Archivo de la categoría: Periodistas Jubilados

Trabajos escritos por Periodistas Jubilados

CANDIDATURA para el EJECUTIVO de la DELEGACIÓN DE PERIODISTAS JUBILADOS en La Habana

La Comisión de Candidaturas que preside el compañero Eduardo Yasells y está integrada además por Rosario Grasa, Juan Carlos Santos, Manuel Tomás Moro y Omar Seguras, concluyó su trabajo de selección de los propuestos para integrar las candidaturas del nuevo Ejecutivo de la delegación y de delegados al X Congreso.
Cumpliendo con lo establecido en el Reglamento Electoral se realizaron las consultas pertinentes y ambas candidaturas ya tienen la aprobación del Grupo de Trabajo de la Presidencia de la Upec.

Como habíamos anunciado, les hacemos llegar esas candidaturas para que sepan con anterioridad sus nombres y les resulte más fácil la votación, que se realizará de manera directa y secreta en la Asamblea de la delegación que celebraremos el jueves 15 de febrero a las 9:00 de la mañana en la Upec Nacional.

Candidatos para el Ejecutivo de la delegación de Periodistas Jubilados en La Habana

  1. Elsa Blaquier Ascaño
  2. Rosario Fernández González
  3. Federico (Fredy) Moros Bermúdez
  4. Nancy Núñez Pírez:
  5. Ángela Oramas Camero
  6. Luis Constantino Pérez Delgado
  7. Débora Rodríguez Villazuzo

Importante señalar que de los siete candidatos, solo dos tienen disposición y están en condiciones de asumir como presidente si resultan electos. Ellos son:

1.- Federico (Fredy) Moros Bermúdez
2.- Luis Constantino Pérez Delgado

Algunos datos sobre los candidatos:

Sigue leyendo

Gracias por tu presencia, Víctor Joaquín

Por: Rosario Fernández  – Delegación de Periodistas Jubilados en La Habana

Con verdadero gusto leí la información de las estudiantes de periodismo que participaron en el encuentro con nuestro Víctor Joaquín Ortega, en el ya tradicional espacio  “Aquí estamos” de la  Delegación  de Periodistas Jubilados de La Habana. Las autoras de la reseña fueron Amanda y Patricia.

Quien escribe esta nota, no tan aficionada al deporte como otros colegas presentes, pudo conocer mejor a ese Víctor, activo no sólo en la esfera  deportiva. Estando entre mis colegas esa tarde descubri que se ocupó con la misma pasión de asuntos vitales para èl:  reseñando un evento deportivo  o escribiendo uno de sus varios libros.

Pero, Víctor Joaquín Ortega es aún y aquí  uno de tantos  defensores eternos de las transformaciones humanas que vivimos vivos y él continua alzando su voz en defensa de los principios de nuestra sociedad, que transformò desde las raíces  la vida de nuestro pueblo.

Allí, en el encuentro compartían con el decano, especialistas del tema, algún vecino, contando anécdotas, o  el propio Lázaro Betancourt, ese corredor campeón quien sorprendió al periodista deportivo con  la entrega de una hermosa foto guardada durante años.

Víctor, contaron otros, procede de una familia de floreciente economía en la Cuba prerevolucionaria, mas é, asumió con pasión nuestro proceso, a pesar de contradicciones con sus más cercanos.

Hoy que ya cuentas lagunas dècadas de tu entrega a la Revolución Cubana y a su movimiento deportivo Sigue leyendo

Gracias por llegar con tu… Destino Cuba – Homenaje a Ana María Radaelli

Por: Rosario Fernández – Delegación de Periodistas Jubilados en La Habana

Habían pasado varios días y cuando supe del fallecimiento de Ana María Radaelli, aunque la conocía de antemano cuando  me preparé con muchísimo gusto para presentarla en ese espacio que en Radio Ciudad de La Habana, ofrece a la Delegación de Periodistas Jubilados de la capital.Pude  conversar allí unos minutos, con ella… su emoción y sencillez de verbo la identificaron con nuestros coterráneos.

Pero mi nota de hoy tiene algo más, ¡con qué gusto esa argentina quien regaló años y letras  a nuestra  Isla,  entregó páginas de sus libros, su periodismo latino, por cierto gracias -donde estés Ana, por aquella sencilla  dedicatoria del “Destino Cuba” que terminaba  “… con toda cariño… Ana María Radaelli”.

Te agradezco también tu  incorporación  a nuestra delegación, por regalarnos tus páginas, tus conversaciones en fin la fraternal

Ultima actividad en la Casa de la Prensa – Tertulia Literaria – con la Delegación de Jubilados pocos días entes de su partida en diciembre 2017

compañía en este país al que la vida te trajo y donde nos esforzamos por cuidarte, aún con  nuestras limitaciones pero con algo que no tiene fronteras, la eterna hospitalidad.

 

¡Descansa siempre con mucha paz!

Tus compañeros y compañeras de la Delegación de Periodistas Jubilados de La Habana

 

Así conocí a FIDEL – Recordando el primer año de su partida

Por:  Alicia Pineda – Delegación de Periodistas Jubilados en La Habana – Cuba

Allí lloré y me sentí orgullosa de ser cubana y fidelista

Soy del grupo de estudiantes de la UH que tuvimos el privilegio de hablar noche tras noche con Fidel, durante un periodo de tiempo, que hoy evoco.

Fidel habla en el Palacio Presidencial 26 octubre 1959

El 26 de octubre de 1959, en el acto frente al Palacio Presidencial estaba con mi entrañable amiga María Rosa Garcini en la terraza norte del Palacio  muy cerquita de Fidel, el Che, Camilo y sus padres, Dorticós y su esposa, y muchos otros compañeros.
Cuando Fidel comenzó a hablar convocó a los obreros, a los campesinos, a los estudiantes, a armarnos para defender la revolución. Y no titubeamos. Al final del acto partimos hacia la colina. Cerca de la oficina de la FEU firmamos en una libreta y ya fuimos milicianos.El periódico Revolución reporta el encuentro sostenido la víspera por elComandante en Jefe Fidel Castro en la Universidad de La Habana con estudiantes que recibían adiestramiento militar. Los jóvenes integrantes de las milicias le entregan el uniforme del batallón universitario y el líder de la Revolución les promete que los llevará al Pico Turquino para hacer allí entrenamiento junto con campesinos.
Después venía Fidel todas las noches y entre otras muchas cosas nos  explicaba que la guerra había terminado pero la lucha recién comenzaba contra un gigante poderoso. Y que esta lucha se conquistaba con el filo del machete,  como dijo el Titán de Bronce.
Unos días después nos pidieron las medidas para hacernos los uniformes.  Pasados unos días, el 27 de noviembre, bajábamos por la calle San Lázaro vestidos con el rojo-vino de la FEU, la boina negra y el buho sapiente como El periódico Revolución reporta el encuentro sostenido la víspera por elComandante en Jefe Fidel Castro en la Universidad de La Habana con estudiantes que recibían adiestramiento militar. Los jóvenes integrantes de las milicias le entregan el uniforme del batallón universitario y el líder de la Revolución les promete que los llevará al Pico Turquino para hacer allí entrenamiento junto con campesinos.distintivo, sólo que ahora estaba sentado  encima de un montón de libros y llevaba un fusil bajo el ala.
En ese desfile de 1959 honramos a los estudiantes de Medicina fusilados en 1871, con el orgullo de empuñar un arma en defensa de la Revolución  de Fidel. Fue  el primer desfile armado que se produjo en la capital después del 1 de Enero.
Al poco tiempo, en una de aquellas visitas a la colina, prometió hacer un viaje con nosotros a la Sierra Maestra. Nuestra alegría fue indescriptible.
El 1 de Enero de 1960, acompañados de Fidel, más de 300 estudiantes universitarios, partimos hacia la Sierra.
En horas de la tarde de ese día nos agrupamos en la Plaza Cadenas, hoy Ignacio Agramante y de allí salimos rumbo a la Terminal de ferrocarriles. Muchos de nuestros padres nos acompañaban en ese recorrido pues una buena parte de nosotros no nos habíamos separado nunca de ellos. Antes de llegar a la Terminal  pasamos junto al Palacio Presidencial, donde el líder de la Revolución asistía a una recepción que ofrecía al periodista Herbert Mathews, aquel que desmintió que Fidel había muerto en la Sierra. A un costado de Palacio y gritamos a todo pulmón Fidel, Fidel, Fidel, para que el Comandante se asomara. Por una de las ventanas se presentó vestido con uniforme de gala y agitando un sombrero de Yarey, y nos dijo que lo esperáramos en la Terminal de trenes.
Al llegar allá, una larga fila de vagones estaban ya dispuestos para trasladarnos. ¡A mi me parecía que soñaba! Sigue leyendo

El legado de Fidel: vigente hoy y en el futuro

Por

Arnold August en la presentación de su libro "Cuba y sus vecinos. Democracia en movimiento" durante la Feria del Libro en La Habana

Arnold August en la presentación de su libro “Cuba y sus vecinos. Democracia en movimiento” durante la Feria del Libro en La Habana

– periodista y conferencista canadiense*

En la tarde del 25 noviembre esperaba un correo de un periodista y colega que vive en Washington D.C. Esta comunicación anodina estaba relacionada con una entrevista radial que realicé con él inmediatamente después de las elecciones de Estados Unidos y que cubrí para TeleSUR en la capital estadounidense. Después de recibir la respuesta que esperaba, el escribió: “Acabo de escuchar la triste noticia: Fidel falleció.” Aun cuando he pensado continuamente acerca de este inevitable evento en los últimos años, ver esto escrito me conmocionó de una manera indescriptible. Sin embargo, para asegurarme de ello, verifiqué en la televisión cubana y en teleSUR… allí estaba la noticia. Mi reacción inmediata fue la negación de la realidad.
¡Esto no puede ser cierto! Mientras que, antes del 25 de noviembre era posible pensar que Fidel falleciera, una vez esto sucedido, ya era imposible pensarlo. Fue como una pesadilla. Me tomó cerca de 15 horas, desde la noche del 25 de noviembre hasta esta tarde, para digerir lo inaceptable.
Mientras hacía esto gradualmente la noche anterior y temprano en la mañana, mi reacción me llevó poco a poco a una ira dirigida hacia la naturaleza que arrancó al pueblo cubano y al mundo al más admirable líder y revolucionario del siglo veinte y también del presente siglo.
No me pareció justo que las leyes de la biología se lo llevaran físicamente a él, como lo hacen con cualquier otro, amigos y enemigos. Sin embargo, en efecto, estas leyes se aplican universalmente. Esta indignación no proviene de ningún sentimiento espiritual o religioso que pretenda esquivar la realidad, pues soy ateo. Es una indignación política y moral, y no me avergüenzo de expresar públicamente mis sentimientos íntimos.
Esta exasperación resulta del intenso trabajo que he venido realizando en los últimos dos años acerca de las relaciones de Cuba y Estados Unidos. Desde el 17 diciembre 2014 he estudiado cuidadosamente los seis textos y declaraciones de Fidel Castro, desde la fecha en que relata total o parcialmente las relaciones entre estos dos países.
Creo firmemente que estos escritos son la guía más valiosa e indispensable para el pueblo cubano y su gobierno, en sus relaciones con el poderoso vecino del Norte.
En efecto, dada la crecientemente complicada situación entre Cuba y Estados Unidos, la semana pasada estaba esperando otra reflexión por parte de Fidel. Esta nunca tuvo lugar.
Sin embargo, todas sus palabras acerca de este tema, desde el 17 diciembre de 2014, constituyen el paradigma que guiará las relaciones de Cuba y Estados Unidos, ahora y bien entrado este siglo. Estos principios e ideas están atados indeleblemente al futuro de Cuba.

*Arnold August es periodista y conferencista canadiense, el autor de los libros Democracy in Cuba and the 1997–98 Elections y Cuba y sus vecinos: Democracia en movimiento – http://www.lademocracia.com/  @Arnold_August ( https://twitter.com/Arnold_August )  FaceBook https://www.facebook.com/arnold.august.3

Actividad de Fin de Año para los Periodistas Jubilados en La Habana

Colegas, les informamos que la venta de los tickets para la Fiesta de Fin de
año que ya anunciamos, comenzará el próximo lunes 5 de diciembre a las 10 de la mañana en la cafetería de la Upec Nacional y se estarán vendiendo en los siguientes días hasta que se agoten las capacidades que tenemos disponibles para 50 jubilados con un acompañante, lo que hace un total de 100 plazas.
La actividad comenzará a las 4:00 de la tarde en el patio de la UPEC, en el
área con las carpas, y el precio es de 20.00 pesos MN por persona. A cada
comensal se le brindará un plato variado y agradable al paladar. Tendremos
música grabada de nuestra época y el costo de la bebida a consumir correrá a cargo de cada asistente.
Los esperamos para pasar un fin de año en un ambiente familiar y ameno entre colegas que posiblemente hace algún tiempo no nos encontrábamos.

 

El trece de agosto, una felicitación imprescindible

Fidel en el Sitio histórico de Birán - Finca Manacas frente a la foto de sus padres

Fidel en el Sitio histórico de Birán – Finca Manacas frente a la foto de sus padres

Por: Rosario Fernández González – Delegación de Periodistas Jubilados en La Habana

El 13 de agosto para la mayoría de los cubanos es una fecha oportuna de felicitaciones y es que en el año 1926 en un pequeño pueblo de la provincia ubicada al oriente del archipiélago y nombrada Holguín, nació para bien de la mayoría de niños, hombres y mujeres de este pueblo, quien por siempre será el líder histórico la Revolución, Fidel Castro Ruz.

Apenas unos años atrás, tanto los de aquí como sus admiradores y seguidores en el mundo estuvimos inquietos porque su salud se deterioró de pronto, los creyentes pedían a sus dioses por la pronta recuperación, no creyentes, patriotas y simplemente amigos manifestaban sus pensamientos con la palabra o el mensaje positivo e invocaban la pronta mejoría de quien admirado por muchos, rechazado o simplemente conocido, por personas de todo el planeta, es innegablemente una de las grandes figuras mundiales en del siglo XX… y aún continúa haciéndose sentir en esta centuria. Sigue leyendo

Ochoa sigue siendo un huracán

AYER Y HOY: MIRANDO A CUBA

Ochoa sigue siendo un huracán

Que me perdone la Señora Modestia.

Sí, que me absuelva si quiere, pero debo declarar que fui yo, en un artículo periodístico, publicado hace muchísimos años y titulado “Ochoa es un huracán”, quien primero expresó el diagnóstico: Héctor Ochoa Carrillo (La Habana, 1931) no pertenece al género humano, no es una persona, sino que se proyecta como un indetenible meteoro.
Y, con sus 85 años, lo sigue siendo.
Ah, pero el asunto cuenta con larga historia.

Démosle al reloj pa´trá

Transcurre 1944 y un muchachito vedadense de 13 años, llamado Héctor, se estrena en los medios, como asistente de cámara, en los capitalinos estudios fílmicos de Estrella y Plasencia.
Llega el marzato. Aquel joven —ahora veinteañero—, poseedor de un corazón rebelde en medio del tórax, se rebela contra el golpetazo de quienes sus guatacas apodaban El Hombre, El Indio, El Mulato Lindo de Banes. Primero se acerca a los conspiradores del autenticismo pero, desilusionado, se mueve hacia las filas del M-26-7, movimiento del cual será uno de los primeros militantes en La Habana.
Llega 1956 y es convocado para una singular tarea: debe formar parte del equipo técnico de un noticiero de cine que, en República Dominicana, entrevistará al sátrapa Rafael Leónidas Trujillo y Molina.
Mientras esperan la llegada de Trujillo, alguien le sugiere a Ochoa que chequee los micrófonos instalados en el local. Al dirigirse a uno, se le revuelve el sedicioso que en el pecho lleva, y dice: “Uno, dos, tres, probando. Vamos a entrevistar al asqueroso general Chapitas”. (El equipo casi lo mata, temeroso de que alguien cercano a la hiena oyese lo dicho).
A finales de 1958 está en Venezuela, con falsa documentación de ayudante de máquinas, a bordo del yate Aurora, portador de bidones que contienen seis toneladas de armas para el Ejército Rebelde.
Pasan por Panamá y por Costa Rica. Y finalmente, desembarcan en el litoral de la comarca cienfueguera.
Pero llegan tarde: es el primero de enero de 1959. (Lo cual no demerita a los expedicionarios: ellos no sabían que, mientras navegaban, la rata había alzado vuelo, despavorida).

Tras el enero luminoso

Es nombrado camarógrafo del Palacio Presidencial, lo cual le permitirá atestiguar magnos hechos de la incipiente revolución en el poder.
Ah, pero llega abril del 61.
Los planes fraguados por Ike, a los cuales John F. les da luz verde —según algunos a regañadientes—, se materializan. Y Ochoa, en Ciudad Libertad, está filmando el cadáver de Eduardo García Delgado, el miliciano que con su “sangre numerosa” —como dijo Guillén— escribió antes de morir el nombre de Fidel en una puerta de madera.
Poco después, el territorio patrio es hollado por una fuerza invasora. En Palacio, Ochoa, quien siempre ha estado “en todas”, enseguida se entera. No le da tiempo para vestir su uniforme de miliciano, ni a sustituir sus lindos zapatos citadinos por un par de botas. Y, sin encomendarse a Dios ni al Diablo, con su cámara Bell and Howell de cuerda, parte hacia el frente, donde se va a convertir en un hombre-leyenda.
Las anécdotas menudean. Ochoa, rodilla en tierra, filmando a un avión enemigo que viene de frente, ametrallando. (“Fue una toma muy buena”, él comenta).

Filmará los cañonazos de Fidel que destrozan al Houston.

Y no sé si es estrictamente cierto, pero, según la tradición oral miliciana, llegaba a territorio invadido antes que la tropa.
Hay una foto inolvidable. Él, con un pantalón negro y una camisa blanca —parece un gastronómico—, en las arenas de Girón, junto a Fidel. Cuando le pregunto por el documento gráfico, Ochoa, tan olvidado de sí mismo, tan lejano del autobombo, me responde: “Ay, Argelito, yo no sé por dónde coño anda esa foto”. Y por eso, desgraciadamente, la imagen no acompaña a estas humildes líneas.
Mil pies de película, por él filmadas en Girón, constituyen todo un aval imperecedero.
Después… bueno, después se prolongaron sus travesuras. En 1963 el ciclón Flora convierte en un mar toda la cuenca del río Cauto. Y entonces, ¿dónde está Ochoa? Pues con un uniforme de preso y botas rusas —que el comandante Almeida le ha prestado—, cámara en mano colgando de un helicóptero, mientras el piloto, horrorizado, le grita: “¡C…, te vas a matar!”. (La cámara que entonces utilizó —la misma de Girón— se halla en el santiaguero museo cinematográfico).
Y recuerda: “Cuando le dieron candela a la Central de Trabajadores de Cuba, llegué y les dije a los bomberos que me pusieran la escalera para subir a la azotea y filmar algunos interiores utilizando el ángulo ancho. Cuando miré hacia abajo, el carro con la escalera lo habían pasado para otro lado. Me volví como loco y cuando bajé, insulté a los bomberos”.
Sigue leyendo

El ungüento del olvido

Por Ilse Bulit – Delegación Periodistas Jubilados en La Habana

Al fin, un correo de la amiga. Durante meses, ninguna respuesta a los enviados. Una buena señal, salía del enclaustramiento. Aceptaba su silencio. La comprendía.

Despertar en la noche, volverse y aquel espacio ocupado por tantos años, vacío. Y cuando le daban otra vuelta a la relación. Hijos independientes y lejanos, nietos queridos, pero entregados a ellos.

Los dos, en el goce de un amor calmado, de regreso de aquellas disputas por los celos de ella, la mayoría de las veces, injustos; otras, no.

“Yo no tengo la culpa, me caen atrás”, le dijo una vez, mientras revisaban el proyecto de una adiestrada, cargada de dudas solo en presencia de él. Tenía razón el muy bribón. Con esa cara de niño bueno aun cuando las primeras canas aparecían. No era de esos de que por hombre cedía a la primera provocación. Pero hubiera podido ser el primero que en el país presentara una queja por acoso sexual.

Trabajaban juntos y solo en una determinada circunstancia, descubrió una mirada cómplice intercambiada entre él y una elegante cliente. Una aventura porque al siguiente mes, él no respondía las insistentes llamadas de la mujer. Y no porque supondría que ella se lo contara a la esposa, su amiga. Él la quería. Bien preocupado estuvo cuando su posible dolencia y en más de una oportunidad le expresó que ni una extirpación demolería su amor.

En verdad, él era adorable hasta en el trabajo. De esos capaces de convertir la tarea diaria en un estímulo para la creación y aderezar con un chiste una reunión, después de presentar con la gravedad debida, una imperfección del colectivo. Consumada la jubilación de todos, mantuvo la cohesión del grupo y aunaba dineros para aparecer en la casa de un enfermo con la ayuda requerida o armar una fiesta sorpresa para un cumpleañero amargado por las trabas físicas de la vejez.

Rehusó las despedidas ante la decisión de marchar al extranjero a reunirse con los hijos. Algunos, incluida ella, cuestionaron esa operación escondida. Era una pregunta abierta en las aguas de un río más caudaloso y limpio que el Almendares, el que sorbió las cenizas.

Por la amiga supo que de ella partió el impulso del viaje definitivo.

Y esta particularidad, la hacía sentir provocadora del accidente. La liberación de esa injusta culpa podría aparecer en este correo. El pedido de la amiga la derrumbó. Primero, la sorpresa que abrió paso a la conmiseración. Podía cumplir sus deseos, pero temía sumirla aun más en la desesperación. En pocas líneas le rogaba que le contara anécdotas del desaparecido. Despreciaba el ungüento apaciguador del olvido. Reclamaba la apertura de las heridas. ¿Qué hacer?

Si ella poseía cientos de fotos. No se conformaba. Quería palabras que repitieran su presencia, convertirla en una constante en su memoria.

¿Complacerla? Entonces, pensó en el posible día en que ella también encontrara un vacío en la cama. Tapó los oídos a los sabios consejos de los psicólogos. Cercanos los ochenta años, vale la pena sumergirse en el gozo de los recuerdos del por siempre amado y resistido.

Ellos lo dieron todo

Por: Ilse Bulit – Delegación de Periodistas jubilados en La Habana – Cuba

Le fastidiaba prepararse el desayuno. Nunca imaginó que por unos

Todo cuidado es poco si se trata de las personas adultos mayores que cuidaron de nosotros.

Nieta se ocupa de afeitar a su abuelo

minutos de diferencia, un huevo podía pasar de un estado líquido a sólido. Y lo peor, lo que más le molestaba, era repetir la misma operación día tras día y al final comprobar que ningún huevo le quedaba igual al anterior y si por casualidad, alguno se acercaba a su gusto, jamás sería su exacto concepto de un huevo para ingerir en el desayuno, porque en la volatividad de pareceres se anclaba el rasgo principal de su personalidad.
Para la profesión ejercida durante cuarenta años, significó la búsqueda incesante de nuevos rumbos y la pérdida de posiciones estables. Y la pérdida también de dos matrimonios registrados en notarías y varios calificados como uniones consensuales. Producto de los últimos, solo dejó algunas griterías y otros disgustos. En los primeros, acumuló hijos que siempre recibieron la pensión alimentaria, regalos de primera en cumpleaños y Reyes y cuando las madres chillaban por ayuda, lo que ocurría a menudo.
Por la ventana, divisaba el mar. Lo agitado de las olas le justificaba la suspensión de la caminata aconsejada por el médico. Después del desayuno, ese desayuno también aconsejado por el médico al igual que el almuerzo confeccionado por la asistente el día anterior, vería algún filme. Quería extraerse las palabras escuchadas ayer en el programa de la tele y que lo incitaban a una visita mental al pasado, lo que por lo menos a él, para su descanso espiritual, era un inconveniente. No era la primera vez que escuchaba la dichosa frasecita. Era una especie de rezo, una invocación a las almas, un reclamo a los corazones de los ciudadanos. Preferentemente el versito lo colocaban en voces femeninas y caras angelicales. Podrían ser profesionales graduadas de psicología, sociología,
o de periodismo. Y si por error se la endosaban a pronunciar a una anciana, esta era una gran actriz aficionada, una hipócrita de envergadura o una pura masoquista. Porque sus compañeras etáreas o quizás ella misma, las de la generación libertaria a toda costa, sufrieron bien los acontecimientos o fueron
testigos de los hechos. Y sabían lo que podía esconderse detrás de la frasecita de marras.
“Ellos lo dieron todo”. Sí, esos viejitos que usted ve por ahí, “lo dieron todo a sus hijos, a sus mujeres, a su familia. Las familias están obligadas a reembolsarles la atención, el afecto. Sigue leyendo

La noche de los cuerpos reunificados

Por Ilse Bulit – Delegación de Periodistas jubilados en La Habana – Cuba

A la edad de los dos, la fecha de los hechos sube y baja en un cachumbambé y agregar cinco años o restar diez, no tiene la menor importancia. Repasar más o menos el contenido de aquella conferencia, charla o clase, no supieron entonces clasificarla y menos ahora, significaba que además de recordar el cumpleaños de los hijos, nietos y en especial, el día del cobro de la jubilación, todavía acumulaban cenizas de neuronas. A aquella conferencia, clase o charla acudieron porque una pareja de amigos los invitó, más bien los arrastró. Después de la asistencia, en la que ella pudo comprobar que sus flácidas mejillas enrojecían, la amistad con dicha pareja se malogró. Les había nacido la sospecha de que deseaban involucrarlos en alguna variante cuatripartita de ensayos eróticos.
Porque la charla o clase en cuestión trataba de las relaciones sexuales en la tercera edad, del modo y el cómo incentivar los ánimos hacia ese entretenimiento gratuito en parejas formales.
La conferencista, vale designarla así porque al alentar a las visualizaciones inspiradoras, a las cómodas poses apropiadas, a los llamados juegos eróticos, siempre se expresó con soltura académica y una delicadeza Sigue leyendo

“Nuestro deber es luchar”: Un impacto descomunal para un desafío descomunal

Por: Iroel Sánchez

Gabriel García Márquez escribió alguna vez que Fidel es incapaz de concebir ninguna idea que no sea descomunal  y lo sucedido este 14 de marzo viene a confirmarlo.

He preguntado a varios amigos con vasta experiencia en Internet si conocen de una acción como la sucedida alrededor de la presentación del libro Nuestro deber es luchar, que recoge el diálogo sostenido por Fidel, hace apenas un mes, con 117 intelectuales de 22 países en la Feria del Libro de La Habana, y la respuesta de todos ha sido negativa.

El volumen, en el que se abordan con profundidad los graves peligros ambientales, económicos y bélicos que acosan la supervivencia de la especie humana, fue presentado este miércoles en inglés y español por relevantes intelectuales en doce ciudades de Europa, África y América, entre ellas San Juan (Puerto Rico), Madrid (España), Washington (Estados Unidos), La Habana (Cuba), Ciudad de México (México), Caracas (Venezuela), Kingston (Jamaica) y La Paz (Bolivia) y Luanda (Angola). Sigue leyendo

José Martí: De su palabra en un 28 de enero

Por: Rosario Fernández –  Delegación de Periodistas Jubilados en La Habana

Mientras el júbilo de los cubanos es manifiesto en los medios de comunicación, la  curiosidad e insaciable deseo de adentrarse en el verbo martiano, me llevó a la Sección Constante, de “La Opinión Nacional” de Caracas,  el 28 de enero de 1882, cuando cumplía 29 años.[singlepic id=295 w=320 h=240 float=right]

Y es que el Martí nuestro y de América, posiblemente sin pensar en sí mismo se adentraba en lo otros, con su envidiable capacidad  de resaltar virtudes y expresar críticas.

De aquel  28 de enero, seleccioné algunos párrafos, que propongo a los lectores, como otra manera de recordar al insigne periodista un día de sus cumpleaños, lejos de La Habana donde vio por primera vez la luz:

“-Están en el Japón  en lucha abierta el budismo y el cristianismo. Como éste, amparado por el rey, gana terreno, acuden los budistas a todos los medios que pueden asegurar la permanencia de los japoneses en su antigua fe. A semejanza de lo que hacen los misioneros evangelistas en la capital de México…

…Al barón de Haymerié, que acaba de dejar vacante con su muerte la Presidencia de Ministros de Austria , y que fue notabilísima persona por su ingenio, por su lealtad y por una honradez tan acrisolada que el Emperador ha tenido que hacerse cargo de la educación de sus hijos….

…Los hermosos libros de Fernán Caballero, tan consoladores, y tan sanos y tan sabrosos de leer, y tanto más adecuados a figurar en el costurero  y en el velador de nuestras damas que las desconcertadas novelas de Pérez Escrich…

…. Francisca Hodgson Burnet es nombre que debe conservarse porque se hará ilustre. Entre los ingleses lo es y, que consumieron en pocos días 30 000 ejemplares de una de sus novelas.  Se asemeja a Fernán Caballero, como a Dickens, en el sincero amor con que ve a las clases pobres, en la vehemencia y verdad de sus emociones, en su complacencia en pintar cuadros populares y en su hábito de adornar de dotes la virtud a sus protagonistas.

… Como para aturdir el ruido de los dolores de la patria, están imprimiendo libros las prensas limeñas…Uno de los más recientes es un libro de poesías, en dos volúmenes: se llama “Clamores del Occidente” y el autor lleva un nombre conocido: Numa Pompilio Llona. Se distingue… por la sonoridad de sus versos, la osadía de sus concepciones y una especie de forzada sublimidad con que pinta la verdadera vibración poética a sus fantasías”.

Así era nuestro José Martí, sin haber llegado a la tercera década, cuando derramaba su hermosa prosa, para ensalzar o criticar desde periódicos de la época. La paciente obra investigativa, de sus estudiosos nos ha regalado  a lo largo del pasado siglo y este que comienza la fuente de inspiración de poetas pintores y patriotas.

Las Obras Completas nos ofrecen  ampliamente la cultura martiana, para aquellos cubanos, que desde los primeros grados de la enseñanza, aprenden a escribir José Martí y que a lo largo de sus vidas lo acompañarán, en nuestro país o fuera de Cuba -lamentablemente algunos que se marcharon, aún utilizan su verso para arremeter contra la tierra que parió al  Héroe y a  ellos mismos- aunque espero que  un día esos mismos se inspiren en la palabra martiana para felicitar el cumpleaños que niños, adultos y personas de la tercera edad, cada 28 de enero recuerdan  en simples versos: “Cultivo una rosa blanca, en julio como en enero, para el amigo sincero que me da su mano franca y para el cruel que me arranca el corazón con que vivo, cardos ni oruga cultivo, cultivo la rosa blanca..” para Darnos las manos, eso espera el José Martí nacido en su pequeña isla gigante el 28 de enero de 1853.

La TRAMPA VS. DOMINIQUE STRAUSS KAHN

Por: Elsa Claro – Delegación de Periodistas Jubilados en La Habana[singlepic id=293 w=320 h=240 float=right]

Las acusaciones sobre Dominique Struss Khan el pasado año, cuando estaba al frente del FMI, fueron parte de una repugnante maniobra. Acusado de forzar a una camarera de hotel, lo encarcelaron sin derecho a libertad bajo fianza, algo que solo logró tras presentar su renuncia a la gerencia del  organismo de crédito internacional.

Como añadido al engaño, publicitaron sórdidos detalles para desacreditar a quien hasta ese momento era el candidato favorito a las elecciones de Francia, que pronto tendrán lugar y, al mismo tiempo, destruían  el plan de darle vía a una nueva moneda.

El asunto se origina tiempo antes, cuando China, Rusia, un grupo de naciones emergentes y hasta la propia Alemania, que está ahora defendiendo con dientes y uñas al euro, propusieron que se usara en los intercambios comerciales los Derechos Especiales de Giro, fórmula que posee el propio FMI con respaldado de sus fondos.

Quiere decir que no era algo desconocido, excepto que tendría un nuevo nombre Bancor y carácter de moneda de uso universal. El dólar circularía solo dentro de Estados Unidos, como ocurre en la mayor parte del mundo con cada divisa nacional. Sigue leyendo

Julio García, desde la humildad y el compromiso

A continuación, www.cubaperiodistas.cu reproduce a manera de póstumo homenaje a quien fuera Presidente de la UPEC, las palabras enviadas en marzo de 2011 desde Maracay, Venezuela, por Julio García Luis, a la ceremonia de entrega del Premio Nacional de Periodismo “José Martí”, por la obra de la vida, que mereciera el pasado año.

[singlepic id=291 w=320 h=240 float=right]

Queridas compañeras, queridos compañeros:

El Premio me ha sorprendido en medio de un compromiso docente con los estudiantes de Maestría en Comunicación en la hermana República Bolivariana de Venezuela.

Nada me habría gustado más que poder estar allá y decirles estas palabras de viva voz, pero sé que ellas estarán en la voz de César y que él las leerá mucho mejor de lo que yo hubiera podido hacerlo.

No debo ocultar mi felicidad personal al recibir el Premio Nacional de Periodismo “José Martí”, que llega en un punto de giro de mi vida laboral, ni el orgullo de poder representar en este instante el trabajo excelente de los compañeros y compañeras que ganaron el Premio “Juan Gualberto Gómez”.

Es en nombre de todos, con humildad y compromiso, que agradezco estos reconocimientos, como agradezco la labor del tribunal y el celo con que nuestra Unión de Periodistas cuida de la dignidad de estos estímulos. Sigue leyendo

Un prolongado y sentido aplauso despidió al querido profesional que, como expresó Martín Pulido, es un hasta siempre

Tras las notas del Himno Nacional, el vicepresidente primero de la UPEC, José A. Martín Pulido, pronunció las palabras de despedida de duelo de Julio García Luis, Premio Nacional de Periodismo José Martí por la obra de la vida, ante su tumba  en la Necrópolis de Colón.

PALABRAS DEL VICEPRESIDENTE DE LA UPEC [singlepic id=290 w=320 h=240 float=right]

Las cuartillas de despedida a Julio García Luis, este valioso compañero, gran ser humano y brillante periodista revolucionario, las podríamos escribir hoy a cientos de manos, uniendo en un solo torrente de cariño, las múltiples anécdotas, los consejos y enseñanzas, y los recuerdos de tantos momentos que muchos de nosotros pasamos junto a él en las redacciones, en las aulas de la Facultad y del Instituto, en las oficinas del Consejo de Estado, del Partido y de la UPEC, en los campos y en las fábricas de Cuba y en disímiles latitudes del mundo donde lo llevó la pasión del periodismo.
Su otra pasión, la del magisterio, la disfrutó amplia y versátilmente, desde sus andares como Maestro Rural y Maestro Voluntario, hasta su ejercicio como profesor adjunto y Decano por doce años en la Facultad de Comunicación Social de la Universidad de La Habana. De su labor investigativa y docente salieron varios libros y textos básicos para la profesión. Fue tutor y oponente de tesis, conferencista y panelista, y los muchachos de su tiempo en la Facultad le recuerdan como un perenne participante en todas las convocatorias. Horas antes de su sorpresivo deceso en la tarde de ayer, Julito andaba en faenas del tribunal de grado científico superior universitario.
Los colegas que en fecha reciente alcanzaron el Doctorado en Ciencias de la Comunicación, nunca olvidarán el impulso de Julio García y su alegría al verlos titulados y listos para brindar sus conocimientos, como él hizo, para ayudar a formar al relevo y seguir capacitando a los ya veteranos. Su propia tesis de Doctorado es un valioso estudio reflexivo y propositivo sobre las complejidades del ejercicio del periodismo en el socialismo y la Revolución. Sobre este tema escribió un libro cuya lectura algún día nos lo traerá batallando de nuevo.
En los difíciles tiempos del Período Especial, desde el semanario Trabajadores, opinó con maestría y aplomo sobre agudos asuntos, radiografió los Parlamentos Obreros y escribió decenas de columnas de opinión con la misma letra diáfana, profunda y militante con la que durante veinte años se desempeñara como editorialista del periódico Granma y cronista de más de cincuenta viajes del Comandante en Jefe.
Fue de los periodistas cuyo estilo y agudeza descriptiva el lector reconocía y agradecía, aunque se obviara el crédito, y eso él lo asumía con una modestia y una humildad tremendas.
En medio de lo que él llamó un punto de giro en su vida laboral, una jubilación en nada parecida al retiro, Julito recibió en marzo del 2011 el Premio Nacional de Periodismo “José Martí”, por la obra de la vida. Sigue leyendo

EL HISTORICO CINISMO IMPERIALISTA

Por:  José Prado Laballós Miembro de la Delegación de Periodistas Jubilados en La Habana

[singlepic id=259 w=320 h=240 float=right]

El presidente norteamericano, Barack Obama, anunció recientemente que Estados Unidos se retira de Iraq y que lo hace “con la cabeza en alto”, es decir, con satisfacción y orgullo.

¿De qué siente satisfacción, de los cien mil o más civiles muertos por los soldados estadounidenses? ¿De los cinco mil jóvenes norteamericanos que regresaron de la guerra en ataúdes? ¿O de los enormes destrozos causados en ese país árabe?.

Nadie puede olvidar que esa guerra, iniciada hace una década por el entonces presidente, George W. Bush, se libró sobre la mentira de que Iraq poseía armas de destrucción masiva.

A nadie deben extrañar las declaraciones de Obama. La mentira, el cinismo, la prepotencia, la hipocresía, la intromisión en los asuntos internos de otros países y la guerra han sido las características fundamentales de la política exterior de Estados Unidos desde su constitución en república, en 1776.

No había transcurrido una década de ese acontecimiento cuando en 1785 uno de los fundadores que después fue presidente, John Quincy Adams, proclamó la llamada Doctrina del Destino Manifiesto, según la cual Estados Unidos “había sido escogido por la Providencia para dirigir el mundo”. Sigue leyendo

PELIGROS POSTERGADOS O CEGUERA NEOLIBERAL

[singlepic id=267 w=300 h=220 float=left]Por: Elsa Claro – Delegación Periodistas jubilados en La Habana

Si ya Italia está en plan de salvamento y Francia, la segunda economía europea, entró en recesión al igual que Holanda, que suele calificarse de sobria y hasta hace poco exhibía saludables indicadores, debería examinarse  mejor por qué las más desarrolladas economías, están cayendo.

Algunos vaticinan que hasta la propia Alemania, principal promotora de los exagerados ajustes en boga, puede ser víctima de su propia terapia, pues si el resto pierde capacidades no les podrán comprar cuanto produce y exporta. Algo así pudiera ocurrir en breve, de mantenerse el enorme rigor, sin proyectos de reanimación  económica que amortigüen  el golpe.

Alemania tiene una deuda ascendente al  80 por ciento  de su producto interno bruto. Una cantidad superior a la de España, atacada por los mercados que siguen especulando, mientras las calificadoras de riesgo devalúan los bonos de deuda que Madrid vende, y todo ello lleva a que tengan que pagar más intereses.

No es fácil comprender estos hechos. Si a Alemania o Francia esas entidades internacionales (casi todas norteamericanas, por cierto) que determinan el valor de una deuda y por extensión cuánto se paga por los intereses de ella, les aplicaran los mismos parámetros debilitantes que han usado contra naciones de menor techo económico, Sigue leyendo

CONQUISTAREMOS TODA LA JUSTICIA

Por:  José Prado Laballós – Delegación Periodistas jubilados en La Habana[singlepic id=265 w=320 h=240 float=right]

Recientemente tuve el privilegio de escuchar a una adolescente de noveno grado explicar cómo se apropio de Martí. Y lo exponía con una sencillez conmovedora.

Todos los días-dijo- cuando apenas contaba cinco años de edad, pasaba, de la mano de mi padre, por un parque, en cuyo centro de elevaba una estatua sobre un alto pedestal y siempre me llamaba la atención. Un día le pregunté a mi padre: ¿ quién es ese hombre que está ahí arriba? Y él me respondió: ´Es José Martí, un gran patriota que luchó toda su vida por la independencia de Cuba. Debes quererlo y honrarlo, ¨porque se afirma un pueblo que honra a sus héroes´.

Poco después, cuando aprendí a leer, me interesaban especialmente todas las historias en que era protagonista nuestro ´Héroe Nacional´.

Un 28 de enero, fecha del natalicio de Martí, escribí una extensa composición sobre el ideario martiano. Tuve que leer mucho sobre él ¨ Apóstol¨ de nuestra independencia, y me maravillaba su extraordinaria capacidad como maestro, poeta, periodista, diplomático y patriota. Supe que fue representante diplomático de un país sudamericano, corresponsal de un periódico argentino y maestro de una nación centroamericana, donde lo llamaban ´Doctor Torrente¨, pues era como un torrente su prédica por la independencia de todo el mundo. Porque para él ¨ Patria es humanidad ¨. Sigue leyendo