Archivo por meses: Diciembre 2012

Sobre la profecía maya y el supuesto fin del mundo: Posicionamiento de la Escuela de Historia ante las celebraciones del Oxlajuj B’ak’tun ó 13 B’ak’tun

Desde hace tiempo, y en estos días con más fuerza, se viene hablando de la profecía establecida por los mayas en relación a un importante evento que tendrá lugar este 21 de diciembre

[singlepic id=303 w=320 h=240 float=left]En realidad se trata de un acontecimiento astronómico que los sabios de Mesoamérica pudieron establecer con precisión hace ya largos siglos, y que nada tiene que ver con el presunto fin del mundo. Esta visión apocalíptica, más que un temor verdadero que circula por ahí, es parte de un bien montado mercadeo que hace de los pueblos mayas un atractivo turístico. Publicitar “el fin del mundo”, invitando a visitar las tierras donde los mayas aún sobreviven –en condiciones paupérrimas, por cierto– es un buen negocio para algunos. Pero no para los pueblos mayas precisamente.

En ánimo de aclarar todo esto, nos parece pertinente reproducir ahora un comunicado de la Escuela de Historia de la Universidad de San Carlos de Guatemala, una de las más viejas de todo el continente americano, que en forma escueta pero muy precisa echa luz sobre este asunto, ya demasiado manoseado.

  1. Aunque ya diversas instituciones, tanto nacionales como internacionales, se han pronunciado para desmentir la creencia difundida, sobre todo a través de Internet, de que el 21 de diciembre según el Oxlajuj B’ak’tun, sería el fin del mundo, nosotros como unidad académica dedicada al estudio, investigación, docencia y divulgación del quehacer científico de la historia, la antropología, la arqueología, la enseñanza de las Ciencias Sociales y la Archivística, exhortamos al público en general a no dejarse sorprender por la difusión de estas visiones apocalípticas y carentes de fundamento, ya que no existen pruebas de ningún tipo que sustenten este tipo de ideas distorsionadas sobre el Oxlajuj B’ak’tun, el cual no es más que un fin de ciclo, según la cuenta del tiempo elaborada por sabios mayas de la antigüedad.
  2. Rechazamos el carácter mercantil y comercial, y la poca veracidad que se le está dando a esta conmemoración, pues mientras se hace uso del Oxlajuj B’ak´tun en términos economicistas, a la vez se sigue excluyendo a la población maya.
  3. Para nosotros como Escuela de Historia el Oxlajuj B’ak’tun es visto como la finalización de un ciclo en el calendario maya de la cuenta larga o Choltun. Este calendario tenía como objetivo registrar las fechas de eventos importantes, tanto históricos, como míticos, así como los acontecimientos vinculados a la vida de los K’ul Ajaw (Señores Sagrados). Todos los calendarios del mundo empiezan la cuenta del tiempo en una fecha era. Para los antiguos mayas la fecha era corresponde al momento de la creación, que ellos situaban en un día 4Ajaw 8 Kumku, y que corresponde al 11 de agosto del año 3114 a.C. Sigue leyendo

Oscar Niemeyer y los condenados de la tierra

Por: Salim Lamrani

¿Qué se puede recordar de Oscar Niemeyer, el más famoso arquitecto brasileño cuya obra artística ya forma parte del[singlepic id=301 w=320 h=240 float=right] patrimonio de la humanidad? ¿La espléndida y extraordinaria catedral de Brasilia? ¿El fabuloso Palacio da Alvorada? ¿La imponente y magistral sede de las Naciones Unidas en Nueva York? ¿La majestuosa Universidad Houari Boumediene de Argel? ¿La sorprendente Casa de la Cultura de Le Havre? Niemeyer era un revolucionario del espacio, un subversivo de la armonía, un eterno amante de lo insólito cuyas realizaciones suscitan pasión y admiración por todo el mundo.

Pero lo esencial está en otra parte. Si sólo se hubiera que recordar una cosa del genial arquitecto, sería la lealtad a sus principios, la fidelidad de su compromiso comunista y su amor por los pobres de la tierra. «Es necesario ante todo conocer la vida de los hombres, su miseria, su sufrimiento para hacer arquitectura, para crear», decía.

[singlepic id=302 w=320 h=240 float=left]Niemeyer jamás ocultó su aversión por las injusticias de nuestra época y no dejó de repetir que era importante emprender un «combate común por un mundo mejor». Y la esperanza se encuentra en América Latina que debe convertirse en «un polo de combate, un polo de resistencia contra el imperialismo estadounidense». Las fuentes de inspiración son numerosas: la resistencia y la dignidad del pueblo cubano frente a la despiadada agresión de Estados Unidos, el fervor y el entusiasmo revolucionarios de los hijos de Simón Bolívar en Venezuela y el regreso de Túpac Amaru a Bolivia, así como en el resto del continente.

Las nuevas generaciones de artistas deben seguir el ejemplo de Niemeyer, que hizo suya la máxima: «No hay arte sin ética», con esa permanente preocupación por la suerte de los «condenados de la tierra». Gracias Oscar.
Sigue leyendo

JOELMIR Y FIDEL

Por: Frei Betto
Conocí a Joelmir Beting en la década de 1980. Debido a sus sutiles comentarios económicos críticos de la dictadura, flanqueados de metáforas e imágenes brillantes, lo invité a dar una conferencia en la Semana del Trabajador, en São Bernardo do Campo.
Poco después le sugerí a Fidel Castro, interesado en conocer mejor la economía brasileña, que invitara a Joelmir a visitar Cuba. Desembarcamos en La Habana el jueves 9 de mayo de 1985.
Fidel le preguntó al periodista brasileño:
–¿Cuál es su trabajo diario?
–Hago una hora y media de programa de  radio y por la noche media hora de televisión. También escribo una columna diaria, reproducida en 25 periódicos.
Joelmir le contó su historia personal: era hijo de un trabajador eventual ya muerto, como tantos otros campesinos de hoy, por culpa de la caída del camión que lo llevaba a su trabajo. Creció entre las labores de la caña y el café, criado por el venerable sacerdote Donizetti en Tambaú, en el interior de São Paulo. Estudió Ciencias Sociales en la Universidad  de São Paulo y trabajó como maestro de primaria, lo cual le dio facilidad para traducir lo relativo a la economía en un lenguaje accesible.
–¿Hay mucha caña en São Paulo?, preguntó Fidel.
–Produce el 75% de toda la caña de azúcar del Brasil –aclaró Joelmir, que aprovechó la ocasión para hacer a su vez  una pregunta: ¿Qué lee usted cada día?
–Todas las mañanas recibo un montón de páginas con las noticias del día seleccionadas por índice: Cuba, azúcar, Estados Unidos, etc. Primero reviso las fuentes. Sé que las agencias de los Estados Unidos no son imparciales. Empleo en esto entre una hora y hora y media. Así me formo una visión global de todo lo que las agencias internacionales informan sobre cada tema.
–Nadie conoce el ordenador que el ser humano tiene en la cabeza, comentó Joelmir. ¿Cómo es su trabajo?
–Es un trabajo tenso, difícil, que encierra una responsabilidad muy grande. Pero uno se acostumbra. Trato de aprender en conversaciones con los visitantes. A través de amigos sé lo que se piensa en muchos países.
–¿Y a usted le gusta hablar en público?
–Tengo miedo escénico. Hablo de improviso, porque al pueblo no le gustan los discursos escritos. Parto de argumentos. Es cierto que llego tenso, pero la reacción del público estimula. Llego como alguien que se presenta a un examen. Cuando debo hablar acerca de la salud, por ejemplo, necesito memorizar las cifras. Se trata de grabar los índices de mortalidad infantil, y lo consigo pronto. Es más difícil cuando el problema está determinado por quince o más factores. Tengo que dominar el tema y ordenarlos. Hay gente que explica lo que no entiende. Yo, si no domino un tema, no trato de explicarlo.
–¿Está realizado en Cuba el proyecto social?
–Sí, en lo esencial.
–¿Es éste el modelo cubano?
–Hay mucho de cubano. El sistema electoral es todo cubano. Cada circunscripción, con diezmil electores, elige a su delegado al Poder Popular. Votan los vecinos. Y son ellos quienes proponen un nombre para delegado. Sugieren un máximo de ocho nombres y un mínimo de dos. El Partido no se mete en eso. Quedan elegidos los que obtienen más del 50%. Esos delegados conforman la Asamblea Municipal y eligen el poder  ejecutivo municipal. Después se reúnen las comisiones, integradas por el Partido y por las organizaciones de masas, para elegir los delegados de la provincia y los 500 diputados  de la Asamblea Nacional. Más de la mitad de los cuales sale de la base. Cada tres meses se reúnen los vecinos con el delegado de la circunscripción para evaluar su trabajo. E incluso pueden quitarlo.  Este sistema donde la población propone los candidatos que integrarán la mitad de la Asamblea Nacional es la democracia de abajo hacia arriba. No es como pasa con los políticos burgueses quienes, después de elegidos, pasan cuatro años sin presentar cuentas y sin que puedan exigirles nada. El Poder Popular nombra al responsable de la salud en la provincia pero, para evitar choques, se consulta antes al Ministerio. Es una forma de evitar tensiones entre el Poder Popular y el poder central.

El diálogo entre Fidel y Joelmir fue reproducido en forma de entrevista en todos los diarios brasileños para los que trabajaba Joelmir en aquella época y, en agosto de 1985, fue editado en un libro por la editorial Brasiliense con el título de Los intereses subversivos.

Frei Betto es escritor, autor de “Sobre la esperanza”, junto con Mario Sergio Cortella, entre otros libros.

www.freibetto.org/>    twitter:@freibetto.

Alan Groos le pide a Obama un pacto con Cuba

Alan Gross, condenado en Cuba  a quince años de prisión por cumplir tareas del gobierno norteamericano en su estrategia de “cambio de régimen” hacia la Isla,  ha pedido a Estados Unidos que firme un pacto de no beligerancia con La Habana. [singlepic id=299 w=320 h=240 float=left]

La cadena de noticias  NBC publica que Gross le dijo eso a Peter Kornbluh, del National Security Archives  (NSA), quien se reunió por  cuatro horas con él el pasado miércoles. “Me dijo que la primera reunión debería dar lugar a la firma de un pacto de no beligerancia entre Estados Unidos y Cuba”, informó Kornbluh.

“Él está enojado, se siente frustrado, él está abatido, y él quiere que su propio gobierno de los pasos para negociar”, dijo Kornbluh. En coincidencia con lo que ha planteado reiteradamente el gobierno cubano, Gross dijo que “Estados Unidos y Cuba tienen que sentarse y tener un diálogo sin condiciones previas”.

Alan Gross ha impuesto una demanda por  60 millones de dólares contra el gobierno estadounidense y la agencia que lo envió a Cuba. Cuando Kornbluh le preguntó a Gross qué sería necesario para que abandonara su demanda contra Washington, respondió: “Quiero ver a mi esposa y a mi madre”. Peter Kornbluh afirmó que Gross está muy molesto por no poder estar en su casa junto a miembros de su familia que están enfermos, especialmente a su madre de 90 años, quien vive en Texas y padece de un cáncer inoperable.  ”Su mensaje a Barack Obama fue: Estoy entusiasmado y listo para ir ¿Dónde está usted en este momento?”.

Una petición de ciudadanos a la Casa Blanca fue publicada este viernes en internet, pidiendo “intercambios de prisioneros con Cuba, admitir una conducta equivocada, y considerar el levantamiento del  embargo como incentivos para que este hombre regrese a casa”. La esposa de Gross dijo en una conferencia de prensa en Washington la semana pasada que él “se siente como un soldado en el campo de batalla al que se deja morir” .

(Tomado del blog La pupila insomne)

Movimiento secesionista en Estados Unidos

La extrema derecha estadounidense está protagonizando una campaña enfilada a la desmembración de la nación.

Por: Manuel E. Yepe – Dwelegación de Periodistas Jubilados en La Habana.

El triunfo electoral del 6 de noviembre que dio la reelección al presidente Barack Obama fue detonador de una confrontación que recuerda los orígenes de la guerra de secesión que desangró a Estados Unidos entre 1861 y 1865.

En virtual manifestación de inconformidad por la renovación del mandato presidencial del partido demócrata, la extrema derecha estadounidense está protagonizando una campaña enfilada a la desmembración de la nación.

La secesión tiene en ese país una infortunada historia cuyos traumas se aprecian en las añejas divisiones que persisten en la sociedad estadounidense actual.

Desde los cincuenta estados que integran los Estados Unidos de América se han recibiendo en la Casa Blanca cientos de miles de peticiones en las que, a título individual, se reclama la secesión pacífica de la Unión de sus respectivos estados y que se reconozca la independencia de éstos.

Según se informa en el sitio web WhiteHouse.gov, La Casa Blanca responderá aquellas peticiones que reúnan más de 25 mil firmas, una cifra que, hasta noviembre 26 ya había sobrepasado Texas, con unas 170 mil, aunque sin incluir entre ellas la del Gobernador Rick Perry Sigue leyendo