Fidel Castro

Fidel y el Periodismo

Dolor y, siempre esperanza

Por Rosario Fernández – Delegación de Periodistas Jubilados de La Habana

Se marchó Fidel? ¡No, no… aún está y será por siempre!

Al salir muy temprano en la mañana me acompañó el silencio, y muy cerca de la Plaza de la Revolución, la de José Martí, -también estará él por siempre-  las banderas, aunque a mitad de asta en señal de duelo, volaban hasta el cielo azul de esta mañana difícil, pero llena del sol que le acompañará con su luz al infinito.
Continúa el silencio de los transeúntes,  y los jóvenes vestidos de verde que custodian el paso hacia el lugar, donde tantas horas de trabajo dedicó a este pueblo y a otros pueblos del mundo, nos acompañan en el sentimiento por el dolor y la esperanza.
Continué mis pasos, también otra bandera  ondeando a media asta me recordaba a Fidel, y cerca, los rostros esculpidos para siempre en metal por el artista en las altas paredes. Alli estaban Camilo Cienfuegos y Ernesto Che Guevara…  Al frente, pero más al sur, la
bandera de la Biblioteca Nacional José Martí,  vistosa y partiendo el aire en dos, llora, mas con esperanzas por siempre.
La fecha de la desaparición física de Fidel con el memorable día de la partida del Granma desde Tuxpan.hacia Las Coloradas, es una increible coincidencia que,  no me queda dudas,  se convertirá en un momento para recordar ambos hechos estrechamente vinculados, tanto por los cubanos  como por  otros pueblos que en el mundo han aprendido a
quererlo, respetarlo y admirarlo.
En esta breve caminata esta mañana particularmente dolorosa vienen a mi mente las palabras de Bertold Brecht,

“…hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles”.
¡Gracias por siempre Fidel, desde la Plaza de la Revolución y desde todas las plazas , porque tú  eres un imprescindible!

MI AMIGO FIDEL

fidel-y-frei-betto-el-domingo-16-de-febrero-de-2014

Fidel y Frai Betto conversan amigablemente en la casa del Comandante en La Habana

Por: Frei Betto
He perdido un gran amigo. Nuestro último encuentro fue el 13 de agosto, cuando cumplió los 90 años. Me recibió en su casa, en La Habana, y por la tarde fuimos al teatro Karl Marx, donde fue homenajeado con un espectáculo musical. A pesar de  que tenía su organismo debilitado, caminó sin apoyo desde la entrada del teatro hasta su butaca.
Con Fidel desaparece el último gran líder político del siglo 20, y el único que logró sobrevivir más de 50 años a su propia obra: la Revolución Cubana. Gracias a ella la pequeña isla dejó de ser el prostíbulo del Caribe, explotado por la mafia, para convertirse en una nación respetada, soberana y solidaria, que mantiene profesionales de la salud y de la educación en más de cien países, ocluyendo el Brasil.
Conocí  a Fidel en 1980, en Managua. Lo que llamaba la atención a primera vista era su imponencia. Parecía mayor de lo que era, y el uniforme militar le revestía de un simbolismo que transmitía autoridad y decisión. Daba la impresión de que cualquier butaca era demasiado estrecha para su corpachón. Cuando entraba en un recinto era como si todo el espacio fuera ocupado por su aura. Todos esperaban que él tomara la iniciativa, escogiera el tema de la conversación, hiciera una propuesta o lanzara una idea, mientras que él persistía en la ilusión de que su presencia era una más y que lo tratarían sin ceremonias ni reverencias. Como en la canción de Cole Porter, él debía preguntarse si acaso no sería más feliz siendo un sencillo hombre de campo, sin la fama de que estaba revestido. En cierta ocasión el escritor colombiano Gabriel García Márquez, de quien era gran amigo, le preguntó si sentía la falta de algo y Fidel respondió: “El poder quedarme parado, anónimo, en una esquina”. Sigue leyendo

Ha partido el Comandante

Martí autor intelectual del Asalto al Cuartel Moncada

Fidel durante el Jucio por asaltar el Cuartel Moncada el 26 de Julio de 1953. Foto tomada de Ecured.cu

Ha partido el Comandante
Esta vez en el Granma de la eternidad.
Ha partido el Comandante
Con el que pasamos
Del yo al nosotros.
Ha partido el Comandante,
Pero se queda
Se queda
En el alma de un pueblo
Que se apropio de su país.

Por: José Bell
Noviembre 26 de 2016

Tomado de la Pupila Insomne https://lapupilainsomne.wordpress.com/2016/11/27/ha-partido-el-comandante-por-jose-bell-lara/

 

SENCILLAMENTE LLORO

Por: Paquita de Armas Fonseca

Fidel vivirá por siempre en el corazón de todos los cubanos

Fidel vivirá por siempre en el corazón de todos los cubanos

Murió Fidel y no se detuvo el planeta. Raúl lo dijo con voz rajada. No se que cantidad de personas lo oyó, para a mi sucedió lo que esperaba desde hace años, desde la proclama, cada vez que la televisión se ponía en cadena.
Murió Fidel, no necesita apellido. Es el hombre alto, atractivo de la universidad, el muchachón (sólo 33 años) que comandó el ejército rebelde en 1959.
Para mi murió el que permitió que yo tuviera una linda muñeca, por primera vez , el día de reyes de 1959; el hombre que me gustaba cuando apenas tenía nueve años, al que escuchaba en  sus discursos interminables por el que fui a alfabetizar sin cumplir 11 años. O sacar boniatos cuando estaba en la secundaria.
Por el que empecé a leer a Marx y con el que discutí muchas veces estando él en  el televisor,  y yo en la sala de mi casa.
Murió Fidel y no se detuvo el planeta. Quiso que lo cremaran y supongo que sus cenizas  vayan para  Santiago de Cuba. La  ciudad a la que le dio las gracias y hoy iluminada,  limpia, bella parece la capital de Cuba.
Todo sigue igual y la televisión no dice nada, sólo las palabras de Raul, ni en facebook, ni en ninguna web. Es madrugada. Mañana empezarán los buitres a inventar mentiras,  mientras, los hombres y mujeres honrados del mundo llorarán, como lo hago yo en este instante en el que todo sigue igual, pero el planeta ya no es el mismo porque murió ese inmenso hombre del siglo XX, voz de los que no tienen  voz. Murió Fidel y sencillamente lloro.

El Fidel que conocí

Por: IGNACIO RAMONET – Director de Le Monde Diplomatique, España

Fidel ha muerto, pero es immortal. Pocos hombres  conocieron la gloria de entrar vivos en la leyenda y en la historia. Fidel es uno de ellos. Perteneció a esa generacion de insurgentes miticos – Nelson Mandela, Patrice Lumumba, Amilcar Cabral, Che Guevara, Camilo Torres, Turcios Lima, Ahmed Ben Barka – que, persiguiendo un ideal de justicia, se lanzaron, en los años 1950, a la accion politica

Fidel Castro e Ignacio Ramonet

Ignacio Ramonet y Fidel Casto conversan como amigos en la casa del Comandante

con la ambicion y la esperanza de cambiar un mundo de desigualdades y de discriminaciones, marcado por el comienzo de la guerra fria entre la Union Soviética y Estados Unidos.
En aquella época, en mas de la mitad del planeta, en Vietnam, en Argelia, en Guinea-Bissau, los pueblos oprimidos se sublevaban. La humanidad aún estaba entonces, en gran parte, sometida a la infamia de la colonizacion. Casi toda Africa y buena porcion de Asia se encontraban todavia dominadas, avasalladas por los viejos imperios occidentales. Mientras las naciones de América latina, independientes en teoria desde hacia siglo y medio, seguian explotadas por privilegiadas minorias, sometidas a la discriminación social y étnica, y a menudo marcadas por dictaduras cruentas, amparadas por Washington.
Fidel soportó la embestida de nada menos que diez presidentes estadounidenses (Eisenhower, Kennedy, Johnson, Nixon, Ford, Carter, Reagan, Bush padre, Clinton y Bush hijo). Tuvo relaciones con los principales lideres que marcaron el mundo después de la Segunda Guerra mundial (Nehru, Nasser, Tito, Jrushov, Olaf Palme, Ben Bella, Boumedienne, Arafat, Indira Gandhi, Salvador Allende, Brezhnev, Gorbachov, François Mitterrand, Juan Pablo II, el rey Juan Carlos, etc.). Y conoció a algunos de los principales intelectuales y artistas de su tiempo (Jean-Paul Sartre, Simone de Beauvoir, Arthur Miller, Pablo Neruda, Jorge Amado, Rafael  Alberti, Guayasamin, Cartier-Bresson, José Saramago, Gabriel Garcia Marquez, Eduardo Galeano, Noam Chomsky, etc.).
Bajo su direccion, su pequeño país (100 000 km2, 11 millones de habitantes) pudo conducir una politica de gran potencia a escala mundial, echando hasta un pulso con Estados Unidos cuyos dirigentes no conseguieron derribarlo, ni eliminarlo, ni siquiera modificar el rumbo de la Revolucion cubana. Y finalmente, en diciembre de 2014, tuvieron que admitir el fracaso de sus políticas anticubanas, su derrota diplómatica e iniciar un proceso de normalización que implicaba el respeto del sistema político cubano.
En octubre de 1962, la Tercera Guerra Mundial estuvo a punto de estallar a causa de la actitud del gobierno de Estados Unidos que protestaba contra la instalacion de misiles nucléares soviéticos en Cuba. Cuya funcion era, sobre todo, impedir otro desembarco militar como el de Playa Giron (bahia de Cochinos) u otro directamente realizado por las fuerzas armadas estadounidenses para derrocar a la revolucion cubana. Sigue leyendo

Entrevista realizada al  Lic. Antonio López, Historiador del Sitio Histórico Finca Manacas – Casa natal de Fidel y Raúl Castro, asentado en el pueblo de Birán del actual Municipio Cueto en la Provincia de Holguín.

Por Lourdes María Serra Otero (texto y fotos)

Para conocer más sobre el Sitio histórico acudo al encuentro con su historiador, Licenciado Antonio López quien ha tenido la amabilidad de detallar sobre la historia de la finca y sus moradores.

¿Cómo era el lugar cuando Don Ángel Castro toma posesión de la Finca y cómo fue su  desarrollo?

La principal vía existente en la zona entonces era el Camino Real Nipe – Santiago de Cuba, también llamado Camino de Cuba que unía la parte norte de la provincia oriental con la parte sur, vía interesante que al decir de Don Ángel Castro Argiz y corroborado por visitantes extranjeros rememora el camino de Santiago de Compostela de la lejana España. Como este camino era muy transitado, enseguida se percata de su potencialidad para poder construir una infraestructura de establecimientos comerciales y de uso social que brinde sus servicios lo mismo a transeúntes que a obreros de la finca.
En síntesis, las peculiaridades del lugar, verde como es Galicia, las montanas cercanas, las aguas del río “Manacas” símbolo permanente de la vida, la fertilidad de sus tierras, unidas a la tenacidad y la labor creadora de Ángel, fueron las premisas para el desarrollo posterior de la finca.
La Arquitectura del Batey, inexistente en otros de igual función es propia de poblaciones y no de propiedades particulares y continuó desarrollándose al mismo tiempo que la familia fue incrementando sus recursos económicos. Un ejemplo de ello es la escuela y la casa de la maestra, a la que asistían los hijos del dueño y los de los trabajadores, así como la botica y la casa del boticario, que prestaba los primeros auxilios en cuanto a la salud junto a Lina Ruz la madre. Asimismo merecen destacarse la panadería, correo, telégrafo, casilla para el expendio de carne, hotel, valla de gallos, comercio, taller de implementos agrícolas, matadero, lechería, casa familiar y casa para los distintos integrantes de la familia y otros empleados, farmacia, bar “Paloma” y billar, cine y otras instalaciones. Todas ellas fueron construidas y  mantenidas por la familia propietaria de la hacienda.

¿Pudiera ofrecer detalles de la casa natal de Fidel?
La Casa Natal; una hermosa obra de Ángel Castro, y lugar donde nacieron los siete hijos de su unión con Lina Ruz. Representa una especie de regalo arquitectónico, tal vez inspirado en sus inicios con algunas características del estilo sureño norteamericano y alguna influencia de la usanza española, pues en sus inicios la parte inferior que está sobre pilotes se utilizó para recoger los animales en la noche. Cuenta con una amplia distribución de locales, galería perimetral, piso de madera entarimado sobre pilotes que podían ser de tal altura que permitían la utilización del área interior para múltiples usos. La unión de los tablones era de forma machihembrada, por lo general las paredes de doble forro, la culata por su terminación era de tirantes forrados de madera, con cuatro faldones o aguas recubiertos con forro de zinc. Además, una habitación alta a modo de atalaya o mirador, con las mismas características de lacas y piso de madera. Las puertas principales presentan cristales en un sistema de mamparas y otras telas metálicas.
Esta casa, por su significación histórica, es la más importante del proyecto por constituir como hemos dicho la casa natal y haber sido  la primera instalación construida en 1917.
Las construcciones en el Batey muestran marquesinas, piso de madera y la casa familiar tiene una habitación alta a modo de atalaya o mirador que era la habitación de los padres y que Angel utilizaba para poder ver el desenvolvimiento en la finca. Las puertas principales presentan cristales en un sistema de mamparas y otras, con telas metálicas, que dan a una galería perimetral techada que comunica la casa por fuera, lo que a su vez contribuye con la sombra a aplacar el calor del trópico.

¿Qué otras instalaciones atesora este sitio histórico?
Como hemos dicho eran 27 instalaciones, no se han podido conservar todas. Estas instalaciones fueron construidas y eran mantenidas por la familia propietaria de la hacienda, incluyendo la  atención de los servicios que se ofrecían a la población como: la maestra se le daba algún estipendio en momentos determinados ya que la escuela funcionaba como pública; la botica, que se encontraba dentro de la casa familiar, con su boticario;  y el correo con su empleado,  por lo que puede señalarse un interés más allá de lo netamente comercial.
La escuela pública número 15 : la instalación tiene 33 capacidades originales, donde estudiaron los hijos de Ángel y de los trabajadores. Hay un pupitre senalado con el timbre se sentó como oyente en sus primeros anos Fidel Castro y detrás de él Ramón. La maestra al constatar la inteligencia y posibilidades del niño convence a los padres de enviarlo a estudiar a Santiago de Cuba.  Al lado se encuentra la casa de la maestra.
Casa “La Paloma” : segunda casa de vivienda que ocupó la familia. Fue construida en 1947 y posee dos niveles, el primero con fachada de mampostería y madera, construido para el tercer hijo de la familia con vistas a que lo habitara cuando se graduara de Doctor en Leyes. Esta fue finalmente la última morada de los padres de los Castro Ruz. En su primer nivel cuanta con un bar bautizado con el nombre “La Paloma” y una mesa de billar para los momentos de disfrute y tiempo libre. En él se aprecian estructuras similares a las de un barco y la mesa de billar original. En la planta alta, se hallan las habitaciones, sala, balcón, cocina, comedor, que atesoran piezas y objetos originales pertenecientes a la familia entre las que se encuentran camisetas deportivas utilizadas por el Comandante Fidel en su etapa juvenil.
En la parte de atrás de la casa se encuentran la antigua panadería y almacenes.
Valla de gallos : fundada en 1921. Su explotación correspondía a personas que arrendaban el local para esa actividad, los domingos de diciembre a abril. Además era un esparcimiento y práctica de boxeo, sobre todo de los hijos de Ángel Castro cuando venían de vacaciones, prácticas que realizaban con los hijos de los trabajadores y amigos.
Carnicería : lugar donde se vendían las carnes a consumidores que habitaban en las cercanías y a los trabajadores de la finca. Está junto al camino real de Cuba y a partir de ese comercio comienza el asentamiento de las más importantes instalaciones. A la orilla del rio se encontraba el matadero, pero esa construcción quedó bajo las aguas de la presa .
El Correo telégrafo : atesora objetos conservados del antiguo correo telégrafo, en la misma se encuentra la casa del telegrafista con su ventanilla.
Hotelito : Mas bien una hospedería. Casa construida también sobre pilotes con piso de madera y una galeria perimetral destinada a que algún transeúnte pudiera descansar en sus instalaciones, en ella también vivia en algún momento un familiar o persona allegada. Hoy la planta baja es la instalación cultural del Sitio en la que se exhiben muestras de artistas plásticos u otras de interes de la institución, en los altos está la administración del sitio.
Los Bohíos de inmigrantes Haitianos : únicas instalaciones diferentes a las demás en sus materiales constructivos, donde prevalece el guano y la yagua de nuestro árbol nacional la Palma Real. Estas personas, que constituyeron una fuerza de trabajo asalariada, trajeron al Batey su cultura y tradiciones.
Taller de implementos agrícolas : prestaba servicio a toda maquinaria agrícola e implementos. Aquí, Ramón Castro, el mayor de los varones comienza sus primeras actividades en la mecánica y la agricultura. Actualmente esta al servicio del mantenimiento del sitio, no forma parte de la visita dirigida.
Casa de la abuela : doña Dominga, como la llamaron los biranenses, siempre estuvo junto a su esposo Pancho Ruz. Esta fue la última casa construida en 1958 y en ella murió el 11 de junio de 1963.
Sembrado de Naranjas : Al pie de la casa Don Ángel mandó a sembras 1500 matas de naranjas chinas con el objetivo de poder alimentar a sus hijos con el jugo de tan preciada fruta y proporcionarle salud de la cual aun hoy se conservan gran cantidad de ellas que son cuidadas con esmero por los trabajadores del sitio.

Conocemos que los padres de Fidel fueron sepultados en el cementerio de Marcané, y sin embargo vemos hay un panteón familiar en la finca…
Exactamente, el panteón se encontraba en el Cementerio de Marcané pero según la petición de Don Ángel de descansar eternamente en las tierras de su finca Manacas, donde vivió más de la mitad de su vida, en la que fomentó una fortuna y creó una familia, por lo que fue trasladado para la finca y reposan allí junto a los de sus familiares y esposa. Además de poseer mucha similitud a su Láncara natal, Galicia allá en la lejana España, a la que no regresó jamás.
Y  el deseo de Lina ” Mientras vivas… en mi tumba no faltará una flor. Lina Ruz Febrero 1962″  se cumple tanto por José como por los trabajadores del sitio  y visitantes que han mantenido desde entonces su panteon lleno de flores.

¿Pudieron conservarse todos los sitios?
Lamentablemente no, el tiempo implacable, los huracanes y la construcción de la presa ocasionó que algunas de las intalaciones no se puedan apreciar en el sitio por sus visitantes. Entre ellas tenemos:
Caballeriza : destinado al cuidado de los caballos de raza y mejorar la cría partir de cruzamientos hechos en la hacienda.
Lechería : se utilizaba para ordeñar vacas de la hacienda y realizar una distribución de la leche para los distintos fines.
La Fonda vieja : daba servicio a personas que permanecían en el hotelito, algunos que otros gallegos y personal calificado, tales como; carpintero, albañil, mecánico, que Ángel necesitaba y no existían con esa calificación. Existía una fonda nueva para dar servicio a trabajadores que laboraban en la tala de madera, en los pinares de Mayarí.
Cine : se proyectaban películas los fines de semana para los habitantes del batey y vecinos de otras fincas.
Casa del boticario : los primeros auxilios, los prestaba el boticario Marcelino Segura González, quien permanecía junto a Cachita su esposa y su familia en una casa habitada al efecto.
Casa del mayoral : en esta casa vivieron muchas personas: el mecánico Antonio Gómez, Alberta Falcón con sus hijos Carlos Falcón y Flores Falcón, estos asistieron a la escuela rural mixta # 15 de Birán junto con los hijos de Ángel y Lina.  En estas instalaciones prevalecía el principio de medio básico.
Matadero de reses : fue ubicado fuera del batey, teniendo en cuenta la dirección del viento para que la fetidez no molestara a los habitantes del poblado: a orillas del arroyo Manaca.

Es muy interesante, apreciar lo que hace la revolución en las comunidades  hoy día y lo que hizo Don Angel en aquellos tiempos en su finca Manacas también conocida como Batey Birán Castro. Este hecho, ¿le sugiere algún comentario?
Este  batey es fragua de sueños hechos realidad en los primeros años de vida de los tres hijos varones del matrimonio, sus tradiciones y costumbres, lo que todavía se palpan en el sitio de la antigua casona. Revela también los desvelos, grandes proyectos, y la vida de esta singular pareja Don Ángel Castro y Lina Ruz, quienes a  pesar de su poca instrucción, tuvieron una inteligencia natural capaz de dar una educación a sus hijos que los convertirían mas tarde en faro de la lucha revolucionaria.
Las travesuras de los pequeños, las festividades del fin de año y el advenimiento del nuevo, la voz de Lina su esposa, expresiva, laboriosa, de un temperamento fuerte y organizativo, jocosa y bondadosa, de profundos sentimientos humanistas, recio carácter para imponer la disciplina a la falta de Angel, atenta a todo lo que acontecía a su alrededor, dando soluciones a los problemas y necesidades de los pobladores, en fin, forjando la vida y ayudando en cada momento a los más desposeídos, incluso en otros lugares, que pedían ayuda en sus angustias. Todo esto, a la vista de sus hijos, fueron elementos importantes en la educación indirecta de la familia y su formación temprana.
Finalmente, como se ha explicado, en este batey en su tiempo había la posibilidad de adquirir diversos servicios que quizás no estaban a mano en los poblados más cercanos, incluyendo el transporte por ferrocarril, el cual estaba asegurado, pues tenían una linea que llegaba hasta la finca. También se efectuaban fiestas tradicionales, con la participación de haitianos y algunos peninsulares; a los que se les brindaban comidas y bebidas sobre todo en los fines de año, donde Ángel estaba al tanto de la cena de los pobladores en general.
Aquí también sembró árboles perdurables el creador de este gran proyecto, que aún florecen: sus hijos, los que viven eternamente agradecidos  y los más humildes de Birán, que lo consideran como un padre.
El desarrollo y la vida en comunidad del Batey de Castro irradió ideas y propósito que solo podían lograrse con cambios profundos. En estos cambios tuvieron fuerte incidencia tres hijos de Angel Castro y Lina Ruz, que en las nuevas condiciones históricas posibilitaron lograr aspiraciones y anhelos del pueblo cubano.

La esperanza vino en el Granma y subió las laderas de la Sierra Maestra para buscar un hogar en La Plata, desde donde difuminar el fuego que correría por todo el archipiélago y expulsar con toda su fuerza al Tirano y los secuaces de su guarida.

¡Felicidades Comandante en tu cumpleaños!

Publicado en Cuba-Historia, Fidel Castro Ruz, Fotografia, Holguín, La Esponja Digital, Periodistas Jubilados

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

forty four − = 36