Discurso pronunciado por el Dr. José Cuendías Cobreros en la entrega del PREMIO NACIONAL DE DISEÑO 2009 a Eladio Rivadulla

PREMIO NACIONAL DE DISEÑO IV EDICIÓN.
Hotel Nacional de Cuba. 27 de Mayo de 2009.

La ceremonia de entrega del Premio Nacional de Diseño que realizamos hoy, se produce en la antesala del XXV aniversario de la creación del Instituto Superior de Diseño a quien la ONDi ha dedicado su Novena Semana del Diseño. Como parte de ella desde ayer Martes se realizan actividades abiertas de significativo contenido con éxito de público y gran interés por lo que acontece al interior de nuestra Universidad de Diseño.

Cada vez que entregamos este Premio a la obra de toda la vida recordamos el esfuerzo de muchos años de trabajo para intentar reconocer la labor y los resultados de los profesionales cubanos del Diseño y además promover los productos, las Empresas y sus autores en espacios y oportunidades diversas y ello nos llena de sana satisfacción.
Siempre fue una preocupación de nuestro colectivo cómo acercarnos progresivamente a que el cumplimiento de la función estatal asignada por el Comité ejecutivo del Consejo de Ministros a la ONDi, en cuanto a la responsabilidad de establecer y otorgar los reconocimientos estatales de Diseño,  pudiera cumplirse a cabalidad.
Cuando en el año 2000 la Oficina celebró su Vigésimo Aniversario se anunció la intención de estructurar un Sistema de Reconocimientos y Premios de Diseño que pudieran funcionar de manera estable ajustados a los requerimientos de este tipo de actividad en nuestro país. En otras palabras, que los diseñadores y el diseño cubano tuvieran un sistema de reconocimientos desde el propio sistema institucional de diseño y no sólo de manera colateral al interior de otras actividades específicas y áreas importantes del sector cultural, las organizaciones profesionales, los Organismos del Estado y los medios de comunicación.
Así se aprobó con posterioridad un Sistema de Premios Estatales a otorgar por la Oficina Nacional de Diseño que funciona de manera escalonada y que está integrado como se conoce por cuatro categorías, que permito recordar:

1.    “Premio de Diseño” a productos nacionales o extranjeros se entrega anualmente en Ferias y Exposiciones comerciales y que procura llamar la atención sobre aquellos productos que cuentan con un elevado nivel de diseño y que son introducidos en nuestro Mercado y a elevar la cultura de nuestras Empresas.
2.    “Premio ONDi de Diseño” galardón que es entregado a las Empresas nacionales que aplican con éxito dentro de sus procesos de gestión empresarial.
3.      y finalmente el “Premio Nacional de Diseño” por la obra de toda una vida a un diseñador o equipo de diseñadores cubanos. Este constituye el máximo reconocimiento que otorga el Estado cubano a la obra de nuestros profesionales del Diseño. Este premio tuvo su primera edición en el Año 2003 y se establece también con carácter bienal.

El sistema de premios era una necesidad incuestionable para la elevación del grado de reconocimiento social de la Profesión en un espacio propio ganado a base de trabajo y que nos hace muy felices a los que tenemos la responsabilidad de entregarlo.

Compañeras y compañeros, queridos amigos todos:

La Oficina Nacional de Diseño invitó a proponer candidatos al Premio a 24 Instituciones, Entidades Culturales, Universidades, Centros de Desarrollo y Ministerios de todo el país al cierre del año 2008, los que debían proponer siempre partiendo de su interés, mediante acta firmada por las autoridades correspondientes, un candidato; fuera o no de esta Institución.
Las instituciones propusieron y fundamentaron con un alto nivel de detalles sus candidatos para componer una cantera de muy alto nivel sobre la que trabajó el grupo de 5 miembros del Jurado quienes propusieron a los nominados para tomar la decisión final en el Consejo de Dirección de nuestras Oficina.
Los tres profesionales nominados honran la profesión con su labor abnegada de muchos años y pasan a formar parte de la historia de este premio.
El Premio Nacional de Diseño 2009 Eladio Rivadulla se integra hoy a la selecta nómina de personalidades del diseño  y  la cultura nacionales reconocidas  con  esta alta  distinción  en 8 años. Su larga y exitosa trayectoria ha sido mencionada por el presidente del jurado y aunque uno la ha escuchado más de una vez, no deja de impresionar como, detrás de semejantes resultados está una persona permanentemente humilde, modesta y respetuosa. Una persona con un elevado sentido de la responsabilidad del oficio que desempeña y un revolucionario consecuente.
Hablar del iniciador de la gráfica revolucionaria el mismo Primero de Enero de 1959, de más de 3000 libros y publicaciones periódicas diseñadas, 3500 carteles de cine en 25 años muchos con técnicas sui-géneris y resultados de comunicación garantizados, su dominio de la tecnología para extraerle el máximo en cada momento, la disciplina y la tenacidad en su labor son datos y rasgos distintivos como para estudiar en profundidad. Impresiona igualmente conocer que ha recibido más de 30 importantes condecoraciones y reconocimientos especiales por su trabajo.

Estas características personales y profesionales de Rivadulla respaldando su obra, tienen para nosotros una gran importancia cuando pensamos en la formación de las jóvenes generaciones de diseñadores.   El acervo  de  realizaciones  de  los diseñadores de diversos
campos de actuación que vienen nutriendo la historia del Premio Nacional de Diseño se convierte en un extraordinario referente para la formación de valores humanos y profesionales legítimos en nuestros jóvenes.
Ello nos compromete a pensar y buscar alternativas para que no se pierda en el tiempo la obra de cada uno de ellos. Por eso comenzaremos a trabajar desde ahora para la preparación de la exposición personal  que para esta fecha del próximo año 2010 estaremos inaugurando, durante la Décima Semana del Diseño en homenaje al Premio Nacional de Diseño 2009. Entonces estaremos celebrando también el XXX Aniversario de la ONDi. Esta es otra de las contribuciones del Premio.
Será también una preocupación de nuestra Oficina que en el ISDi la presencia de su quehacer se haga más evidente. Las investigaciones que al respecto realiza la profesora Flor de Lis López serán parte de este esfuerzo.
También esperamos la colaboración de los organismos aquí presentes con este propósito.

Amigos del Diseño, queridos visitantes.

En el año 2009, se nos viene presentando especialmente complejo para el desarrollo de la economía del país y como parte de él para nuestra actividad profesional. Cuando pensábamos y no solo pensábamos sino que eran visibles las mejoras en diversos ámbitos, vuelve sobre nosotros el denso tejido de las carencias y dificultades.

Es en estos momentos de este tipo de vida y la experiencia de los nominados a este Premio Nacional se convierte en un ejemplo de mayor relevancia.

Hace dos años en este mismo lugar durante la entrega del Premio Nacional en su tercera edición expresé que:
“… los propios procesos que se vienen sucediendo en la economía del país tanto en la sustitución de importaciones, el necesario incremento de las exportaciones y la consecuente reactivación de la industria nacional, comienzan a ofrecer nuevas oportunidades para articular propuestas y desarrollar proyectos que adelanten soluciones y alternativas a un sinnúmero de temas en los que el diseño puede aportar: las confecciones, la vivienda y su equipamiento, la información, la salud, son ámbitos en los que debemos trabajar para adelantar propuestas”.

Hoy, a pesar de que la repercusión del conjunto de las crisis que nos rodean generan vectores diferentes y no pocos opuestos a los que nos estimulaban hace dos años, la idea acerca del aporte que puede y debe dar el diseño desde los más diversos campos de actuación es aún más importante y necesario sobre todo para la reflexión interna de todos nosotros.
Como aprovechar el momento para en lugar de afligirnos, lanzarnos a buscar el mismo impulso que llevó por convicción a nuestro maestro premiado a producir por propia iniciativa con muy pocos recursos y en tiempo record el mundialmente conocido cartel que inició la gráfica de la Revolución.

Muchas felicidades a Héctor Villaverde y a Eduardo Arrocha por su nominación que es también por nosotros y para ustedes un premio.

Muchas felicidades maestro Eladio Rivadulla!
Que nos puedan seguir acompañando por mucho tiempo desde su incansable labor por el bien de la cultura nacional.

Muchas gracias.

Be Sociable, Share!

3 pensamientos en “Discurso pronunciado por el Dr. José Cuendías Cobreros en la entrega del PREMIO NACIONAL DE DISEÑO 2009 a Eladio Rivadulla

  1. Pingback: Discurso pronunciado por el Dr. José Cuendías Cobreros Presidente de la Oficina Nacional de Diseño al PREMIO NACIONAL DE DISEÑO – Eladio Rivaduya

  2. avatarEsponja Autor

    Amigos y Compañeros:
    Muy hermoso lo que hacen por nuestra patria cubana, hoy más que nunca necesitamos de la solidaridad mundial y necesitamos estar unidas todas las fuerzas progresistas del planeta para luchar por un mundo mejor.
    Viva la Revolución Cubana y Viva Fidel
    Para el 13 de Agosto pondremos un reportaje sobre la Casa Natal del Comandante Fidel Castro y del Presidente Raúl Castro en Biran, Municipio Cueto, Provincia Holguín – Sitio Histórico Finca Manacas – Cuna de la Esperanza de los Cubanos y de la Humanidad.
    Un saludo son el calor y afecto del Caribe

  3. avatarPedro Rodriguez Medina

    Saludos amigos y compañeros: siempre estaremos luchando por nuestra querida patria cubana, alla y aca. Viva la revolucion cubana en su segunda gesta emancipadora.
    Un fuerte abrazo a todos.

Los comentarios están cerrados.