Archivo por meses: Enero 2018

Del Martí antirracista

“El emigrado revolucionario José Francisco Campillo refirió a Gonzalo de Quesada y Miranda que, encontrándose Martí en Tampa, rodeado de los cubanos más humildes, muchos de ellos negros, un compatriota blanco, vestido con elegancia y convencido de su supuesta superioridad étnica, le espetó públicamente:

-Dígame, Martí, ¿cuál es la mejor raza y cuál es la peor?-

Martí clavó la vista en su interlocutor, sonrió, y le respondió con gran paciencia:

José Martí Pérez 28 enero 1853 – 19 mayo 1895

-Eso es muy fácil de contestar: la peor raza de la tierra es la de los viles. Y ésa, desgraciadamente, se encuentra en todas partes.( La madre negra de Martí, pa.97).

“¿Al que más ha sufrido en Cuba por la privación de la libertad le tendremos miedo (…)? ¿Le tendremos miedo al negro, al negro generoso, al hermano negro, que en los cubanos que murieron por él ha perdonado para siempre a los cubanos que todavía lo maltratan? Pues yo sé de manos de negro que están más dentro de la virtud que las de blanco alguno que conozco: yo sé del amor negro a la libertad sensata, que sólo en la intensidad mayor y natural y útil se diferencia del amor a la libertad del cubano blanco: yo sé que el negro ha erguido el cuerpo noble, y está poniéndose de columna firme de las libertades patrias. Otros le teman: yo lo amo: a quien diga mal de él, me lo desconozca, le digo a boca llena. “Mienten” (t.4. pp.269  y 276-277. Edición de 1975).

“Esa de racista está siendo una palabra confusa, y hay que ponerla en claro. El hombre no tiene ningún derecho especial porque pertenezca a una raza u otra: dígase hombre, y ya se dicen todos los derechos. El negro, por negro, no es inferior ni superior a ningún otro hombre: peca por redundante el blanco que dice: ´ mi raza ´; peca por redundante el negro que dice: ´ mi raza ´”. (Martí, 1991, T2: 298)

“Hombre es más que blanco, más que mulato, más que negro”.  (Martí, 1991, T2: 299)

El único y posible concepto de raza que el Apóstol reconocía lo había expresado con precisión en 1893: “Los hombres de pompa e interés se irán de un lado, blancos o negros; y los hombres generosos y desinteresados, se irán de otro. Los hombres verdaderos, negros o blancos, se tratarán con lealtad y ternura, por el gusto del mérito, y el orgullo de todo lo que honre la tierra en que nacimos”(“Mi raza”, en José Martí. Obras completas, La Habana, Editorial de Ciencias Sociales, 1975, t. 2).

“¿Quién que ha visto azotar a un negro no se considera para siempre su deudor? … Yo lo vi, y me juré desde entonces a su defensa…”. (Martí, 1991, T22: 189)   Sigue leyendo

José Martí: del antiesclavismo a la integración racial

Mis negros

Por: Carlos Alberto Más Zabala

En los apuntes de José Martí, aparece un soñado proyecto de libro que al parecer titularía “Mis negros”. Hay en él, evidentemente, la idea de una importante empresa, cuando anota:

“La raza negra –Su constitución, corrientes y tendencias. Modo de hacerla contribuir al bien común, por el suyo propio”. (Martí, 1991, T18: 284)[1]

Apuntes al fin, sin la precisión que caracterizaría a sus más elevados trabajos, no nos permiten introducirnos a fondo en cuanto habría de proponerse, pero son anunciadores de una riqueza que desbordaría seguramente cuantos estudios y rastreos pudieran realizarse de su ideario. Como cuando señala:

“Me desperté hoy, 20 de Agto, formulando en palabras, como resumen de ideas maduradas y dilucidadas durante el sueño, los elementos sociales que pondrá después de su liberación en la Isla de Cuba la raza negra. No las apariencias, sino las fuerzas vivas”. (Martí, 1991, T18: 284)

Las obligaciones que como organizador de la revolución contrajo, empeño al que dedicó sus mejores desvelos, le impidieron acometer ésta y otras muchas ideas, que a  juzgar por la hondura de sus trabajos,

¿’+’’’+la riqueza de su pluma y el cariño que profesaba por el género humano sin distingos de razas, nos habrían legado un caudal excepcional.

En cambio, utiliza en estos apuntes formulaciones y giros que más adelante se ocupará de perfilar y modificar. Tal es el caso de la pasividad y de la subordinación implícitas en la expresión “hacerla contribuir al bien común”, en que menoscaba los factores endógenos capaces de determinar tal tendencia sin necesidad de que “desde fuera” se le dicten, o cuando al referirse a los “varios espíritus o fuerzas” presentes entre los cubanos de la raza negra se cuestiona “…si no es cierto como parece, que en ella misma, en una sección de ella, hay material para elaborar el remedio contra los caracteres primitivos que desarrollarán por herencia, con grande peligro de un país que de arriba viene acrisolado y culto…” (Martí, 1991, T18: 284)

Sin embargo, a lo largo de numerosos escritos, cartas, discursos, crónicas, semblanzas, poemas incluso, se aprecia en la obra martiana un recurrente énfasis en las virtudes y cualidades que observaba entre los negros, muchas de las cuales afloraban justamente en el contexto de lo que para Martí constituía el propósito mayor, independentista, y otras que ocuparían su merecido espacio en el sistema de valores del Apóstol, eticidad que permea toda su obra y le infunde aliento y espiritualidad.

Como señala con agudeza Schulman

“en el negro descubre Martí bondades y virtudes raigales como las del indio, y lo vincula con la naturaleza, modo martiano de afirmar su innata superioridad humana y su acendrado espiritualismo”. (Schulman, 1981, 139-152)

Para el Maestro existe una estrecha interrelación entre diversas características de los negros con su virginal naturaleza, aunque sería muy lamentable ver en ellas una forma de legitimar la idea de la existencia de razas. Baró significa que “…esa ´ virginal naturalidad ´ observable en los negros no es más que la particular posibilidad que tienen de expresar determinados rasgos humanos presentes también en otros grupos humanos,…y que por causas socioeconómicas, históricas y culturales son más observables en ellos”.[2] Sigue leyendo

Histórica serenata en Cayo Hueso

“Esa noche se rindió un hermoso homenaje a José Martí.”   

Por Adys Cupull y Froilán González – Delegación de Periodistas Jubilados en La Habana

Silvio Rodríguez ofreció el Concierto número 88

“La Era” interpretada por el autor, estremeció  al auditorio,  en el espacio,  donde confluyen las calles Hospital y 25, cerca del Malecón habanero,  a la entrada de la  la casa editorial  Cuba Poesía, desde la puerta  se observa  la imagen de José Martí en un óleo del artista plástico Orlando Yanes,  Marlen Alfonso, especialista de la Casa junto al poeta Karel Leyva, fueron los anfitriones,

Los vecinos  no olvidan esa noche. El acto pasó a formar parte de los acontecimientos históricos  del  barrio, donde coinciden, en diferentes épocas, el transitar y las vidas de una pléyade de  revolucionarios,  como aquellos jóvenes de  “La Generación del Centenario del Apóstol.”

El poeta  y cantautor Silvio Rodríguez  llegó  acompañado por Niurka González (flauta y clarinete), Jorge Aragón (piano), Jorge Reyes (contrabajo), Emilio Vega (vibráfono y percusión) y Oliver Valdés (batería y percusión).

Sin duda, pensaron  varios vecinos, fue  la fecha y lugar ideal para el Concierto, porque era el día 22 de diciembre,  se realizaban los homenajes a los educadores de Cuba y del mundo; y estábamos ante uno de los sitios emblemáticos que guardan la memoria del Maestro Universal:  la Fragua Martiana, donde a través de la estatua en bronce del escultor José Villa Soberón  se aprecia al joven con 17 años defendiendo la independencia  y la soberanía de Cuba,  entre las rocas de las canteras de San Lázaro que guardan la verdad del sacrificio.

Silvio llevó como invitados a  la Orquesta Aragón, gloria de la cultura cubana, cuya música sigue marcando nuevos tiempos, todos nos movimos al compás del ritmo; el otro invitado de honor fue el decimista e improvisador Alexis Díaz Pimienta, quien le dedicó profundas inspiraciones al  autor intelectual del Moncada.

La hermosa creación de los conciertos por los barrios de La Habana es una obra cultural educativa, y social, con un alto sentido humano. Los residentes de Cayo Hueso agradecen  este acto que sin duda  forma parte del homenaje al 165 aniversario del nacimiento de José Martí,

“Enseñarnos en toda nuestra altura, apretarnos, juntarnos…”

Por José Martí

“A un plan obedece nuestro enemigo: el plan de enconarnos, dispersarnos, dividirnos, ahogarnos. Por eso obedecemos nosotros a otro plan: enseñarnos en toda nuestra altura, apretarnos, juntarnos, burlarlo (…) Plan contra plan. Sin plan de resistencia no se puede vencer un plan de ataque.”

Patria, Nueva York.
11 de junio de 1892.

José Martí: “Adelante, Juntos”, Obras Completas, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1975, T. 2; p 15.

¡! Aquí Estamos ¡! con Victor Joaquín Ortega

Estimados compañeros,

La Delegación de Periodistas Jubilados en La Habana, tiene el gusto de invitarte al encuentro que sostendremos con el experimentado colega Víctor Joaquín Ortega Izquierdo, quien nos hablara sobre su amplia y variada trayectoria en el periodismo. Además el invitado expondrá acerca de la 4ta edición del libro Kid Chocolate el boxeo soy yo, del que es coautor junto al compañero Elio Meléndez.

 

Día: 31 de enero, miércoles

Hora: 2: 30 P.m.

Lugar: Casa Central de la Prensa, 23 e I. Vedado. La Habana

Te esperamos,

Delegación de Periodistas Jubilados en La Habana

 

Iván Pérez Ramírez: “Maestro de Juventudes”

Por Froilán González y Adys Cupull – Delegación de Periodistas Jubilados en La Habana – Cuba

Cuando conocimos que Iván Pérez Ramírez,  había recibido el Premio “Maestro de Juventudes”,  lo felicitamos. Durante años ha compartido sus conocimientos  con los jóvenes, dejando las huellas del saber. Y hasta los que le antecedemos en la edad hemos recibido sus conocimientos  de la  comunicación a través de la radio,  que él posee y enriquece día a día..

A Iván y a su hermano Héctor los conocimos en ocasión  de preparar la serie  radial en 60 capítulos sobre  nuestro libro “De Ñacahuasú a La Higuera”, que se transmitió por Radio Progreso en su estelar espacio de “La Gran Aventura de la Humanidad” como homenaje en el 20 aniversario de la gesta guerrillera en Bolivia. Fue una apreciada experiencia, con aquel colectivo de  técnicos, profesionales todos, primeros  actores y actrices de la radio y la televisión con quienes  forjamos  una hermosa  amistad, de colaboración, cada uno puso una parte de  de sí, de su voluntad, de su tiempo,  para que el serial en homenaje al Comandante Ernesto Che Guevara y sus compañeros de la guerrilla, se transmitiera con la mayor calidad y rigor histórico posible.

Trabajar durante aquellas grabaciones  con Iván o con su hermano Héctor, que fue el director general  de todo aquel elenco artístico, constituyó una labor grata, de una experiencia inolvidable, por la disciplina y altruismo que existía en el colectivo que laboraba  horas extras  de forma voluntaria. Sigue leyendo

Moneda difícil

Autor: Ariel Terrero | internet@granma.cu – Director Instituto Internacional de Periodismo José Martí

¿Cuánto ha cambiado Cuba desde que emprendió el proceso de actualización del modelo económico y social hace casi diez años? 

¿Mucho? ¿Poco? La respuesta puede ser tan difícil como las vallas por saltar aún en ese camino. En el escenario abundan las transformaciones, tanto como la multiplicación de actores de la economía, aunque las cooperativas maniobran experimentalmente todavía, y no sin tropiezos, y los trabajadores por cuenta propia, incluidos los más afines a formas empresariales privadas, miran cada mañana con incertidumbre por la ventana de sus negocios.

Las reglas del juego han variado con la expansión gradual de alternativas de mercado y otros pasos. Hasta en el ámbito más tradicional de las empresas estatales ensayan, entre tropiezos también, opciones de autonomía desconocidas antes. Los cambios están a la vista, pero no con fortuna similar para todos.

La lista de medidas, innovaciones y ajustes no es pequeña. Pero persiste una interrogante de cuya respuesta depende la materialización y percepción de muchos cambios: ¿cuándo despegará la economía?

El crecimiento de 1,6 % conseguido este año es apenas un avance mínimo, «discreto», como lo calificó el ministro de Economía y Planificación, Ricardo Cabrisas, ante la Asamblea Nacional del Poder Popular. Pero es una buena señal, después de la contracción de 0,9 % del año anterior, y de la cadena de tensiones financieras y costosos accidentes climáticos del 2017. Sigue leyendo

Tres vicios del idioma: como, para nada y la autopregunta

DEL LENGUAJE

José Prado Laballós

Hoy me voy a referir a tres vicios del idioma que se han puesto de moda en nuestros medios: como, para nada y la autopregunta

Ya se ha generalizado el uso innecesario de la preposición como:

Cristina Fernández fue elegida como presidenta de la argentina.

Caridad Suárez fue seleccionada como Vanguardia Nacional.

Ese como sobra y, además, crea alguna confusión.

En nuestro idioma existe una palabra muy corta y contundente para negar: NO. No se por qué nos empeñamos en sustituirla por para nada:

En cuanto a la autopregunta, ponga atención y verá frecuentemente que el orador se autopregunta algo. Ejemplo:

Estoy seguro de que resolveremos ese problema, ¿Por qué digo esto? Porque tenemos la voluntad para hacerlo. Suprima la pregunta y verá que queda mejor.

CURIOSIDADES.

La palabra oía, del verbo oír, tiene tres sílabas: o-í-a.

Diversos usos de la palabra si:

Si llegas tarde no te esperaré.

Si, no te esperé porque llegaste tarde.

Cuando volvió en sí no reconoció a nadie.

Si, es la séptima nota musical.

Tomó el dulce para sí.