Archivo por días: 12 Abril, 2012

Presión en Miami para que sea expulsado el manager de los “Marlins” por declarar que respeta a Fidel

Por: Edmundo García

El pasado viernes la edición online de la revista TIME publicó una entrevista al ex pelotero de Grandes Ligas y actual manager de los Miami Marlins, el venezolano Ozzie Guillén. Este fue muy claro al reconocer: “I love Fidel Castro”, “I respect Fidel Castro”. Y para explicar esa admiración agregó que mucha gente ha querido atentar contra su vida durante 60 años, pero Fidel sigue en pie. La prensa sensacionalista y doblegada de Miami, y los políticos,  han usado esas declaraciones suyas para levantar un escándalo y de paso tratar de conseguir visibilidad y votos para las próximas elecciones. Lo que ha dicho Ozzie Guillén es por demás algo que piensan de Fidel millones de personas en el mundo, millones de personas en Estados Unidos y en el mismo Miami; donde algunos quieren prohibir que se piense y opine diferente a ellos.

El comisionado Francis Suárez, que es el presidente de la Comisión de Miami, ha pedido la renuncia de Ozzie Guillén como manager de los Miami Marlins y ni siquiera ha considerado que hay anunciada una entrevista a las 10 y media de la mañana; donde puedo adelantar que Guillén pedirá perdón, doblegado por la gran presión recibida. Dijo el comisionado Suárez que ya Guillén le tiene acostumbrado a esas cosas y que en el 2005 gritó “¡Viva Chávez!” cuando ganó el campeonato con los Chicago White Sox. Suárez insiste en que no perdona, en que no le importa la disculpa y que lo que quiere es la renuncia o despido de Ozzie Guillén, aunque se retracte como en el 2005. El comisionado Joe Martínez, presidente de la Comisión del Condado, no deja de aparecerse en cuanto medio le quede por el camino para criticar a Guillén.

También le ha escrito una carta al equipo de Miami para que boten al manager; sin importarle que se trata de su trabajo y de la fuente de sustento de su familia. Joe Martínez, que se presentará a elecciones para la alcaldía del condado, ha obligado con su demagogia al actual alcalde Carlos Giménez, quien también se ha visto precisado a hacer
una declaración contra las afirmaciones de Ozzie Guillén. Y como nunca puede faltar en la fiesta derechista, el ex Congresista Lincoln Díaz-Balart consideró desde una ventanilla del Versailles a las declaraciones de Guillén como una falta de respeto. Si no logran el despido de Guillén, los extremistas han anunciado una campaña para que los aficionados no asistan a los juegos del equipo; dudo que algo así fructifique, pero lo refiero para que se vean todas las presiones que están haciendo para castigar la opinión ofrecida a TIME por Ozzie Guillén. Sigue leyendo