Archivo de la categoría: Curiosidades

Interesantes traajos sobre hchos insólitos, cosas curiosas ymuchas otras más

Tres vicios del idioma: como, para nada y la autopregunta

DEL LENGUAJE

José Prado Laballós

Hoy me voy a referir a tres vicios del idioma que se han puesto de moda en nuestros medios: como, para nada y la autopregunta

Ya se ha generalizado el uso innecesario de la preposición como:

Cristina Fernández fue elegida como presidenta de la argentina.

Caridad Suárez fue seleccionada como Vanguardia Nacional.

Ese como sobra y, además, crea alguna confusión.

En nuestro idioma existe una palabra muy corta y contundente para negar: NO. No se por qué nos empeñamos en sustituirla por para nada:

En cuanto a la autopregunta, ponga atención y verá frecuentemente que el orador se autopregunta algo. Ejemplo:

Estoy seguro de que resolveremos ese problema, ¿Por qué digo esto? Porque tenemos la voluntad para hacerlo. Suprima la pregunta y verá que queda mejor.

CURIOSIDADES.

La palabra oía, del verbo oír, tiene tres sílabas: o-í-a.

Diversos usos de la palabra si:

Si llegas tarde no te esperaré.

Si, no te esperé porque llegaste tarde.

Cuando volvió en sí no reconoció a nadie.

Si, es la séptima nota musical.

Tomó el dulce para sí.

De nuestra historia: Casiguaya y Mariana

Guamá fue el cacique taíno que se rebeló heroicamente contra el domino de los conquistadores españoles, combatió entre los años 1522 y 1533, en las montañas de Baracoa –territorio perteneciente a la actual provincia de Guantánamo- con una valiente guerrilla de indocubanos, en una desigual lucha contra las fuerzas españolas lo acompaño siempre su esposa Casiguaya (Flor de Primavera) y su pequeña hija.

La vida épica de ambos ha alimentado la imaginación popular, así como la de novelistas y otros artistas. Al caer Guamá víctima de la traición, Casiguaya continuó la lucha en unión de otras indias rebeldes. Una feroz persecución puso fin a la lucha de esta ejemplar mujer, la que fue capturada en unión de varias de sus compañeras, las que fueron condenadas al horca en la Plaza de Armas de la ciudad de Santiago de Cuba, donde los hacendados llevaron a sus indios y esclavos, para que presenciaran la criminal ejecución, y que sirviera de ejemplar escarmiento.

Después de ser ahorcadas las cuatro compañeras de Casiguaya esta, antes de ser conducida al patíbulo, le solicitó al sacerdotes que estaba bendiciendo las ejecuciones, le permitiera abrazar y besar a su hija, prometiéndole que renunciaría a sus creencias, aceptando las de la iglesia Católica, el sacerdote accedió y llevó a la niña hasta donde se encontraba Casiguaya, la que abrazó fuertemente a su hija, al besarla la estranguló entre sus manos, mientras gritaba con dolor: “¡Criminales, jamás, ni la mujer ni la hija de Guamá serán esclavas de cristianos españoles!”
Inmortalizada por los versos del Indio Naborí ha quedado la imagen de aquella mujer: Sigue leyendo

Cuentos de Viejos

Nunca me ha gustado replicarme. Y como la realidad de los ancianos permanece en un escenario de telenovela reprisada, consideré no aburrir a mis amigos y conocidos con mis cuentos protagonizados por ancianos. Continúo escribiéndolos, pero solo les enviaré aquellos en que crea colocar un punto de vista mas pegado a la realidad de estos
días. Gracias por resistirme.

Ilse Bulit – Periodista de la Delegación de Periodistas Jubilados en La Habana – Cuba

El juego de la latica  versus  Celular

Le llegó el barullo en esa nube protectora que baja los niveles del sonido en los oídos ancianos. Abandonó su rincón favorito en el patio y a paso de bastón buscó a la hija. Estaba junto al marido en el rincón favorito de ellos, en la cocina. Ella, acongojada, preparaba un jugo natural, posible receptor del agua salada de las próximas lágrimas. Él, enfurecido, sentía el crepitante latir del corazón, en anuncio de una posible visita al cardiólogo. La llegada del “bisa”, así quedó bautizado por la popularidad de una telenovela brasileña de la temporada veraniega, les frenó la conversación. Los querían todos en la familia y lo respetaban; aunque en algunos nietos y todos los bisnietos, se sentía mirado como al Morro, aceptado en su papel histórico de representante de la ciudad, pero ya desvanecidos su luz guiadora de navegantes, ante las tecnologías vigentes.

El pedido de un buchito de café, logró calmarles los ánimos. Por complacerlo, solo por él, decidieron darle trabajo a la cafetera china. Mientras esperaban la colada, saltó el último capítulo de los normales dramas familiares, causante del ruido desproporcionado en un hogar de gentes civilizadas.

El nieto del medio, o sea, su bisnieto, el de los nueve años, estaba encaprichado en un celular-animadocelular de verdad y lo reclamaba a gritos en pago de su paso triunfante al tercer grado con las mejores notas del aula. Y demostrando un admirable sentido de la justicia, preguntaba el porqué tenía un celular con lucecitas, el más irrespetuoso y mal estudiante esa aula. Lo peor vino después, cuando el padre bajó a nivel de primaria sus conocimientos sobre la economía mundial y explicó las diferencias entre los países desarrollados y no desarrollados. Entonces, el estudioso y por seguro, pichón de analista de información, le ripostó que en la TV cubana había visto a niñitos indígenas con celulares. Noqueado el padre y en la edad de los infartos peligrosos, bufando abandonó la discusión y el pequeño cerró los libros en huelga de estudios, por lo menos por ese día. Y ellos, par de ancianos todavía con influencia entre los hijos y nietos, escarbaban en los posibles argumentos que convencieran al niño porque ya lo del celular implicaba aparte de la inversión monetaria, ciertas consideraciones éticas.

El irritado abuelo calmado por el café, expuso una idea. Seguro la apoyaría el bisabuelo, quien se entretendría también en la niñez con aquel juego. En la infancia de ambos, el teléfono fijo escaseaba en ciudades y campos.

Le contarían como ellos se divertían durante horas. Buscaría dos laticas y el cable. Un niño con latica a cada lado del cable extendido y jugarían a las llamadas telefónicas, unidas a “rin rin” vocales o hechos repiqueteando otra lata.

telefono-de-latica-meuciEl bisabuelo observó asombrado al anciano. El calor sofocante le obstruía la conexión de las células cerebrales o un brote de Alzheimer lo tomaba por sorpresa.

Si le planteaba el juego del teléfono de latica al pequeño operario de computadora, perdería el respeto de todos los habitantes de la casa, inclusive él, un cercano nonagenario del siglo XXI.

10 de septiembre de 2016

Sospechas de magnicidio apuntan al norte

El método de asesinar adversarios se ha convertido en práctica usual del gobierno de Estados Unidos

Por: Manuel E. Yepe – miembro de la Delegación de Periodistas Jubilados en La Habana

A pocas horas del fallecimiento del presidente venezolano Hugo Chávez en Venezuela, grupos defensores de los derechos civiles de Estados Unidos y otros países señalaron a la CIA, el Departamento de Estado y la Agencia de Inteligencia de la Defensa estadounidense como presuntos implicados en el acontecimiento y formularon demandas a agencias federales para recabar información sobre planes para envenenar o de otra manera asesinar al líder venezolano.
Al amparo de la Ley de Libertad de Información (Freedom of Information Act o FOIA), la Sociedad del Fondo por la Justicia Civil (Partnership for Civil Justice Fund), la coalición ANSWER (Act Now to Stop War and End Racism -Actuar Ahora para Detener la Guerra y Eliminar el Racismo) y el periódico francés Libération presentaron una demanda a este fin ante tribunales estadounidenses.
La demanda recababa la búsqueda en todos los archivos y documentos, incluyendo correos electrónicos, cartas, cables y otros mensajes, memorandos, notas, minutas, fotografías, grabaciones de audio, grabaciones de video, evaluaciones de inteligencia y otros datos e información relativa a planes para envenenar o de otra forma asesinar al Presidente de Venezuela, Hugo Chávez quien acababa de fallecer.
Los demandantes declaraban actuar guiados por el notorio historial en materia de encubrimiento de atentados de asesinato de dirigentes extranjeros del gobierno estadounidense. Actuaban también a la luz de la reciente exhumación del cadáver del líder palestino Yasser Arafat para determinar si su muerte fue causada por envenenamiento y los posteriores reportes de prensa acerca del hallazgo por el Instituto de Radiofísica, que procesó los datos, de niveles anormales de polonio-210 en sus efectos personales. Sigue leyendo

Sobre la profecía maya y el supuesto fin del mundo: Posicionamiento de la Escuela de Historia ante las celebraciones del Oxlajuj B’ak’tun ó 13 B’ak’tun

Desde hace tiempo, y en estos días con más fuerza, se viene hablando de la profecía establecida por los mayas en relación a un importante evento que tendrá lugar este 21 de diciembre

[singlepic id=303 w=320 h=240 float=left]En realidad se trata de un acontecimiento astronómico que los sabios de Mesoamérica pudieron establecer con precisión hace ya largos siglos, y que nada tiene que ver con el presunto fin del mundo. Esta visión apocalíptica, más que un temor verdadero que circula por ahí, es parte de un bien montado mercadeo que hace de los pueblos mayas un atractivo turístico. Publicitar “el fin del mundo”, invitando a visitar las tierras donde los mayas aún sobreviven –en condiciones paupérrimas, por cierto– es un buen negocio para algunos. Pero no para los pueblos mayas precisamente.

En ánimo de aclarar todo esto, nos parece pertinente reproducir ahora un comunicado de la Escuela de Historia de la Universidad de San Carlos de Guatemala, una de las más viejas de todo el continente americano, que en forma escueta pero muy precisa echa luz sobre este asunto, ya demasiado manoseado.

  1. Aunque ya diversas instituciones, tanto nacionales como internacionales, se han pronunciado para desmentir la creencia difundida, sobre todo a través de Internet, de que el 21 de diciembre según el Oxlajuj B’ak’tun, sería el fin del mundo, nosotros como unidad académica dedicada al estudio, investigación, docencia y divulgación del quehacer científico de la historia, la antropología, la arqueología, la enseñanza de las Ciencias Sociales y la Archivística, exhortamos al público en general a no dejarse sorprender por la difusión de estas visiones apocalípticas y carentes de fundamento, ya que no existen pruebas de ningún tipo que sustenten este tipo de ideas distorsionadas sobre el Oxlajuj B’ak’tun, el cual no es más que un fin de ciclo, según la cuenta del tiempo elaborada por sabios mayas de la antigüedad.
  2. Rechazamos el carácter mercantil y comercial, y la poca veracidad que se le está dando a esta conmemoración, pues mientras se hace uso del Oxlajuj B’ak´tun en términos economicistas, a la vez se sigue excluyendo a la población maya.
  3. Para nosotros como Escuela de Historia el Oxlajuj B’ak’tun es visto como la finalización de un ciclo en el calendario maya de la cuenta larga o Choltun. Este calendario tenía como objetivo registrar las fechas de eventos importantes, tanto históricos, como míticos, así como los acontecimientos vinculados a la vida de los K’ul Ajaw (Señores Sagrados). Todos los calendarios del mundo empiezan la cuenta del tiempo en una fecha era. Para los antiguos mayas la fecha era corresponde al momento de la creación, que ellos situaban en un día 4Ajaw 8 Kumku, y que corresponde al 11 de agosto del año 3114 a.C. Sigue leyendo

JOELMIR Y FIDEL

Por: Frei Betto
Conocí a Joelmir Beting en la década de 1980. Debido a sus sutiles comentarios económicos críticos de la dictadura, flanqueados de metáforas e imágenes brillantes, lo invité a dar una conferencia en la Semana del Trabajador, en São Bernardo do Campo.
Poco después le sugerí a Fidel Castro, interesado en conocer mejor la economía brasileña, que invitara a Joelmir a visitar Cuba. Desembarcamos en La Habana el jueves 9 de mayo de 1985.
Fidel le preguntó al periodista brasileño:
–¿Cuál es su trabajo diario?
–Hago una hora y media de programa de  radio y por la noche media hora de televisión. También escribo una columna diaria, reproducida en 25 periódicos.
Joelmir le contó su historia personal: era hijo de un trabajador eventual ya muerto, como tantos otros campesinos de hoy, por culpa de la caída del camión que lo llevaba a su trabajo. Creció entre las labores de la caña y el café, criado por el venerable sacerdote Donizetti en Tambaú, en el interior de São Paulo. Estudió Ciencias Sociales en la Universidad  de São Paulo y trabajó como maestro de primaria, lo cual le dio facilidad para traducir lo relativo a la economía en un lenguaje accesible.
–¿Hay mucha caña en São Paulo?, preguntó Fidel.
–Produce el 75% de toda la caña de azúcar del Brasil –aclaró Joelmir, que aprovechó la ocasión para hacer a su vez  una pregunta: ¿Qué lee usted cada día?
–Todas las mañanas recibo un montón de páginas con las noticias del día seleccionadas por índice: Cuba, azúcar, Estados Unidos, etc. Primero reviso las fuentes. Sé que las agencias de los Estados Unidos no son imparciales. Empleo en esto entre una hora y hora y media. Así me formo una visión global de todo lo que las agencias internacionales informan sobre cada tema.
–Nadie conoce el ordenador que el ser humano tiene en la cabeza, comentó Joelmir. ¿Cómo es su trabajo?
–Es un trabajo tenso, difícil, que encierra una responsabilidad muy grande. Pero uno se acostumbra. Trato de aprender en conversaciones con los visitantes. A través de amigos sé lo que se piensa en muchos países.
–¿Y a usted le gusta hablar en público?
–Tengo miedo escénico. Hablo de improviso, porque al pueblo no le gustan los discursos escritos. Parto de argumentos. Es cierto que llego tenso, pero la reacción del público estimula. Llego como alguien que se presenta a un examen. Cuando debo hablar acerca de la salud, por ejemplo, necesito memorizar las cifras. Se trata de grabar los índices de mortalidad infantil, y lo consigo pronto. Es más difícil cuando el problema está determinado por quince o más factores. Tengo que dominar el tema y ordenarlos. Hay gente que explica lo que no entiende. Yo, si no domino un tema, no trato de explicarlo.
–¿Está realizado en Cuba el proyecto social?
–Sí, en lo esencial.
–¿Es éste el modelo cubano?
–Hay mucho de cubano. El sistema electoral es todo cubano. Cada circunscripción, con diezmil electores, elige a su delegado al Poder Popular. Votan los vecinos. Y son ellos quienes proponen un nombre para delegado. Sugieren un máximo de ocho nombres y un mínimo de dos. El Partido no se mete en eso. Quedan elegidos los que obtienen más del 50%. Esos delegados conforman la Asamblea Municipal y eligen el poder  ejecutivo municipal. Después se reúnen las comisiones, integradas por el Partido y por las organizaciones de masas, para elegir los delegados de la provincia y los 500 diputados  de la Asamblea Nacional. Más de la mitad de los cuales sale de la base. Cada tres meses se reúnen los vecinos con el delegado de la circunscripción para evaluar su trabajo. E incluso pueden quitarlo.  Este sistema donde la población propone los candidatos que integrarán la mitad de la Asamblea Nacional es la democracia de abajo hacia arriba. No es como pasa con los políticos burgueses quienes, después de elegidos, pasan cuatro años sin presentar cuentas y sin que puedan exigirles nada. El Poder Popular nombra al responsable de la salud en la provincia pero, para evitar choques, se consulta antes al Ministerio. Es una forma de evitar tensiones entre el Poder Popular y el poder central.

El diálogo entre Fidel y Joelmir fue reproducido en forma de entrevista en todos los diarios brasileños para los que trabajaba Joelmir en aquella época y, en agosto de 1985, fue editado en un libro por la editorial Brasiliense con el título de Los intereses subversivos.

Frei Betto es escritor, autor de “Sobre la esperanza”, junto con Mario Sergio Cortella, entre otros libros.

www.freibetto.org/>    twitter:@freibetto.

Aún 18 TERRITORIOS están COLONIZADOS

Por:  Pedro Meluzá López – miembro Delegación Periodistas Jubilados en La Habana[singlepic id=263 w=200 h=130 float=left]

En pleno siglo XXI y a más de 50 años de la descolonización proclamada a bombo y platillo por la Asamblea General de Naciones Unidas, 18 territorios aún permanecen bajo el yugo colonial.

Esta lentitud de progresos en materia de descolonización es un reflejo de la falta de voluntad política para la plena aplicación de la resolución 1514 de la ONU aprobada el 14 de diciembre de 1960 y que postulaba el derecho de libre determinación y la necesidad de poner fin “rápida e incondicionalmente al colonialismo”. Ochenta países la alcanzaron, 16 de Africa en ese propio año,  pero…

¿Cuáles son esos territorios que siguen aún sin independencia?

Nombre UbicaciónNación colonial
AnguilaCaribeGran Bretaña
Bermudas
GibraltarAtlántico
GuamPacíficoEstados Unidos
Islas CaimánCaribeGran Bretaña
Islas MalvinasSuramérica
Islas Turcas y CaicosCaribe
Islas Vírgenes Británicas
Islas VírgenesEstados Unidos
MonserratGran Bretaña
Nueva CaledoniaOceaníaFrancia
PitcairnGran Bretaña
Puerto RicoCaribeEstados Unidos
PalestinaOriente medioIsrael-EE.UU
Sahara OccidentalÁfrica norteMarruecos
SamoaPacíficoEstados Unidos
Santa ElenaAtlánticoGran Bretaña
TokelauOceanía

Como se aprecia, el imperio británico ocupa 11 de los 18 territorios, seguido por Norteamérica con cuatro. Ocho están ubicados en el Mar Caribe.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, reconoció recientemente que la organización está en deuda. Según versión de BBC Mundo, el funcionario manifestó:

“Aún quedan territorios no autónomos en el programa de Naciones Unidas. (Hasta que) su condición política no se resuelva satisfactoriamente, los ideales de la Declaración de la Asamblea General sobre Descolonización seguirán sin cumplirse”.

EL REGRESO DE JESÚS

Por:  Frei Betto

[singlepic id=262 w=320 h=240 float=left] Sin llamar la atención, Jesús volvió a la Tierra en diciembre del 2010. Vino en la persona de un buscador de material reciclable, que vivía en la calle.

Comía de lo que preparaban vendedores ambulantes o sobras que le daban los restaurantes por la puerta de servicio.

Andaba siempre con una paloma posada en el hombro derecho. A la puerta de un teatro se extrañó del modo como le miraban las personas bien vestidas.

Recordó que, en la Palestina del siglo 1°, su presencia suscitaba curiosidad en algunos y aversión en otros, como los fariseos y saduceos.

Ahora predominaba la indiferencia. En la gran ciudad se sentía un don nadie.

Un ser invisible.

Al recoger latas de desecho a la puerta de una facultad ningún estudiante o profesor le miró. ³Si estuviera un rato hurgando en los desperdicios las personas manifestarían asco², pensó. Ahora nada. Ni lo notaban. Consideraban completamente normal que un hombre andrajoso hurgara en la basura.

Gracias a su mirada sobrenatural, capaz de penetrar el alma y la mente de las personas, Jesús sabía que casi todos eran cristianos. Robaron un auto frente a la facultad. La víctima, una estudiante quirúrgicamente embellecida, le señaló como sospechoso de ser cómplice de los ladrones. La policía, sin pistas acerca de los delincuentes, decidió apresarlo para aplacar la ira de la joven, hija de un empresario. Sigue leyendo

La huella de los yucatecos

El barrio de campeche, en la habana

Por Alberto Pozo

Los mayas nunca llegaron a Cuba antes que los españoles: la turbulencia de las aguas del Canal de [singlepic id=253 w=300 h=200 float=right]Yucatán, quizás resultaba demasiado dura para sus canoas.

Después de la ocupación de Cuba por los conquistadores españoles, cazaban a los yucatecos, descendientes de los mayas, para sustituir la mortandad de los indios nativos, diezmados por el trabajo esclavo.

Ya en 1544 los indios yucatecos, llevados a Camagüey, a su capital, Puerto Príncipe, se sublevaron, mataron a sus encomenderos y quemaron los sembrados. Las Corona tuvo a bien declararlos libres a partir de 1553.

Desde 1558 comenzó a llegar un contingente de yucatecos libres para participar en la construcción de las fortalezas del puerto de La Habana. Procedían de la zona de Campeche en Yucatán. El puerto de La Habana era el punto de reunión de las embarcaciones españolas que llevaban el oro y la plata del continente americano a España. La Habana era, pues, la caja fuerte de las riquezas arrancadas a Sudamérica y México (Nueva España) que se trasladaban mediante el Sistema de Flotas a la península ibérica.

Las autoridades cedieron a los yucatecos o campechanos un amplio espacio en el sur de la bahía habanera para que se establecieran. Allí fundaron la hacienda Campechana que devendría en el siglo XVIII en el “Barrio de Campeche”. Así fueron fundiéndose naturalmente con el resto de la población.

Por esta razón y su cercanía, se establecieron sólidos y amplios lazos comerciales con México. En Puebla se comenzó a producir trigo de buena calidad que nos vendían a precios razonables. Desde el siglo XVII los moradores de Cuba pudieron sustituir el “pan de la tierra” (casabe) aunque también en Cuba elaborábamos pan de maíz.

Instituyen oficialmente religión bantú en Cuba

Por Ismael Tantaw

La religiosidad en Cuba es un tema que atrapa no solo a los estudiosos, nacionales y foráneos, de nuestras raíces, las raíces del cubano, sino a todo hombre que defiende [singlepic id=218 w=113 h=185 float=left]lo que lo identifica como individuo perteneciente a una etnia, a un grupo humano. La que le aportaron sus ancestros.

Me acuerdo de nuestro Poeta Nacional, Nicolás Guillén, quien con sapiencia y corazón nos recuerda en su memorable Balada de los dos abuelos, el blanco y el negro, cada cual con su acervo, su carga cultural, lo que somos hoy gracias a esa combinación que fortalece nuestra esencia espiritual.

Comienzo con estas palabras mi comentario porque me dio pie para hacerlo lo que escuché en la sede de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) cuando un hombre, quizás de poco más de sesenta años, afirmaba “será constituida oficialmente la Asociación Religiosa Bantú de Cuba” o lo que es lo mismo Mpungo Wuari.

Lo dijo con esa euforia que contagia y que provoca la pregunta, la indagación. Quien así se expresaba resultó ser quien sería presidente de la mencionada asociación religiosa, Aldo Durares Román, un cubano sencillo, descendiente bantú, cuya responsabilidad le da la categoría de Tatandy, es decir, de Rey en lengua de esa etnia.

El bantú, segundo grupo en importancia de los cultos de origen africano en Cuba, vivió estrechamente con los de otras etnias, particularmente con los yorubas y lucumíes. Presencia cultural extendida en la comunidad de pueblos del África oriental, central y austral cuyos primeros asentamientos en nuestra Isla tienen lugar a partir de la segunda mitad del siglo dieciocho.

Como religión de origen africano forma parte del amplio espectro de la religiosidad popular generada por hombres y mujeres que siglos atrás fueron traídos como esclavos y pertenecían a la amplia familia africana de los pueblos de lengua bantú.

Estuvimos allí, en la sede de la Casa de África, en La Habana Vieja, donde tuvo lugar el acto constitutivo de la institución o nuevo espacio de participación social al amparo de las regulaciones constitucionales en el que pueden unirse todos los religiosos de origen bantú (paleros, espiritistas, santeros, entre otros) y por qué no, conocer más acerca de nuestro abuelo negro.

Nuestro Idioma – Bantuísmos

Por: José Prado Lavallós

Se sabe que el español que hablamos en Cuba abundan los anglicismos, los galicismos y los [singlepic id=194 w=133 h=160 float=right]cubanismos, pero seguramente muchas personas no sepan que también existen bantuísmos (de origen bantú, africano).

En el Diccionario de bantuísmos, elaborado por Gema Valdés y Myddri Leyva, se registran nada menos que 263 palabras de origen bantú que se emplean en Cuba. Desde “ampanga”, que es la primera, hasta “zunzún”, que es la última en la lista.

Veamos el siguiente párrafo:

El viejo “cañengo” de la “cachimba”cogió su “bongó” y formó una “cumbancha”, donde no faltaron la “conga”, el “changuí” y el “guaguancó”. Un niño “bitogo” y un amigo suyo que está en la “fuácata”, soltaron la “gandinga” bailando, hasta que se formó el “titingó”.

Todas las palabras entrecomilladas , once, son bantuísmos de uso frecuente en Cuba.

En próxima ocasión me referiré a nuevos bantuísmos, no tan frecuentes, con sus correspondientes significados. Todos estos términos están extraidos de la iluastrativa obra arriba mencionada, que fue patrocinada por el Instituto de Investigación cultural Juan Marinello.

NUESTRO IDIOMA V

Por José Prado

Es frecuente que al escribir o hablar se empleen palabras superfluas que, además, pueden crear confusión.
Una de las más usadas es como.
Se aburre uno de escuchar o leer que “Fulano fue electo como Presidente de…” o “Pedro fue seleccionado como vanguardia.”
En ambos casos sobra el como. Suprímalo y verá.

En la narración de los juegos de pelota son frecuentes esas palabras sobrantes. Ejemplos?

1)”Olivera pide tiempo al árbitro para acomodarse uno de sus zapatos.”
Desde luego que tiene que ser un zapato suyo. Sería absurdo que Olivera pidiera tiempo para acomodarle un zapato a otro jugador.
2) “El bateador recibió el pelotazo en uno de sus brazos.” Claro, no iba a recibir el ‘dead ball’
en el brazo del receptor.
En ambos casos sobra  de sus. Basta decir: “un zapato”o “un brazo”.
A propósito, no se han fijado que cuando un jugador batea de “fao”que nadie captura el narrador dice que “tiene que regresar al cajón de bateo?” Sobra la observación.
Pero ya termino esta “descarga” con una pregunta: Por qué con tanta frecuencia se responde “para nada” en lugar de decir un simple NO?

NUESTRO IDIOMA IV

Por José Prado

Cada vez que nuestros medios de comunicación informan sobre delegaciones que llegan al país incurren en un error al emplear la palabra comitiva. Por ejemplo:
Arribó a La Habana el presidente de la República Bolivariana de Venezuela Hugo Chávez, acompañado por varios de sus Ministros. La comitiva fue recibida en el aeropuerto por…”

Comitiva significa séquito, acompañamiento. En este caso la comitiva es “los Ministros”que acompañan a Chávez. Entonces, Chávez no fue recibido?
Delegación y comitiva no son sinónimos.

Se incurre también en error cuando se dice (por cierto muchas veces):
“Un 10 de octubre de 1868 comenzó nuestra Guerra de Independencia…”Solo existió un 10 de octubre de 1868, por lo tanto debe decirse el y no un.
Sí se puede decir o escribir:”Un 10 de octubre, el de 1868…”
Todos los años hay un 10 de octubre. Pero el de 1868 es único…

Copiaste?

La Huella de los AFRICANOS

Por: Alberto Pozo Hernández – Ilustración Blanquito

Todavía hoy existen confusiones y dudas acerca de las etnias y procedencia de los grupos africanos traídos a Cuba como esclavos. Como eran adquiridos por los negreros en ciertos puntos de concentración o factorías en las cosas del llamado Continente Negro, los denominaban según el punto geográfico en  que se  encontraban enclavadas.

[singlepic id=188 w=638 h=296 float=center]Los “buscadores de esclavos seguían la inviolable regla de mezclar los grupos aunque sus dialectos fueran diferentes o, incluso, tuvieran rivalidades los unos con los otros. Mejor: el objetivo era impedir la unidad”.

Con el paso del tiempo, muchos procedían de segundos viajes, de puertos de embarque en el continente americano. Y a todo lo anterior se unía la carencia de informaciones consecutivas y fiables. Razones existían para la no confiabilidad y la duda. Sigue leyendo

NUESTRO IDIOMA III

Por José Prado

Aunque afortunadamente se está utilizando menos, todavía se escucha en la radio y en la televisión, o salee en los periódicos, la expresión “un grupo de…”, que hasta hace poco tiempo estaba a pupilo en nuestros medios. Y ejemplifico> Un grupo de libros… Un grupo de canciones… Un grupo de ideas..

Una vez dijo una locutora (y cito textualmente): “La actividad fue amenizada por un grupo de grupos musicales…

Grupo es un conjunto de cuerpos u objetos más o menos similares.

Una palabra que se repite hasta el cansancio en la televisión es reiterar y sus derivados reiterados y en reiteración. Muchas veces incorrectamente. Casi nunca se emplea repetir.
Reiterar es sinónimo de repetir, pero no siempre se pueden indistintamente, como ocurre con las palabras sinónimas.

Ha sido tal el uso y el abuso que uno de nuestros periódicos publicó una caricatura donde uno de los personajes le dice a otro: “No me digas más reiterar, que tu no eres locutor de televisión”.

Otro ejemplo. Subir y ascender son sinónimos, pero no creo que a alguien se le ocurra decir  que “al teniente Javier lo subieron (ascendieron) a capitán.”

Por hoy es suficiente…

Desde el principio LOS ARABES

Por: Alberto Pozo Hernández – Ilustración Raúl García Valdés[singlepic id=186 w=387 h=523 float=right]

Conjuntamente con otros invasores españoles de la América, que sucedieron a los viajes de Colón, llegaron innumerables árabes, dentro de ello a Cuba, huyéndole, después de vencidos en la Península, a la terrible Inquisición. Trajeron sus ciencias y su cultura, muy superiores a las de sus vencedores españoles. Y ello se reflejó en todas las especialidades de las ciencias y las artes, sobre todo en ese híbrido que es la arquitectura. Recorrer el Centro Histórico de la también llamada Habana Vieja, está reflejada en los palacios y grandes construcciones restaurados.

Los árabes, Andalucía y su reflejo en Cuba

Al fijarnos en la arquitectura de los palacios habaneros restaurados, en sus patios interiores, en sus balconaduras, en sus arcos… sentimos el reflejo de Andalucía, de sus ciudades, como Córdoba y Granada… donde la huella árabe marca lo imperecedero de sus construcciones. Igual ocurre en el Centro Histórico de la Habana, y en las ciudades del interior. En Cienfuegos, por ejemplo, el Palacio del Valle; en Manzanillo, en su inigualable glorieta de su parque central, y así en cada una de nuestras primeras poblaciones.

La Huella de los Andaluces (II)

“ANDALUCES”
POCO A POCO SE IMPUSIERON OTRAS REGIONES…CARACTERISTICAS PERMANENTES EN CUBA

Por Alberto Pozo – Ilustración Blanquito
Tres viajes más comandó Cristóbal Colón, y siempre la mayoría fue andaluza.[singlepic id=179 w=409 h=600 float=right]
Aún en el siguiente siglo, el XVII, los andaluces compartieron con los canarios el 70% de los emigrantes hacia Cuba. Los isleños siguieron acentuando su presencia en pos de las abundantes tierras feraces que tanto escaseaban en Canarias, alcanzando en el siglo XVIII el 46% de los arribantes a Cuba, mientras los andaluces se relegaban al segundo lugar, con el 24% de los llegados a estas tierras.
A partir del siglo XIX, va descendiendo aún más su presencia, con el 12%, ocupando los canarios definitivamente el primer lugar, con el 32%, seguidos de los asturianos y gallegos, con el 12%, iniciando, los catalanes su ascenso, con el 10%.
A partir de mediados del siglo XIX, el poder español eliminó las trabas legales que afectaban a las regiones periféricas para emigrar, lo que invirtió la situación. Sigue leyendo

La Huella de los Andaluces (I)

“LA ANDALUZA”

Por Alberto Pozo – Ilustración Blanquito
El hecho de ser Palos de Moguer, puerto de Andalucía, el punto de partida de Cristóbal Colón para su [singlepic id=180 w=443 h=400 float=right]viaje hacia los países de las especias, permitió a los andaluces mostrar una temprana ventaja numérica en la expedición.
Por tanto, en los inicios de la presencia española en Cuba, constituyeron el primer grupo de inmigrantes durante todo el siglo XVI, con más de la tercera parte de los expedicionarios.
Pero si agregáramos todo el sur y centro de España (Extremadura, Castilla la Nueva, Castilla la Vieja y León), en cifras redondas alcanza el 80 por ciento. Nos podemos percatar que la España periférica (gallegos, asturianos, vascos, catalanes) apenas está presente en los primeros tiempos del Descubrimiento.
¿Por qué esta  mayoría andaluza? Obedeció a circunstancias históricas. Cuando el proyecto de Cristóbal Colón fue rechazado por la corona portuguesa (1483), el futuro almirante decidió presentarse ante la corte de Francia.Sin embargo, se dirigió primero a Huelva, ciudad de Andalucía, ciudad donde vivía la hermana de su fallecida esposa, para dejarla al cuidado de su hijo, Diego.
A su paso por la villa de Palos se alojó en el convento de la Rábida, donde su prior, Juan Pérez, simpatizó con la idea de Colón de llegar al Asia navegando al oeste. ¡Y dio la casualidad que gozaba de la distinción de la reina Isabel la Católica por haber sido su  confesor! Sigue leyendo

La Huella de los Castellanos II

Su trascendencia en Cuba… Presencia cualitativa

Por Alberto Pozo – Ilustración Blanquito
En el segundo lugar en emigración, después de los andaluces, en el primer período de la conquista, ya en el segundo período, de 1701 a 1800, el porcentaje sólo fue el 6,77 por ciento, muy bajo en general y, sobre todo, comparado con Islas Canarias (45,71%), Andalucía, (23,82%) y Galicia, (7,36), datos según fuentes constituidas por archivos parroquiales. Sin embargo, en el período [singlepic id=181 w=310 h=500 float=left]1801-1900 subió ligeramente al 12, 3%.
Al fundarse la república neocolonial, atraídos por las inversiones norteamericanas (el mito del paraíso), vino un aluvión de españoles, más de medio millón, que cesó al surgir la crisis mundial de 1929. Pero los grupos mayoritarios fueron gallegos, asturianos, catalanes, vascos y canarios.
Entonces, de acuerdo con las cifras de inmigración ¿no tuvo trascendencia Castilla en la colonia cubana? El peculiar modo de producción castellana se manifestó en Cuba mediante la identificación de la riqueza por la posesión de tierras y de acuerdo con la procedencia social, aunque adecuado a las nuevas condiciones geográficas e históricas.
Desde el punto de vista jurídico, las leyes se dictaban en Castilla. Sigue leyendo

La Huella de los Castellanos (I)

Por Alberto Pozo – Ilustración Blanquito
“Yo entro a la empresa por mi corona de Castilla, y empeñaré [singlepic id=182 w=339 h=400 float=right] mis joyas para levantar los fondos necesarios”. Así respondió Isabel la Católica a su marido, el rey Fernando de Aragón, cuando él se negó a apoyar el proyecto de Cristóbal Colón de llegar al Asia, más propiamente a la tierra de las especias. En realidad, en esos momentos, Fernando centraba su atención en la conquista de Italia.
Pero cuando se efectuaba esa reunión con el futuro Almirante de la Mar Océana, ya había ocurrido un hecho trascendental y peligroso  para la aspirada hegemonía española en el mundo: los portugueses habían llegado al cabo de Buena Esperanza, en el cono sur de África,  y tal conquista les abría el camino a la tierra añorada.
Europa estaba desbancada en esos tiempos, el oro y la plata se les había ido en el pago de las especies a manos infieles. Y es que la pimienta, el clavo, la nuez moscada, el jengibre, la canela… le daban un sentido especial a la alimentación transformando el acto biológico, monótono, en el placer de comer. Sigue leyendo