Archivo de la categoría: Cuidados en la 3ra Edad

Como vivir más y mejor a pesar de los años

Aviso Importante – Atención colegas – nueva posibilidad de atención oftalmológica

Atención colegas, nueva posibilidad de atención oftalmológica

Colegas, quienes necesiten del servicio de oftalmología y optometría y que no han sido tratados en esas especialidades en el hospital Calixto García, pueden sumarse a la nueva oportunidad que nos brinda ese centro asistencial.

Las solicitudes deben hacerse hasta el día 6 de febrero pues la relación de
pacientes debe entregarse al siguiente día al hospital.

Los interesados favor de pasar sus datos personales a Angelito en la Upec al correo basedatos@upec.cu (nombre completo, número del carnet de identidad y teléfono).

Saludos

Débora Rodríguez Villazuzo

Atención al Periodista  – Delegación de Periodistas Jubilados en La Habana

Cuentos de Viejos

Nunca me ha gustado replicarme. Y como la realidad de los ancianos permanece en un escenario de telenovela reprisada, consideré no aburrir a mis amigos y conocidos con mis cuentos protagonizados por ancianos. Continúo escribiéndolos, pero solo les enviaré aquellos en que crea colocar un punto de vista mas pegado a la realidad de estos
días. Gracias por resistirme.

Ilse Bulit – Periodista de la Delegación de Periodistas Jubilados en La Habana – Cuba

El juego de la latica  versus  Celular

Le llegó el barullo en esa nube protectora que baja los niveles del sonido en los oídos ancianos. Abandonó su rincón favorito en el patio y a paso de bastón buscó a la hija. Estaba junto al marido en el rincón favorito de ellos, en la cocina. Ella, acongojada, preparaba un jugo natural, posible receptor del agua salada de las próximas lágrimas. Él, enfurecido, sentía el crepitante latir del corazón, en anuncio de una posible visita al cardiólogo. La llegada del “bisa”, así quedó bautizado por la popularidad de una telenovela brasileña de la temporada veraniega, les frenó la conversación. Los querían todos en la familia y lo respetaban; aunque en algunos nietos y todos los bisnietos, se sentía mirado como al Morro, aceptado en su papel histórico de representante de la ciudad, pero ya desvanecidos su luz guiadora de navegantes, ante las tecnologías vigentes.

El pedido de un buchito de café, logró calmarles los ánimos. Por complacerlo, solo por él, decidieron darle trabajo a la cafetera china. Mientras esperaban la colada, saltó el último capítulo de los normales dramas familiares, causante del ruido desproporcionado en un hogar de gentes civilizadas.

El nieto del medio, o sea, su bisnieto, el de los nueve años, estaba encaprichado en un celular-animadocelular de verdad y lo reclamaba a gritos en pago de su paso triunfante al tercer grado con las mejores notas del aula. Y demostrando un admirable sentido de la justicia, preguntaba el porqué tenía un celular con lucecitas, el más irrespetuoso y mal estudiante esa aula. Lo peor vino después, cuando el padre bajó a nivel de primaria sus conocimientos sobre la economía mundial y explicó las diferencias entre los países desarrollados y no desarrollados. Entonces, el estudioso y por seguro, pichón de analista de información, le ripostó que en la TV cubana había visto a niñitos indígenas con celulares. Noqueado el padre y en la edad de los infartos peligrosos, bufando abandonó la discusión y el pequeño cerró los libros en huelga de estudios, por lo menos por ese día. Y ellos, par de ancianos todavía con influencia entre los hijos y nietos, escarbaban en los posibles argumentos que convencieran al niño porque ya lo del celular implicaba aparte de la inversión monetaria, ciertas consideraciones éticas.

El irritado abuelo calmado por el café, expuso una idea. Seguro la apoyaría el bisabuelo, quien se entretendría también en la niñez con aquel juego. En la infancia de ambos, el teléfono fijo escaseaba en ciudades y campos.

Le contarían como ellos se divertían durante horas. Buscaría dos laticas y el cable. Un niño con latica a cada lado del cable extendido y jugarían a las llamadas telefónicas, unidas a “rin rin” vocales o hechos repiqueteando otra lata.

telefono-de-latica-meuciEl bisabuelo observó asombrado al anciano. El calor sofocante le obstruía la conexión de las células cerebrales o un brote de Alzheimer lo tomaba por sorpresa.

Si le planteaba el juego del teléfono de latica al pequeño operario de computadora, perdería el respeto de todos los habitantes de la casa, inclusive él, un cercano nonagenario del siglo XXI.

10 de septiembre de 2016

Dietas balanceadas o fisiológicas

Por: Prof. Dr. Alberto Quirantes Hernández

La Habana, julio 31.- Cuando una persona obesa aprende a conocer las dietas balanceadas,[singlepic id=250 w=320 h=240 float=right] también llamadas de alimentación fisiológica, inmediatamente lo interioriza como el único método realmente apropiado para bajar de peso de forma efectiva y definitiva.

Este tipo de sensata alimentación proporciona al organismo todos los nutrientes imprescindibles para su buen funcionamiento y en las cantidades precisas según edad, sexo, condiciones laborales, estatura, etc. Son las proteínas, los carbohidratos, las grasas, las vitaminas y los minerales. Sigue leyendo

Me caí del mundo y no sé por dónde se entra. (Para mayores de 50)

Por: Eduardo Galeano, periodista y escritor Uruguayo

[singlepic id=249 w=300 h=200 float=left]Lo que me pasa es que no consigo andar por el mundo tirando cosas y cambiándolas por el modelo siguiente sólo porque a alguien se le ocurre agregarle una función o achicarlo un poco.

No hace tanto, con mi mujer, lavábamos los pañales de los críos, los colgábamos en la cuerda junto a otra ropita, los planchábamos, los doblábamos y los preparábamos para que los volvieran a ensuciar.

Y ellos, nuestros nenes, apenas crecieron y tuvieron sus propios hijos se encargaron de tirar todo por la borda, incluyendo los pañales. ¡Se entregaron inescrupulosamente a los desechables! Si, ya lo sé. A nuestra generación siempre le costó botar. ¡Ni los desechos nos resultaron muy desechables! Y así anduvimos por las calles guardando los mocos en el pañuelo de tela del bolsillo.  Yo no digo que eso era mejor. Lo que digo es que en algún momento me distraje, me caí del mundo y ahora no sé por dónde se entra. Lo más probable es que lo de ahora esté bien, eso no lo discuto. Lo que pasa es que no consigo cambiar el equipo de música una vez por año, el celular cada tres meses o el monitor de la computadora todas las navidades. Sigue leyendo

Resiliencia o el arte de la Adaptabilidad

Profesor Alberto Quirantes Hernández *

Habitualmente las personas logran adaptarse con el tiempo a situaciones dramáticas acaecidas en sus vidas y desencadenantes de fuertes estreses emocionales.[singlepic id=246 w=288 h=216 float=right]

Para esto es necesario desarrollar resiliencia, o lo que es lo mismo, capacidad de adaptación para remontar adversidades traídas por la propia existencia, como puede ser una inesperada frustración amorosa; serias dificultades familiares, laborales o personales; graves problemas de salud o financieros, o cualquier otro evento de fuerte y desagradable impacto emocional.

Sin embargo, la resiliencia también se puede aprender a través del tiempo, del esfuerzo y del compromiso personal.

Significa “rebotar” de una experiencia difícil, como si uno fuera una pelota de goma o un muelle. Mientras más rápido y alto se rebote, tanto mejor para la persona.

Esto no significa insensibilidad o falta de emociones angustiosas, comunes en quienes han experimentado grandes adversidades, desengaños o frustraciones.

La resiliencia no es innata en todos los seres humanos. Múltiples factores componen esta capacidad. Consiste en reflexiones, acciones y conductas aprendidas y que a cualquiera le es posible poner en práctica.

Uno de los factores esenciales es el apoyo familiar basado en el cariño, la confianza, el ejemplo y el consejo apaciguador, discreto y oportuno de las personas más queridas en el entorno.

Resulta muy conveniente no exagerar la magnitud del problema, mantenerlo en límites bien establecidos. Aun cuando haya que enfrentarse a eventos muy dolorosos se debe evitar agrandarlos fuera de su proporción.

Es necesario a veces “hacer de tripas corazón”, con una visión positiva de sí mismo, desarrollando destrezas en la comunicación y en la solución de problemas.

Es muy importante la capacidad para manejar inteligentemente y con pleno control las sensaciones angustiosas y los impulsos fuertes.

Deben establecerse y renovarse relaciones sociales, políticas o religiosas, tratando de ayudar a otros, también necesitados de apoyo y comprensión.

Se debe mirar más allá del presente y nunca sufrir por el pasado, pensando como las cosas mejorarán en el futuro.

Si como resultado de una situación adversa ya no es posible alcanzar ciertas metas, se deben aceptar las circunstancias que no hay como cambiar y enfocarse en aquellas susceptibles de modificaciones positivas.

Pueden emprenderse pasos, aunque sea modestos, hacia los fines propuestos y lo que es posible lograr; ayudan a caminar en la dirección a la cual se quiere ir.

Hay que tratar siempre de resolver los problemas con acciones, en vez de ignorarlos. Es necesario cultivar una visión positiva de sí mismo, pues desarrollando la confianza en la propia capacidad para solucionar los problemas, se ayuda a construir la resiliencia, tratando de visualizar lo deseado en vez de preocuparse por aquello temido o sufrido.

La meditación y las prácticas espirituales o religiosas ayudan a muchas personas a restaurar la esperanza y la fe en el futuro. Una visión de optimismo realista permite buscar y recibir las cosas buenas de la vida.

Por último, se debe mantener el cuidado de sí mismo atendiendo necesidades y deseos, participando en actividades relajantes, manteniendo una alimentación saludable y practicando ejercicios regularmente.

Porque, cuidándose se ayuda a mantener la mente y el cuerpo listos para enfrentarse a situaciones necesitadas de resiliencia.

  • Profesor de Medicina y Jefe del Servicio de Endocrinología

Hospital Docente Dr. Salvador Allende.

La Habana, Cuba

E.mail: alberto.quirantes@infomed.sld.cu

Cómo dejar de Fumar

Por:  Profesor Alberto Quirantes Hernández *

Fuente: Cubahora.cu

[singlepic id=244 w=130 h=88 float=left]Existen millones de ex fumadores. Lograron dejar de fumar de manera definitiva. De hecho, en el mundo ellos predominan ampliamente sobre los fumadores.

Desde 1964, cuando se publicó el primer informe sobre los peligros del tabaco, hasta nuestros días, ya ha quedado establecido: su consumo es la causa de muerte más común susceptible de prevención.

RAZONES QUE CONVENCEN

Un tercio de las personas que alguna vez intentan fumar se convierten [singlepic id=245 w=150 h=150 float=right]en fumadores diarios, pero más tarde, arrepentido, cada adicto al tabaco tiene razones convincentes y de peso para dejar de pertenecer a tan funesto grupo, tales como el riesgo de exponer indirectamente a la familia al cigarrillo, dar un mal ejemplo a sus hijos y el costo económico de esa costumbre.

También, ser consciente de tener mal aliento y los dientes manchados, olor desagradable en la ropa, el cabello y la piel, menor capacidad atlética y sexual; manifestaciones clínicas como tos y dolor de garganta, latidos del corazón más fuertes y aumento de la presión sanguínea; riesgo de cáncer del pulmón y de muchos otros tipos, de enfermedades cardíacas, problemas de respiración graves Sigue leyendo

Diabetes – Los viajes y los pies

Por: Profesor Alberto Quirantes Hernández *

Fuente: http://www.cubahora.cu/database/noticia/2010-10-27/1038644/

Durante el viaje de un diabético no hay razón para abandonar la costumbre de examinarse los pies.

Una persona, por ser diabética, no está impedida de viajar y puede hacerlo a donde lo [singlepic id=243 w=308 h=250 float=right] desee, incluyendo otros países. Pero, si en su vida habitual necesita prestarle mucha atención a sus pies, antes y durante un viaje debe dedicarles cuidados especiales.

Esta enfermedad, sobre todo cuando no ha habido un adecuado control metabólico, con el tiempo puede dañar los nervios y vasos sanguíneos de miembros inferiores, que en determinados casos no recibirían suficiente cantidad de sangre y oxígeno. También pudiera perderse la sensibilidad en los pies y es posible que no se perciba la molestia de una cortadura, una ampolla o una lesión ulcerada, cuya curación sería más difícil.

Un viaje puede significar largos paseos por calles desconocidas, caminar por las arenas de una playa, participar en eventos científicos, políticos o de negocios, y muchas otras actividades que conlleven pasar bastante tiempo en posición bípeda. Esto puede incrementar el riesgo de problemas en los pies.

NO PUEDE FALTAR

En el equipaje se debe llevar dos o tres pares de zapatos cómodos, que calcen apropiadamente, para poder cambiarlos con frecuencia, como forma de prevenir las ampollas y puntos de presión dolorosos. Los zapatos de vestir o de tacón alto, solo utilizarlos cuando sea necesario. Sigue leyendo

El Club de los 120 años

Por Rosario Fernández

En nuestro país como en otros del planeta, aspiramos a la longevidad saludable, por ello existe lo que llamamos el Club de los 120 años, y en el caso de la capital, cada mes un cine del Vedado, el municipio de Plaza de la Revolución especialistas dedicados a la conservación de la salud, ofrecen conferencias interactivas, con todos aquellas mujeres y hombres que aspiren a los 120 años de edad. Sigue leyendo