su membrecía, en ocasión  de los Aniversarios  53 del Triunfo de la Revolución y del 50 de la Campana de Alfabetización, tuvimos la oportunidad de  conversar  y abrazar  a  nuestros hermanos  y hermanas , de rememorar con muchos de ellos  hechos y anécdotas sobresalientes en las que humildemente participamos, algunos de estos  hoy  matizados  por “el implacable, el que pasó. “, tiempo transcurrido.
Más de un centenar de compañeros colmaron la terraza del Centro Balear  de nuestra capital disfrutando la presencia de la  querida animadora y colega Rosalía Arnáez , del destacado humorista y declamador Carlos Ruiz de la Tejera y de otros jóvenes talentos que amenizaron con sus canciones la espléndida tarde del viernes 23 de diciembre.

Un  momento especial  y de justo reconocimiento se produjo  cuando 55 colegas de la delegación de Jubilados recibieron a manos de los compañeros Bárbara Duval y  Eduardo Yassels,  el diploma por el 53 Aniversario de la Alfabetización otorgado por  nuestra delegación.

[singlepic id=277 w=300 h=220 float=left]Un cálido  mensaje del Presidente de la UPEC, compañero Tubal Páez , trasmitido por el compañero Ariel Larramendi, sirvió de justo reconocimiento a todos los presentes y llamó a continuar la lucha  por la defensa de las conquistas de la Revolución y por el retorno a la Patria  de nuestros Cinco Héroes prisioneros del imperio.

Fueron  muchos , en su mayoría, los compañeros que  exhortaron  a nuestra delegación a continuar realizando estos encuentros y no dejar caer el espíritu de solidaridad y de hermandad que debe primar entre  nosotros en esta nueva etapa de nuestras vidas .

Sólo nos queda expresar:

Feliz  2012, “Año 54 de la Revolución”  y., !Hasta el próximo encuentro!

[album id=3 template=extend]

A medio siglo de la Campaña de Alfabetización en Cuba

Crónicas

Por: José Prado Lavallós

[singlepic id=217 w=320 h=240 float=left] En este año 2011 se cumple medio siglo de la Campaña de Alfabetización que convirtió a Cuba en el primer territorio de América libre de analfabetismo.

La educación, que es la savia que nutre el alma de los pueblos, ha sido tarea cardinal de la Revolución Cubana desde sus inicios, consciente de que no puede ser libre y fuerte un pueblo ignorante.

Por algo los gobiernos oligárquicos y sus tutores, las potencias colonialistas e imperialistas, mantienen en la ignorancia a los pueblos para explotarlos y dominarlos.

Durante la Campaña de Alfabetización, efectuada en solo un año, fueron alfabetizados en Cuba todos sus iletrados, que eran unos novecientos mil. Pero no se detuvo ahí la labor educativa de la Revolución. Se crearon entonces miles de escuelas y centros escolares y se incorporaron a las aulas los recién alfabetizados y otros que sabían leer y escribir, pero no habían podido continuar asistiendo a la escuela.

No se hizo esperar el fruto de esa siembra de ideas y escuelas. Solo 17 años después, en 1978, el número de estudiantes en todos los niveles se había elevado, de 701 mil 612 en 1958, a un millón 922 mil, y la cantidad de estudiantes de nivel medio había crecido, de 88 mil en 1958 a un millón 043 mil.

Hoy más de un millón de cubanos poseen títulos universitarios y el nivel medio  de la población cubana rebasa el noveno grado.

Entretanto, decenas de miles de especialistas, utilizando el método Yo sí puedo han alfabetizado a más de dos millones de latinoamericanos. Cumplimos así el mandato martiano de que todo hombre al nacer tiene el derecho de que se le eduque, y después el deber de contribuir a la ecuación de los demás.

La Revolución Cubana ha tenido en el ideario de nuestro Héroe Nacional, José Martí, una guía insuperable para elevar la educación y la cultura del pueblo cubano y promoverlas y apoyarlas en otras naciones del mundo

Cito a continuación algunos de los conceptos de Martí sobre la educación, la escuela y el maestro, expresados hace más de un siglo, pero que conservan su vigencia

…un pueblo instruido será siempre libre y fuerte

…El pueblo más feliz es el que tiene mejor educados a sus hijos.

…La enseñanza es, ante todo, una obra de infinito amor.

…No fructifica la educación si no es continua y constante.

…Saber leer es saber andar, saber escribir es saber ascender.

…La escuela es una fragua de espíritus

…Hombres recogerá quien siembre escuelas.

…La ignorancia hace bárbaros a los hombres.

En el Centro Histórico de La Habana: México, orquídeas, Habana Radio y “La Luz”

Por Eduardo Yasells
Fotos:  Lourdes M. Serra

La cita inicial de los periodistas jubilados de la delegación Grupo Asesor de la UPEC en el mes de mayo, un mes dedicado a las flores y a las madres, fue en la Casa de México o del Benefactor Benito Juárez, en la esquina de Obrapía y Mercaderes, vivienda colonial del siglo XVIII restaurada e inaugurada en 1988 por la Oficina del Historiador de la Ciudad para divulgar la historia y la cultura de ese país; está ubicada en el denominado por los especialistas “Cinturón de Oro” de La Habana Vieja. [singlepic id=219 w=207 h=259 float=right]

Las colegas eran la gran mayoría, pues con toda intención se les invitó por celebrarse,  el segundo domingo de mayo, el Día de las Madres, instituido en el pasado siglo en Cuba por el periodista Víctor Muñoz Riera (1873-1922).

Tras un desayuno criollo servido a las 9 a.m., la persona dedicada a recibirnos nos mostró en el típico patio interior un gran mural, obra de cinco jóvenes mexicanos que resumieron plásticamente el arte y tradiciones de ese país.

De la planta alta salían voces de niños y niñas, pues a esa hora sesionaba un aula museo con alumnos de una escuela primaria cercana. También en los altos hay salas de exposiciones transitorias de la cultura mexicana de todos los tiempos y la biblioteca Adolfo Reyes.

[singlepic id=221 w=285 h=196 float=left] Feliz coincidencia de nuestra visita con la   inauguración de la Segunda  Exposición Nacional de Orquídeas, en el patio central y las amplias galerías de la Casa, bajo los auspicios de la Oficina del  Historiador de la Ciudad y la Sociedad Botánica de Cuba: una rica variedad de esta flor que con sus colores y perfume rindió también homenaje a las madres presentes, las que tuvieron la oportunidad de participar en una encuesta sobre la especie de su preferencia. Sigue leyendo

Vigente la Alfabetización

Por: Manuel Moro Pérez *

[singlepic id=216 w=176 h=250 float=left]Iniciamos con esta publicación la difusión de una serie de trabajos con la participación de protagonistas, cincuenta años atrás, de los antecedentes, organización, desarrollo, culminación, de esta epopeya, sus frutos, tanto para nuestro pueblo como para los de otras naciones.

El enemigo no pudo interrumpir la batalla final para enseñar a leer y a escribir. Fidel había convocado a todo el pueblo. En 1960 lo anunció en la ONU.

Al iniciarse el mes de abril de 1961, denominado Año de la Educación por la obra que en esa esfera se acometía y al unísono con otros planes de desarrollo, inmerso bregaba el pueblo en el fortalecimiento y salvaguarda de la recién lograda definitiva independencia e innumerables conquistas obtenidas en tan corto lapso desde el triunfo de la Revolución en enero de 1959.

Vitales para la formación y subsistencia, esos humanos beneficios que las amplias masas empezaban a disfrutar, vigentes ampliamente, habían sido inalcanzables durante la Metrópoli, la seudorrepública, dictaduras al servicio del imperialismo yanqui y sus más espurios intereses.

En el intento de revertirlo todo, el enemigo incrementaba con saña su escalada: fomento y apoyo de bandas contrarrevolucionarias, sabotajes, instauración de férreo bloqueo de todo tipo que todavía hoy arrecian constantemente; asesinatos; amplias medidas de desinformación; agresiones innumerables en las que se inscribe la mercenaria invasión diseñada para ampliarla con la intervención directa del ejército de EE.UU., que la organizó, entrenó, custodió, y en la que participó su logística y personal.

En ese contexto, encabezada por el Ministerio de Educación, la Comisión Nacional de Alfabetización, novedosa estructura que logró lo orientado por Fidel para la conjunción de la acción decisiva de la población, la integrábamos, entre otros, delegados en funciones de enlace designados por las organizaciones revolucionarias y de masas, organismos, instituciones, la Central de Trabajadores (CTC), asociaciones, federaciones de estudiantes, las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), las Milicias Nacionales Revolucionarias (MNR). Ultimábamos detalles en los consejos de Educación, desde antes creados por el Ministerio de Educación (MINED) y que abarcaban totalmente el archipiélago.

El fin inmediato era garantizar, entre otras tareas de esa Campaña contra la ignorancia, la anunciada y esperada inauguración el 17 de ese mismo mes, del campamento para la capacitación, recreo, avituallamiento, distribución hasta lo más intrincado del país, de la tan eficaz fuerza prevista y convocada por nuestro Comandante en Jefe, para entrar en acción, precisamente en esa etapa, de la ya catalogada por él en 1960 en la ONU “…gran batalla contra el analfabetismo”. Sigue leyendo

Girón – Recuerdos de un Corresponsal de Guerra

Por: Eduardo Yasells Ferrer

No voy a relatar el curso de las acciones militares por ser el objetivo de este artículo ofrecer al lector algunos recuerdos -entre tantos- de mi misión como corresponsal de guerra en Girón junto al[singlepic id=210 w=353 h=250 float=right] fotógrafo Sergio Canales Selpa, ambos enviados por la revista cubana “Verde Olivo”.

Horas tempranas del lunes 17 de abril de 1961. Vamos en nuestro jeep. Por la Vía Blanca hacia la Ciénaga de Zapata, teatro de las operaciones al sur de la provincia de Matanzas, marchan columnas de camiones y blindados con su carga de soldados del Ejército Rebelde y milicianos vitoreados por el pueblo de los alrededores. Así ocurre también por la carretera central hasta Jovellanos y de aquí a Jagüey Grande, donde la población civil organizada por los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) ayuda con los suministros de alimentos y la asistencia a los heridos, así como denunciando  a los contrarrevolucionarios, lo mismo que sucede en tantos poblados cercanos y aun distantes del frente de guerra.

Encontramos en la casa de la administración del central azucarero “Australia” al Comandante en Jefe Fidel Castro, quien en el puesto de mando instalado allí organiza sobre un mapa de la zona de operaciones el cerco al enemigo y transmite órdenes, o moviéndose a grandes pasos por el corredor recibe a las baterías de antiaéreos, morteros y cañones y a la infantería, indicándoles las posiciones que deben ocupar.

Uno de los vecinos evacuados del poblado de carboneros y pescadores, Soplillar, le dice: “Han asesinado a nuestras mujeres y niños”, -refiriéndose a los aviones de la brigada invasora y su respuesta es rápida: “¡Ahora viene el desquite, compañero!”.

Van los bisoños artilleros antiaéreos a tomar puntos clave a lo largo de la carretera a Playa Larga, la única vía de acceso a Girón por este lado de la Ciénaga de Zapata. Soplillar y Pálpite están en posesión de fuerzas revolucionarias al medio día. Qué trágico cuadro presenta el segundo, calcinado por el bombardeo de los invasores; en una casa lo único que pude identificar es una máquina de coser retorcida por el fuego.

Llueven los obuses al atardecer durante la noche sobre el entronque de las vías de Playa Larga y el Australia ocupado horas antes por el enemigo, que al amanecer del 18 abandona las armas y el parque, cundido por el pánico.

¿Riesgos personales corridos por los dos corresponsales? Los dos más peligrosos el 17: [singlepic id=212 w=300 h=200 float=right]el paso rasante de un B’26 vomitando su ametralladora 50 que podemos sortear por una vuelta de timón de Canales para salir de la carretera impactada por los proyectiles; más tarde un fragmento de bala de cañón perfora nuestra goma de repuesto. Después Canales sabe de boca del hombre que disparó, que el jeep se le escapó del punto de mira por unos centímetros. Sigue leyendo

La Huella de los AFRICANOS

Por: Alberto Pozo Hernández – Ilustración Blanquito

Todavía hoy existen confusiones y dudas acerca de las etnias y procedencia de los grupos africanos traídos a Cuba como esclavos. Como eran adquiridos por los negreros en ciertos puntos de concentración o factorías en las cosas del llamado Continente Negro, los denominaban según el punto geográfico en  que se  encontraban enclavadas.

[singlepic id=188 w=638 h=296 float=center]Los “buscadores de esclavos seguían la inviolable regla de mezclar los grupos aunque sus dialectos fueran diferentes o, incluso, tuvieran rivalidades los unos con los otros. Mejor: el objetivo era impedir la unidad”.

Con el paso del tiempo, muchos procedían de segundos viajes, de puertos de embarque en el continente americano. Y a todo lo anterior se unía la carencia de informaciones consecutivas y fiables. Razones existían para la no confiabilidad y la duda. Sigue leyendo

Desde el principio LOS ARABES

Por: Alberto Pozo Hernández – Ilustración Raúl García Valdés[singlepic id=186 w=387 h=523 float=right]

Conjuntamente con otros invasores españoles de la América, que sucedieron a los viajes de Colón, llegaron innumerables árabes, dentro de ello a Cuba, huyéndole, después de vencidos en la Península, a la terrible Inquisición. Trajeron sus ciencias y su cultura, muy superiores a las de sus vencedores españoles. Y ello se reflejó en todas las especialidades de las ciencias y las artes, sobre todo en ese híbrido que es la arquitectura. Recorrer el Centro Histórico de la también llamada Habana Vieja, está reflejada en los palacios y grandes construcciones restaurados.

Los árabes, Andalucía y su reflejo en Cuba

Al fijarnos en la arquitectura de los palacios habaneros restaurados, en sus patios interiores, en sus balconaduras, en sus arcos… sentimos el reflejo de Andalucía, de sus ciudades, como Córdoba y Granada… donde la huella árabe marca lo imperecedero de sus construcciones. Igual ocurre en el Centro Histórico de la Habana, y en las ciudades del interior. En Cienfuegos, por ejemplo, el Palacio del Valle; en Manzanillo, en su inigualable glorieta de su parque central, y así en cada una de nuestras primeras poblaciones.

CON FUERZA Y OPTIMISMO

Por: Eduardo Yasells Ferrer

Trabajamos en el cumplimiento de los acuerdos de la Asamblea de mayo último. Afiliados fortalecen la labor del Ejecutivo, asumiendo tareas en grupo o individualmente en organización, [singlepic id=148 w=320 h=240 float=left] finanzas, educación, divulgación, atención social y cultura o recreación. Nos proponemos seguir avanzando con el apoyo de la masa de nuestra delegación, la cual suma actualmente más de 125 miembros.
Saludamos el próximo Aniversario 52 del Triunfo de la Revolución Cubana y en nuestros quehaceres como revolucionarios de este país participamos en la discusión del Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social que tiene lugar a partir de la convocatoria del VI Congreso del Partido.
A ti, Colega, nuestra felicitación de fin de año, deseándote salud, fuerza y optimismo en tus aspiraciones personales.

La Huella de los Andaluces (II)

“ANDALUCES”
POCO A POCO SE IMPUSIERON OTRAS REGIONES…CARACTERISTICAS PERMANENTES EN CUBA

Por Alberto Pozo – Ilustración Blanquito
Tres viajes más comandó Cristóbal Colón, y siempre la mayoría fue andaluza.[singlepic id=179 w=409 h=600 float=right]
Aún en el siguiente siglo, el XVII, los andaluces compartieron con los canarios el 70% de los emigrantes hacia Cuba. Los isleños siguieron acentuando su presencia en pos de las abundantes tierras feraces que tanto escaseaban en Canarias, alcanzando en el siglo XVIII el 46% de los arribantes a Cuba, mientras los andaluces se relegaban al segundo lugar, con el 24% de los llegados a estas tierras.
A partir del siglo XIX, va descendiendo aún más su presencia, con el 12%, ocupando los canarios definitivamente el primer lugar, con el 32%, seguidos de los asturianos y gallegos, con el 12%, iniciando, los catalanes su ascenso, con el 10%.
A partir de mediados del siglo XIX, el poder español eliminó las trabas legales que afectaban a las regiones periféricas para emigrar, lo que invirtió la situación. Sigue leyendo

La Huella de los Andaluces (I)

“LA ANDALUZA”

Por Alberto Pozo – Ilustración Blanquito
El hecho de ser Palos de Moguer, puerto de Andalucía, el punto de partida de Cristóbal Colón para su [singlepic id=180 w=443 h=400 float=right]viaje hacia los países de las especias, permitió a los andaluces mostrar una temprana ventaja numérica en la expedición.
Por tanto, en los inicios de la presencia española en Cuba, constituyeron el primer grupo de inmigrantes durante todo el siglo XVI, con más de la tercera parte de los expedicionarios.
Pero si agregáramos todo el sur y centro de España (Extremadura, Castilla la Nueva, Castilla la Vieja y León), en cifras redondas alcanza el 80 por ciento. Nos podemos percatar que la España periférica (gallegos, asturianos, vascos, catalanes) apenas está presente en los primeros tiempos del Descubrimiento.
¿Por qué esta  mayoría andaluza? Obedeció a circunstancias históricas. Cuando el proyecto de Cristóbal Colón fue rechazado por la corona portuguesa (1483), el futuro almirante decidió presentarse ante la corte de Francia.Sin embargo, se dirigió primero a Huelva, ciudad de Andalucía, ciudad donde vivía la hermana de su fallecida esposa, para dejarla al cuidado de su hijo, Diego.
A su paso por la villa de Palos se alojó en el convento de la Rábida, donde su prior, Juan Pérez, simpatizó con la idea de Colón de llegar al Asia navegando al oeste. ¡Y dio la casualidad que gozaba de la distinción de la reina Isabel la Católica por haber sido su  confesor! Sigue leyendo

La Huella de los Castellanos II

Su trascendencia en Cuba… Presencia cualitativa

Por Alberto Pozo – Ilustración Blanquito
En el segundo lugar en emigración, después de los andaluces, en el primer período de la conquista, ya en el segundo período, de 1701 a 1800, el porcentaje sólo fue el 6,77 por ciento, muy bajo en general y, sobre todo, comparado con Islas Canarias (45,71%), Andalucía, (23,82%) y Galicia, (7,36), datos según fuentes constituidas por archivos parroquiales. Sin embargo, en el período [singlepic id=181 w=310 h=500 float=left]1801-1900 subió ligeramente al 12, 3%.
Al fundarse la república neocolonial, atraídos por las inversiones norteamericanas (el mito del paraíso), vino un aluvión de españoles, más de medio millón, que cesó al surgir la crisis mundial de 1929. Pero los grupos mayoritarios fueron gallegos, asturianos, catalanes, vascos y canarios.
Entonces, de acuerdo con las cifras de inmigración ¿no tuvo trascendencia Castilla en la colonia cubana? El peculiar modo de producción castellana se manifestó en Cuba mediante la identificación de la riqueza por la posesión de tierras y de acuerdo con la procedencia social, aunque adecuado a las nuevas condiciones geográficas e históricas.
Desde el punto de vista jurídico, las leyes se dictaban en Castilla. Sigue leyendo

La Huella de los Castellanos (I)

Por Alberto Pozo – Ilustración Blanquito
“Yo entro a la empresa por mi corona de Castilla, y empeñaré [singlepic id=182 w=339 h=400 float=right] mis joyas para levantar los fondos necesarios”. Así respondió Isabel la Católica a su marido, el rey Fernando de Aragón, cuando él se negó a apoyar el proyecto de Cristóbal Colón de llegar al Asia, más propiamente a la tierra de las especias. En realidad, en esos momentos, Fernando centraba su atención en la conquista de Italia.
Pero cuando se efectuaba esa reunión con el futuro Almirante de la Mar Océana, ya había ocurrido un hecho trascendental y peligroso  para la aspirada hegemonía española en el mundo: los portugueses habían llegado al cabo de Buena Esperanza, en el cono sur de África,  y tal conquista les abría el camino a la tierra añorada.
Europa estaba desbancada en esos tiempos, el oro y la plata se les había ido en el pago de las especies a manos infieles. Y es que la pimienta, el clavo, la nuez moscada, el jengibre, la canela… le daban un sentido especial a la alimentación transformando el acto biológico, monótono, en el placer de comer. Sigue leyendo

La Huella de los Aborígenes

Por Alberto Pozo – Ilustración Blanquito
Las últimas investigaciones plantean que los primeros aborígenes en Cuba llegaron desde la Florida, hace unos 12 mil años, aprovechando la última congelación o glaciación que hizo descender las aguas en no menos de cien metros, en el Caribe, uniendo prácticamente La Florida, Las Bahamas y Cuba. Eran los mismos mongoloides que llegaron a la América por la península de Bering y fueron descendiendo hasta toda la América.[singlepic id=183 w=248 h=330 float=left]
Posteriormente, hace unos 4 mil 500 años, y ya el mar subido a la misma altura de hoy, arribaron a Cuba oleadas del mismo tipo mongoloide desde las hoy Nicaragua, Honduras y Venezuela. Y hacia el año 600 de nuestra era, saltando de isla en isla de las Antillas Menores, hicieron su aparición los taínos, procedentes de la Amazonía. Sus últimas oleadas llegaron apenas unas pocas decenas de años antes de Cristóbal Colón. Primero en Banes, después en Mayarí y posteriormente avanzando hacia el occidente, los taínos fueron, para su desgracia, sorprendidos en 1510 por las huestes conquistadoras de Diego Velázquez.
Se plantea que, más o menos, se extinguieron (eran primitivamente unos 100 mil)  debido al exceso de trabajo a que los sometían los españoles,  a las enfermedades traídas por los invasores, Sigue leyendo

Nuestro Idioma (II)

Por José Prado Lavallós
Regreso a mi primera opinión: ni hiperculto ni populachero. Siempre habrá palabras para expresar ideas de manera comprensible para todos, sin perjuicio de qie maticemos el discurso con expresiones [singlepic id=172 w=212 h=131 float=left]típicas del ambiente en que se desenvuelven los interlocutores. No se trata de que proscribamos el uso de palabras que comenzaron siendo regionalismos y con el tiempo terminaron por imponerse. Lo que considero inaceptable es que a palabras del idioma que existen desde hace mucho tiempo se les atribuya un significado que no tienen. Y eso es lo que está aconteciendo en nuestros medios de comunicación.
Para nadie es un secreto la influencia que ejerce la televisión en el leguaje cotidiano. Basta ver cómo se multiplica el empleo incorrecto de palabras que se escucharon por primera vez en la tv.
Un ejemplo: a alguien se le ocurrió un día decir jornada en lugar de día, que no es igual, y poco después vemos que se emplea con ese significado en todas partes.Una fornada puede tener varios días (Jornada Camilo Che) y un día puede tener más de una jornada (jornada de la mañana, de la tarde, de la noche). En consecuencia hemos escuchado expresiones como las citadas a continuación: “Impresionante jornada de crímenes en Bagdad”,”Felicitaciones a fulano en su jornada de cumpleaños”, en las que el término se usó de manera incorrecta.
Les prometo que continuaremos con notas dirigidas a mejorar el empleo de nuestro rico Idioma.

El trabajo más difícil de mi vida

Por: Emilia E. Betancourt
La orden de José Luis Robaina, director de Radio Reloj, fue apremiante: [singlepic id=127 w=180=100 float=left]
“Ahora mismo te vas para la Plaza a hacer entrevistas”: El pueblo conmovido, rendía tributo a las víctimas del sabotaje al DC-8 de Cubana de Aviación, ocurrido el 6 de octubre de 1976 frente a la costa de Barbados.
Pero la Tragedia, como siempre, golpeó entonces a algunos más que a otros. Inesita era la prima de Camagüey. Entró en nuestra familia con apenas dos años de edad, cuando su mamá contrajo matrimonio con uno de mis tíos. [singlepic id=124 w=200 h=100 float=right]Pepe, un vecinito travieso y simpático, asumía con mucha seriedad su papel de casi hermano mayor cuando me acompañaba a la escuela. Inés Luaces Sánchez integraba el Equipo Juvenil de Esgrima que conquistó la totalidad de las medallas de oro disputadas en el Campeonato Centroamericano y del Caribe celebrado en Caracas. José Pestana González era uno de los trabajadores de Cubana que viajaban como pasajeros. Sigue leyendo

El trece de agosto, una felicitación imprescindible

Por: Rosario Fernández González

[singlepic id=159 w=116 h=90 float=left] El 13 de agosto para la mayoría de los cubanos es una fecha oportuna de felicitaciones y es que en el año 1926 en el pequeño pueblo,  Birán , en la provincia  ubicada al oriente del archipiélago  y nombrada Holguín, nació para bien de la mayoría de niños, hombres y mujeres de este pueblo, quien por siempre será el líder histórico la Revolución, Fidel Castro Ruz.

Apenas unos años atrás, tanto los de aquí como sus admiradores y seguidores en el mundo estuvimos inquietos porque su salud se deterioró de pronto, los  creyentes  pedían  a sus dioses por la pronta recuperación, no creyentes, patriotas y simplemente amigos manifestaban sus  pensamientos con la palabra o el mensaje positivo e invocaban la pronta mejoría de quien admirado por muchos, rechazado o simplemente conocido, por personas de todo el planeta, es innegablemente una de las grandes figuras mundiales en del siglo XX… y aún continúa haciéndose sentir  en esta centuria.

Pero los tiempos más difíciles de enfermedad pasaron, las alegrías fueron inmensas[singlepic id=162 w=242 h=209 float=right] cuando conocíamos de sus dotes de anfitrión recibiendo visitantes desde algún lugar donde luchaba con todas sus fuerzas por mantenerse cerca de nosotros físicamente. Había puesto sus poderes formales al frente de Cuba en manos  de personas llamadas a continuar la obra que él desde antes del Moncada en 1956, había asumido: la gran tarea de enrumbar a esta islita del Caribe, hacia etapas superiores sobre todo en el crecimiento de valores humanos.

Antes que triunfara la Revolución de Fidel y sus seguidores, es posible que nuestra antilla mayor  fuera prácticamente desconocida y muy visitada por turistas bucando en Cuba algo más que su belleza natural.  Pero después que fue cumplido su Programa del Moncada, todo cambiaba, se hacían realidad los compromisos hechos por el jefe de la Revolución en su  autodefensa conocida  como La historia me absolverá, donde proclamaba el humanismo vigente  en su épica vida.Hoy después de él y junto con él, los visitantes encuentran aquí algo más que el caribe tropical, descubren en la nación la huella que agradece compromisos cumplidos de salud, educación y seguridad social para todos.

A él, al Fidel que cumple para satisfacción de muchos 84 años de edad física,  los cubanos[singlepic id=161 w=90 h=117 float=left]  lo reconocen y se alegran porque su palabra sabia y comprometida sólo con el bienestar de las grandes mayorías menos favorecidas, vuelve a escucharse ya no sólo en Reflexiones escritas, está de nuevo ante las pantallas de las televisoras locales y de otros noticieros en el mundo, y lo mejor de todo, ha vuelto a denunciar  las amenazas tan peligrosas acechando al  planeta desde el punto de vista de espacio vital para los terrícolas por el deterioro de sus fuentes naturales de vida, y de nuevo emplaza a dirigentes de otros gobiernos para buscar  en el diálogo inteligente,  la comprensión evitando un tercer conflicto mundial. Sigue leyendo

Un recorrido estimulante

Por: Dinorah Vera Vérez

Visitamos, en sus hogares a varios compañeros enfermos, no solo para que pudieran ejercer su voto, sino también para conocer su estado de salud. Para mí fue un privilegio participar en el recorrido en compañía de Martín Pulido, vicepresidente de la Unión de Periodistas de Cuba, apoyando la tarea.

Realmente emotiva fue la llegada a la casa de Alberto Pozo Fernández en San Francisco de Paula, [singlepic id=158 w=480 h=396 float=right]donde conversó de sus proyectos inmediatos y futuros; con Pulido  intercambió Pozo opiniones e  ideas, pero el reloj nos obligó a despedirnos para movernos hasta otros municipios de la capital donde viven varios de nuestros colegas jubilados.

En Marianao fuimos al encuentro de Aramís Ferrera, fotógrafo de Bohemia, con quien hablamos mucho y de todo. Antes de marcharnos nos obsequió unas hermosas plantas que él mismo cultiva.

Un gesto de afecto, una palabra de aliento, o preocuparse por sus problemas fue la tónica predominante de los intercambios en las casas de  Martha Esplugas, José Prado Lavallós, Dulce María Corbelle, Ibrahim Sánchez Samoano, Evangelina Chio y otros más. La agotadora pero hermosa jornada de visitas nos tomó hasta las 5 de la tarde, hora en que regresamos a la UPEC, con el voto seguro de quienes aún enfermos, tratan de mantener sus vínculos con la organización que agrupa a los periodistas cubanos en todo el país; en suma fue una hermosa jornada en la que compartimos varias horas de un caluroso día de junio.