De la prensa y sus memorias

Tres libros que hablan del valor de mujeres y hombres fueron presentados en la sede de la UPEC, en La Habana, en actividad organizada por la delegación de jubilados

Por: Bárbara Doval – Fotos JAMP – Fuente: Cubaperiodistas.cu [singlepic id=236 w=320 h=226 float=right]

¿Muchas gratitudes le ha traído el libro? , pregunté a la autora.

-Esta actividad y que Fidel me  mencionara en una de sus reflexiones. Desde la modestia inherente al magisterio, respondió la Dra. Ana Núñez Machín cuando se presentaba en la Casa de la Prensa, en 23 e I, en el Vedado, el libro Fidel periodista.

Como recordó fue un libro nacido a propuesta de Guillermo Cabrera Álvarez  para dedicárselo al líder de la Revolución Cubana. La “acuciosa periodista”, tal como Guillermo la califica en el prólogo,  recordó que había rescatado en sus investigaciones y escrito, sin el auxilio de la tecnología, en manuscrito como era en ese momento, esos textos escritos por Fidel entre 1952 y 1958. Esas “oraciones de urgencia” alimentaron la primera parte.

Son textos de combate, de barricada” explicó el periodista y crítico Fernando Rodríguez Sosa durante la presentación en los jardines de la casona del Vedado, quien sugirió que debería pensarse en futuras reediciones de otras importantes investigaciones de Ana y de ésta, que además cuenta en su segunda parte con la impronta de periodistas como Marta Rojas, Katiuska Blanco, Tubal Páez, Ernesto Vera y Juan Marrero.

Como “un canto desde la guerra contra la violencia del enemigo” y como un homenaje a jóvenes “que se inventaron mayor edad para vestir el honroso uniforme verde olivo”, de las razones de un pueblo en Revolución, del compromiso con la verdad, de la misión del periodista habló Víctor Joaquín Ortega al presentar el testimonio Los niños héroes de Playa Girón de José Mayo.

El autor recordó que cuando marchó a las arenas de Girón era estudiante de contabilidad pero que fueron más de dos mil entre 13 y 18 años de edad quienes, como él,  se crecieron en defensa de Cuba. El libro que inmortaliza a los niños artilleros llegó como idea ya siendo periodista, al escucharle hablar a Fidel sobre los “niños héroes de Chapultepec” que se inmolaron con la bandera mejicana.

Fue Víctor Pérez Galdós quien presentó A veces el viento, la novela escrita por la periodista argentina-cubana Ana María Radaelli,”atrevido texto que se entrega como en un sueño” como se lee en el prólogo por la reconocida Stella Caloni.  
El presentador, hombre de radio, conocedor del valor de las voces y los silencios confirma la belleza literaria del texto.

Confieso que les será más fácil leerlo que a mi escribirlo”, dijo la Radaelli, una mujer que fue corresponsal de guerra en Viet Nam y cumplió misión en África, que ostenta las distinciones Félix Elmuza y Tania la Guerrillera y que agradece a la Revolución Cubana su estancia en Cuba por más de cuatro décadas. Radaelli trabajó en Granma Internacional y en la revista Cuba.

Para quien pertenece  a la generación de los 30 mil desaparecidos en Argentina era vital luchar contra la “desmemoria histórica” y ayudar a “construir un mañana”.

En la presentación de los libros y venta de sus ejemplares, junto a los colegas asistentes y al presidente de la UPEC, Tubal Páez,  estuvieron los argentinos Fernando Signorini y Mauro Navas, entrenadores deportivos que estuvieron de visita en Cuba en solidaria misión.

Be Sociable, Share!