Cubainformación, la semilla de la dignidad

Entrevista de la serie: Otra televisión es posible

Octavio Fraga Guerra – Rebelión

Para entender el origen de Cubainformación como espacio comunicacional hay que adentrarse en la historia de la Revolución Cubana de los últimos 52 años. Una nación que ha resistido y resiste un bloqueo comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos -vigente y activo-, con la develada aspiración de boicotear su avance y desarrollo.
El terrorismo ha sido práctica de sucesivas administraciones que lo apoyan, amparan y toleran. La muerte de 3478 cubanos y la incapacidad de por vida de otras 2099 son prueba de estos hechos. Estos actos bárbaros han sido perpetrados por la criminal, Agencia Central de Inteligencia (CIA), con la complicidad de los esbirros herederos de la “escuela” del dictador Fulgencio Batista.
La cronología de actos terroristas gestados y organizados contra Cuba desde los Estados Unidos, -en particular en Miami-, están registrado por los anales de la historia.
Pero el bloqueo y las acciones de guerra no son las únicas herramientas que emplean para intentar cambiar el sistema político, legitimado en referéndum democrático por el pueblo cubano.
Desde los años 60, una de las prácticas habituales para resquebrajar la fortaleza de la Revolución Cubana ha sido a través de sucesivas campañas de desinformación y manipulación informativa, que aspiran a generar un estado de opinión internacional sobre una Cuba inventada, sobre un país construido en la mente perversa de los que sueñan con cambiar la historia y el curso de una nación con dignidad, coraje y probada solidaridad humana.
Una marea de grandes empresas de comunicación –muchas de ellas asentadas en España-, desarrollan permanentes guerras mediáticas contra la Revolución Cubana, a tono con la política del gobierno de los Estados Unidos. Esta idea, está documentada de manera orgánica por el periodista español Pascual Serrano en su libro: Conjura contra Cuba (Euskadi-Cuba, 2009).
En los últimos años se han incrementado y fortalecido la fundación de Medios de Comunicación Alternativos tanto en España como en buena parte de América Latina, que en condiciones materiales incipientes o precarias, encaran una labor artesana y altruista en contra respuestas a estas empresas de comunicación, que ponen en circulación una suma de noticias manipuladas, envenenadas, de deliberadas omisiones y de groseras adjetivaciones que desvelan una falta de argumentos en un intento por hacer de sus ciudadanos, personas dóciles.
Cubainformación forma parte de esa gran red de medios alternativos, junto al activo movimiento de solidaridad con Cuba desplegado en toda la geografía de España, que hacen de su trabajo un permanente accionar para que la verdad se imponga.
Asentada en Bilbao, con una impresionante historia que amerita contar se teje por la trabajo de muchos hombres y mujeres, que hacen de su labor un compromiso con el pueblo cubano.
Para entrar en los avatares de este proyecto comunicativo, dialogo con su Coordinador José Manzaneda, realizador y guionista de TV y documentalista, quién ha impartido diversos cursos sobre video. De su filmografía señalar su último trabajo, el documental; El segundo desembarco: multinacionales españolas en América Latina (2010), producido por el Observatorio de Multinacionales de América Latina (OMAL).
-Buenos días José, muchas gracias por acceder a esta entrevista en la que aspiro acercar a los lectores, en torno a los Medios Audiovisuales en España llamados alternativos, término que entiendo desde la semántica pero me parece que nos autoexcluimos pues obviamente me siento parte.
Creo que se impone la pregunta de rigor. ¿En qué año se fundó Cubainformación, bajo qué condiciones y las razones que impulsaron ese primer momento?
Cubainformación nace el Primero de Mayo de 2007. Es una idea del equipo de Medios de Comunicación de la asociación vasca de amistad con Cuba, es decir, de Euskadi-Cuba, y producto de la oportunidad que nos plantea la aprobación de una partida económica para su lanzamiento, a través de un proyecto de sensibilización respaldado por una institución vasca.
Pero, desde el comienzo, Cubainformación nace con la vocación de ser una herramienta global, para todo el Movimiento de Solidaridad con la Revolución cubana, y no un altavoz de una asociación concreta. Pensábamos que teníamos que aprovechar la oportunidad para crear un recurso comunicativo de alcance lo más amplio posible, porque la guerra mediática contra Cuba tiene alcance mundial.
Y creamos este medio poniendo nuestros medios, conocimientos, aptitudes y militancia al servicio de las centenares de organizaciones solidarias con Cuba en el mundo, así como al servicio de la emigración cubana que mantiene posiciones patrióticas, revolucionarias, que se siente también víctima de la manipulación informativa y que quiere hacerla frente.
Ser “una brecha en el bloqueo mediático” a Cuba es nuestro objetivo, como reza nuestro eslogan. Es decir, trabajamos para hacer más visibles los logros impresionantes de Cuba en materia social que los media internacionales censuran y, sobre todo, para ofrecer argumentos informativos que pongan patas arriba las constantes mentiras y tergiversaciones que aquellos divulgan en su objetivo de demonizar el proceso socialista cubano.
-¿Háblanos un poco de los soportes que caracterizan a Cubainformación y como se articulan entre ellos?
Cubainformación es una televisión por Internet, de programación diaria, que se nutre de producción propia y de videos de otros canales amigos; un programa de radio semanal, que también es grabado en video para el canal de televisión; un periódico trimestral en papel, que se nutre de textos generados para los guiones de la televisión, de la transcripción de entrevistas grabadas y de otros materiales creados para papel; y de una web diaria de noticias y artículos.
-He leído en algunos medios, donde califican a Cubainformación con adjetivaciones de “pionera y referente” dentro del escenario de medios iberoamericanos. ¿A que le atribuyes la sentencia de estas palabras, sin dudas halagadoras y estimulantes?
Quizá la mayor aportación de Cubainformación es el trabajo de análisis de la manipulación informativa a través del formato de video. En varias secciones de TV por Internet, aportamos argumentos elaborados, de fácil comprensión y muy respaldados por datos, sobre el funcionamiento de la maquinaria de la mentira contra Cuba. Nuestro público busca fundamentalmente estos materiales.
Esto es clave, ya que hay mucha gente amiga de Cuba que no cuenta con los argumentos elaborados, resumidos y ordenados, para contrarrestar los mitos y mentiras sobre Cuba, en su círculo más cercano, de amigos, familiares o compañeros de trabajo. Los videos de Cubainformación ofrecen respuestas a cada campaña mediática, desde la comparación de informaciones que ofrecen esos mismos medios sobre la realidad de otros países. Y lo hacemos tratando de no caer en la exageración ni el triunfalismo, desde el sentido común, desde el reconocimiento de los grandes problemas que aún existen en la sociedad cubana.
Pero, por supuesto, Cubainformación es mucho más. Es un portal multiformato en el que encontrar centenares de entrevistas con voces censuradas por los media, son reportajes sobre la intensísima labor del Movimiento de Solidaridad con Cuba que los media ni mencionan, son artículos en profundidad que la gran prensa jamás publicará, son las voces de la emigración cubana que defiende a su país y rompe el tópico del “exilio” cubano construido por la maquinaria de la desinformación, etc.
-¿Cómo se sostienen económicamente?
Es Euskadi-Cuba la que, a través de la gestión de proyectos de sensibilización en instituciones públicas vascas, sostiene el proyecto. Esta asociación tiene una experiencia de muchos años en la formulación, gestión y desarrollo de proyectos, tanto de cooperación en Cuba, como de sensibilización. Euskadi-Cuba también aporta el local y una parte de los gastos de estructura.
-Es sorprendente la cantidad de colaboradores que están detrás de este gran proyecto comunicacional. ¿Cómo se articula el trabajo de ustedes con estas personas anónimas dada las condiciones tan difíciles en la que desarrollan su labor?
Son los tiempos de las redes, de Internet, de las redes sociales, del email. Hay colaboradores que no conocemos físicamente, aunque por supuesto cuentan con el respaldo del Movimiento de Solidaridad. Hay colaboradores y colaboradoras de numerosos lugares del mundo, desde Argentina hasta Ucrania, pasando por Estados Unidos o Reino Unido. Gente militante en organizaciones de solidaridad con Cuba, o cubanos y cubanas residentes en el exterior, pero también usuarios de Cubainformación que han decidido dar el paso y aportar su grano de arena en la batalla por otra información.
En Cubainformación hay unas 80 tareas que son cubiertas por personas voluntarias, desde su casa. Y las que implican presencia física, por supuesto, son llevadas a cabo por personas cercanas a la asociación Euskadi-Cuba, en su sede de Bilbao.
-Hablemos de estadísticas. ¿Cuántos televidentes ven la Tele como media en una semana de transmisión? ¿Es una limitación el hecho de que solo se pueda ver por internet para poder llegar a más “lectores televisivos”?
No existe comparación entre las posibilidades de audiencia de una TV en TDT y una web TV como la nuestra. Los grandes capitales controlan las primeras, e imponen su censura de informaciones y opiniones.
Por ello, a pesar de que consideramos exitosa nuestra experiencia hasta la fecha, seguimos formando parte del campo informativo marginal. Así es la “libertad de prensa”.
Nuestra web tiene varios miles de visitas al día, a las que debemos sumar las visitas de los materiales que producimos, a través de otras webs de información alternativa no especializada, generalista. Muchos de los videos de análisis de medios que producimos alcanzan varios miles de visitas en Kaos en la Red, en Rebelión, Librered, La República, Insurgente, Aporrea y muchos otros sitios.
Por otro lado, en You Tube, hay videos de Cubainformación que han llegado a alcanzar las 400.000 visitas.
Algunas producciones han sido también televisadas por canales públicos de Venezuela, ofreciéndonos una audiencia –en estos casos- que multiplica la de las visitas por Internet. Y ahora en Vive TV, canal público venezolano se emiten, casi semanalmente, videos de Cubainformación.
Si tenemos en cuenta que somos un portal muy especializado en una sola temática (Cuba y temas relacionados), no generalista, creemos que no está mal para empezar.
-Ustedes le solicitaron al estado Español la concesión de TDT para trasmitir en abierto y esta petición les fue negada. ¿Hubo alguna razón o argumento para esta negativa?
No lo hemos solicitado, porque sabemos que es imposible. No tenemos el capital para tener la infraestructura necesaria. Esto está al alcance solo de los grandes capitales, quienes, finalmente, imponen su modelo de información y sus filtros a las opiniones molestas. Es la libertad de empresa que nos presentan como libertad de prensa.
-En este mismo curso temático, en otro momento solicitaron un financiamiento que también les fue negado y sin embargo publicaciones de corte reaccionario, con perfil anticubano tuvieron el beneplácito del Estado Español. ¿Qué adjetivaciones y argumentaciones se podrían incorporar a esta “nueva respuesta” del Estado Español?
Sabíamos que nuestras posibilidades eran mínimas, pero aún así, presentamos nuestro proyecto a la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID), dependiente del Gobierno español. Y lo hicimos en dos convocatorias. En ninguna de ellas nos aprobaron un solo euro.
Mientras, dos proyectos de la contrarrevolución cubana afincada en Madrid recibieron más de medio millón de euros. Es decir, el mensaje contra la Revolución, no solo cuenta con todos los grandes medios. Además, es complementado por la labor de distorsión informativa de las webs de una parte de la emigración cubana –la de la derecha y ultraderecha- que es apoyada directamente por el Gobierno español.
Curiosamente, el Gobierno cubano no emite comunicados de protesta por todo esto. Ni por la grosera política informativa de los medios españoles en Cuba, amparando a mercenarios y a terroristas.
-La labor que desarrolla Cubainformación, seguramente que ha estado acompañada de anécdotas. ¿Alguna para contar?
Por mencionar algunas.
El terrorista y contrarrevolucionario cubano Armando Valladares consiguió presionar, a través de su gabinete jurídico, al canal You Tube, hasta que éste censuró un video producido por Cubainformación y lo hizo desaparecer de todas las cuentas personales en el canal.
Otro video, que comparaba la represión real de la policía española con la actuación de la policía cubana al retirar sin violencia a las llamadas “Damas de blanco”, y que había recibido 40.000 visitas en apenas 5 días, fue retirado de You Tube a petición de varios militantes de la ultraderecha de Miami, y ahora solo es posible visionarlo si la persona usuaria cuenta con su propio espacio en el canal.
El diario derechista ABC de Sevilla nos dedicó 2 editoriales y 3 páginas con todo tipo de insultos y amenazas, tras la publicación en Cubainformación de varios videos que desmontaban, una por una, todas las mentiras del diario acerca del programa de alfabetización cubano “Yo sí puedo”, implementado en Sevilla con apoyo de Cuba.
Varios de nuestros videos han conseguido logros concretos importantes, pensamos, como la rectificación de algunos medios -todos públicos, curiosamente-. Un video nuestro encabezó una corriente de protesta hacia Televisión española, porque su periodista eliminó intencionadamente de su información sobre la epidemia de cólera en Haití el trabajo solidario de la brigada médica cubana. Las protestas hicieron que en un reportaje posterior TVE hablara sobre el papel de Cuba en Haití.
Varios videos de Cubainformación y centenares de emails de protesta a la redacción de la tertulia Pásalo, de Euskal Telebista, la televisión pública vasca, consiguieron que en dicho programa se desmintiera la supuesta “persecución y encarcelamiento de homosexuales” en Cuba, narrada con total descaro por su presentador en varios programas previos.
Pero, en ninguno de los casos –ni en el programa de Televisión Española ni en el de Euskal Telebista- se mencionó la existencia de los videos de análisis de Cubainformación, ni las protestas del público.
Por ello, podemos decir que nuestro trabajo es un trabajo desde las sombras. Desde las sombras del sistema mediático hegemónico que controla las informaciones y opiniones que llegan finalmente a la mayoría de la población y que conforman una realidad informativa coincidente con los intereses e ideología de los grandes poderes económicos y políticos.
Muchas gracias
Cierro esta entrevista con uno de los videos más significativos de Cubainformación comentado por José Manzaneda en esta entrevista, donde se denuncia la inaceptable omisión de Televisión Española sobre el papel del personal médico cubano en Haití, que cumple una importante labor humanitaria en ese desolado país.

Be Sociable, Share!