Archivo de la etiqueta: Alfabetización

2015: Centenario del natalicio de Raúl Ferrer Pérez

Raúl Ferrer Pérez periodista: A 50 años de su artículo “La Ley de Nacionalización de la Enseñanza” en la revista Cuba Socialista

Por: Lourdes T. Ferrer.

[singlepic id=258 w=250 h=200 float=left]Raúl Ferrer Pérez (1915-1993) trasciende hasta nuestros días fundamentalmente como pedagogo y poeta. Pero existen otras facetas de su quehacer que no han sido muy divulgadas ni investigadas. Algo así sucede con el periodismo, género literario donde dejó plasmadas de forma sucinta interesantes ideas, vigentes todavía.

Por estas razones su artículo “La ley de Nacionalización de la Enseñanza” a 50 años de su publicación todavía aporta a las generaciones más actuales elementos esenciales para una valoración más completa de la temática, las que contada por un actor de primera línea como Raúl logran gran frescura y comprensión.

Resultaría difícil enmarcar cuándo y donde se inicia como periodista el destacado maestro cubano del pasado siglo Raúl Ferrer. Quizás ya desde su natal Yaguajay, cuando muy temprano  comprende la utilidad del periodismo en la divulgación de las ideas que ya desarrollaba como luchador social. Es la de periodista una de sus facetas menos divulgadas, aunque se conoce que conservaba con gran orgullo su carné de la Unión de Periodistas de Cuba, (UPEC) fechado el 29 de agosto de 1987 como el miembro 5905. Sigue leyendo

Alumnos analfabetos

Por:Frei Betto

[singlepic id=251 w=320 h=240 float=left]Durante el primer semestre de este año se aplicó la prueba ABC (Evaluación Brasileña de final del Ciclo de Alfabetización) a grupos de alumnos que terminaron el 3° año de enseñanza primaria, en todas las capitales del país.

Una iniciativa del movimiento Todos por la Educación con el Inep (Instituto Nacional de Investigaciones Educacionales Anisio Teixeira).

El resultado es alarmante. Se constató que el 43.9% de los alumnos están flojos en lectura y el 46.6% en escritura. O sea, que son semianalfabetos.No captan el significado de lo que leen y redactan una simple carta con graves errores de ortografía y sintaxis.

En cuanto a la lectura, casi la mitad (48.6%) de los alumnos del estamento público respondió al resultado esperado. En el estamento privado el desempeño fue mucho mejor: 79%. En el apartado escritura tuvieron buen desempeño sólo el 43.9% de los alumnos públicos, mientras fue del 86.2% en redacción en las escuelas particulares.

Estos índices demuestran que en el Brasil la desigualdad social se alía con la desigualdad educacional. Los alumnos de la red pública, oriundos en su mayoría de familias de escasos recursos no traen el hábito de leer desde la cuna. Sus padres poseen una baja escolaridad y el libro no es considerado un bien esencial a comprar, como sucede en las familias más pudientes.

De todos modos, es preocupante el hecho de que alumnos, tanto de las escuelas públicas como privadas, no alcancen el 100% de alfabetización al concluir el 3° año de enseñanza primaria. Eso demuestra falta de método de alfabetización, a pesar de que sea ésta la nación que produjo a Paulo Freire.

Un niño que a los 8 años tenga dificultad para leer y escribir se sentirá incapaz de manejar los textos de otras disciplinas escolares, lo cual perjudicará su aprendizaje. Una alfabetización incompleta constituye un incentivo más para abandonar la escuela o para una escolaridad mediocre.

Es hora de preguntarse si el pase automático, o sea, que el alumno pase al año siguiente superior sin que esté preparado para ello, sea una pedagogía recomendable. Ciertamente, en el futuro con una escolaridad deficiente no obtendrá la aprobación automática en empleos que exigen oposición y cualificación.

Priscila Cruz, del movimiento Todos por la Educación, destaca la importancia de la educación infantil (hogar cuna, jardín de infancia, etc.) para dar al niño una buena educación. Para que se despierte en el niño la facilidad de síntesis cognitiva es importante que comience a oír historias incluso en el vientre materno.

El Brasil es un país de contradicciones. La Constitución de 1988 cometió el error de encomendar al gobierno federal la enseñanza superior, a cada estado la enseñanza media, y al municipio la enseñanza elemental. Ahora bien, una nación se hace con educación. Y la base reside en la enseñanza fundamental.

De ésta debiera cuidar el MEC.

Ningún gobierno ha implementado todavía la revolución educacional soñada por Anisio Teixeira, Lauro de Oliveira Lima, Paulo Freire y tantos otros educadores. ¿Cómo vamos a pensar que apenas 4 horas de permanencia en la escuela son suficientes para una buena educación? ¿Por qué los alumnos no permanecen de 6 a 8 horas diarias en la escuela, como sucede en tantos países?

En el Brasil el 10% de la población adulta es considerada analfabeta. En Chile el 3.4%, en Argentina el 2.8%, en Uruguay el 2%, en Cuba y en Bolivia el 0%.

Otros factores que contribuyen a la semialfabetización son: el desinterés de los padres hacia el desempeño escolar de los hijos y el largo tiempo que éstos dedican a la tv y a navegar aleatoriamente por internet. En esta era de la imagen se corre el serio peligro de multiplicar el número de analfabetos funcionales o de alfabetizados iletrados, que son los que saben leer pero no interpretar el texto, y mucho menos evitar errores garrafales en el escrito.

El gobierno le debe a la nación una campaña nacional eficiente de alfabetización, incluso entre alumnos de los cursos 3° y 4°. Para ello hay que tener un método. Hay varios. Quien se interese por un método realmente eficiente basta con que le pregunte al diputado Tiririca, que se alfabetizó en dos meses, al mismo tiempo que obtenía su certificado en la Junta Electoral.

Frei Betto es escritor, autor de ³Alfabetto. Autobiografía escolar², entre otros libros. http://www.freibetto.org/> twitter:@freibetto.

Traducción de J.L.Burguet