Fidel y el Periodismo

Fidel ya no compartirá más nuestras páginas dignificando al periodismo como faena honrosa y útil.

Por Rosario Fernández – Delegación de Periodistas Jubilados de La Habana

Se marchó Fidel? ¡No, no… aún está y será por siempre!

Al salir muy temprano en la mañana me acompañó el silencio, y muy cerca de la Plaza de la Revolución, la de José Martí, -también estará él por siempre-  las banderas, aunque a mitad de asta en señal de duelo, volaban hasta el cielo azul de esta mañana difícil, pero llena del sol que le acompañará con su luz al infinito.
Continúa el silencio de los transeúntes,  y los jóvenes vestidos de verde que custodian el paso hacia el lugar, donde tantas horas de trabajo dedicó a este pueblo y a otros pueblos del mundo, nos acompañan en el sentimiento por el dolor y la esperanza.
Continué mis pasos, también otra bandera  ondeando a media asta me recordaba a Fidel, y cerca, los rostros esculpidos para siempre en metal por el artista en las altas paredes. Alli estaban Camilo Cienfuegos y Ernesto Che Guevara…  Al frente, pero más al sur, la
bandera de la Biblioteca Nacional José Martí,  vistosa y partiendo el aire en dos, llora, mas con esperanzas por siempre.
La fecha de la desaparición física de Fidel con el memorable día de la partida del Granma desde Tuxpan.hacia Las Coloradas, es una increible coincidencia que,  no me queda dudas,  se convertirá en un momento para recordar ambos hechos estrechamente vinculados, tanto por los cubanos  como por  otros pueblos que en el mundo han aprendido a
quererlo, respetarlo y admirarlo.
En esta breve caminata esta mañana particularmente dolorosa vienen a mi mente las palabras de Bertold Brecht,

“…hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles”.
¡Gracias por siempre Fidel, desde la Plaza de la Revolución y desde todas las plazas , porque tú  eres un imprescindible!

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*