José Martí: De su palabra en un 28 de enero

Por: Rosario Fernández –  Delegación de Periodistas Jubilados en La Habana

Mientras el júbilo de los cubanos es manifiesto en los medios de comunicación, la  curiosidad e insaciable deseo de adentrarse en el verbo martiano, me llevó a la Sección Constante, de “La Opinión Nacional” de Caracas,  el 28 de enero de 1882, cuando cumplía 29 años.[singlepic id=295 w=320 h=240 float=right]

Y es que el Martí nuestro y de América, posiblemente sin pensar en sí mismo se adentraba en lo otros, con su envidiable capacidad  de resaltar virtudes y expresar críticas.

De aquel  28 de enero, seleccioné algunos párrafos, que propongo a los lectores, como otra manera de recordar al insigne periodista un día de sus cumpleaños, lejos de La Habana donde vio por primera vez la luz:

“-Están en el Japón  en lucha abierta el budismo y el cristianismo. Como éste, amparado por el rey, gana terreno, acuden los budistas a todos los medios que pueden asegurar la permanencia de los japoneses en su antigua fe. A semejanza de lo que hacen los misioneros evangelistas en la capital de México…

…Al barón de Haymerié, que acaba de dejar vacante con su muerte la Presidencia de Ministros de Austria , y que fue notabilísima persona por su ingenio, por su lealtad y por una honradez tan acrisolada que el Emperador ha tenido que hacerse cargo de la educación de sus hijos….

…Los hermosos libros de Fernán Caballero, tan consoladores, y tan sanos y tan sabrosos de leer, y tanto más adecuados a figurar en el costurero  y en el velador de nuestras damas que las desconcertadas novelas de Pérez Escrich…

…. Francisca Hodgson Burnet es nombre que debe conservarse porque se hará ilustre. Entre los ingleses lo es y, que consumieron en pocos días 30 000 ejemplares de una de sus novelas.  Se asemeja a Fernán Caballero, como a Dickens, en el sincero amor con que ve a las clases pobres, en la vehemencia y verdad de sus emociones, en su complacencia en pintar cuadros populares y en su hábito de adornar de dotes la virtud a sus protagonistas.

… Como para aturdir el ruido de los dolores de la patria, están imprimiendo libros las prensas limeñas…Uno de los más recientes es un libro de poesías, en dos volúmenes: se llama “Clamores del Occidente” y el autor lleva un nombre conocido: Numa Pompilio Llona. Se distingue… por la sonoridad de sus versos, la osadía de sus concepciones y una especie de forzada sublimidad con que pinta la verdadera vibración poética a sus fantasías”.

Así era nuestro José Martí, sin haber llegado a la tercera década, cuando derramaba su hermosa prosa, para ensalzar o criticar desde periódicos de la época. La paciente obra investigativa, de sus estudiosos nos ha regalado  a lo largo del pasado siglo y este que comienza la fuente de inspiración de poetas pintores y patriotas.

Las Obras Completas nos ofrecen  ampliamente la cultura martiana, para aquellos cubanos, que desde los primeros grados de la enseñanza, aprenden a escribir José Martí y que a lo largo de sus vidas lo acompañarán, en nuestro país o fuera de Cuba -lamentablemente algunos que se marcharon, aún utilizan su verso para arremeter contra la tierra que parió al  Héroe y a  ellos mismos- aunque espero que  un día esos mismos se inspiren en la palabra martiana para felicitar el cumpleaños que niños, adultos y personas de la tercera edad, cada 28 de enero recuerdan  en simples versos: “Cultivo una rosa blanca, en julio como en enero, para el amigo sincero que me da su mano franca y para el cruel que me arranca el corazón con que vivo, cardos ni oruga cultivo, cultivo la rosa blanca..” para Darnos las manos, eso espera el José Martí nacido en su pequeña isla gigante el 28 de enero de 1853.

Be Sociable, Share!