OCUPA WALL STREET

Por:  José Prado Laballós Miembro de la Delegación de Periodistas Jubilados en La Habana

[singlepic id=260 w=320 h=240 float=left]

Se han extendido a la mayoría de las principales ciudades de Estados Unidos las protestas populares que se iniciaron hace más de dos meses en Nueva York con la consigna “Ocupa Wall Street”

Son los indignados, el 99 por ciento de la población menos favorecida, que sufren las negativas consecuencias de las crisis provocadas por el uno por ciento dueño del poder económico

Por cierto, llama la atención la violencia con que son tratados por los cuerpos represivos del país, que se autotitula defensor de los derechos humanos

Le sobran razones a los protestantes para estar indignados: son los que pierden sus puestos de trabajo, pagan cada día más caros los artículos de primera necesidad y los servicios, los que mueren o son mutilados y sufren otras consecuencias de las guerras de rapiña desatadas por los gobernantes estadounidenses.

Son los que ven cómo el uno por ciento de la población dueño del poder económico, el complejo militar industrial y los consorcios trasnacionales, engrosan sus fortunas amparados por el gobierno, sea demócrata o republicano.

Son los que pierden sus viviendas como consecuencia de la irresponsabilidad de los bancos y luego ven cómo el gobierno de turno aprueba paquetes de cientos de miles de millones de dólares, no para auxiliar a las víctimas, sino a los bancos, que son los victimarios.

Esos indignados son los que hipotecan parte de su futuro para poder estudiar una carrera universitaria, y carecen total o parcialmente del seguro médico.

Son tan indignados como los millones de ciudadanos de Grecia, España, Italia y otras naciones de Europa que salen diariamente a las calles para protestar por los sufrimientos que les impone el capitalismo salvaje que, con la incansable obsesión de riquezas ponen al mundo en peligro de extinción.

Y lo más indignante es que ha sido ese 99 por ciento el que, con su trabajo, ha engrandecido a la nación y creado sus riquezas, de las cuales se apropia el uno por ciento privilegiado.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

80 ÷ = eighty